*

X

¿Cuáles son ahora los 10 estilos más populares de tatuaje y qué significan? (FOTOS)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 09/05/2015

El arte del tatuaje tiene una historia y una tradición que lo han enriquecido con variantes que valdría la pena conocer, para llevar con orgullo cualquiera de sus manifestaciones
aa

Imagen: Fliquet Renouf (Instagram)

En los últimos años, los tatuajes han cobrado popularidad en distintos tipos de población. Parafraseando cierta expresión coloquial, podría decirse que se está tatuando gente que antes no se tatuaba. Lo cual, en cierta forma, supone que en otros períodos de la historia el tatuaje ha estado asociado con personas específicas, a veces incluso oficios o estilos de vida. Puede sonar a prejuicio pero es una realidad que, por ejemplo, entre reos y mafias criminales es común que el tatuaje cumpla funciones de identificación, pertenencia e incluso intimidación. Esto, sin embargo, no hizo más que alimentar la mala fama de una práctica que igualmente podría pertenecer a un oficio común y corriente como el de mensajero o futbolista (como en la actualidad) o, en otro aspecto, ser una celebración del conocimiento o del gusto por algo, que puede cultivarse hasta la maestría artística.

Dicha popularidad, no obstante, ha provocado que muchas personas se acerquen al fascinante mundo del tatuaje con cierta ingenuidad, sin conocer al menos en sus elementos básicos la tradición que se ha tejido en torno al adorno de la piel por medio de las tinturas y la aguja.

Hace unos días, el sitio Design Taxi publicó un interesante y completo infográfico en donde se resume parte de dicho itinerario a partir de una premisa asequible para todos: ¿cuáles son los estilos contemporáneos de tatuajes más solicitados y qué significan?

El infográfico original se encuentra en inglés, pero en Pijama Surf quisimos fragmentarlo, traducirlo y enriquecerlo con otras imágenes para comodidad de nuestros lectores. De cualquier forma, al final de esta nota incluimos el infográfico y algunos enlaces a otras notas sobre el tema (además de los que hemos intercalado en este texto), del cual nos hemos ocupado ampliamente aquí.

 

1. Estadounidense tradicional (vieja escuela)

Original de Sailor Jerry (pseudónimo de Norman Collins), quien trabajaba en Honolulu. Es una combinación de colores vívidos e iconografía atrevida. Jerry tiene fama de ser el primer tatuador occidental en aprender y cartearse con los grandes maestros japoneses de la disciplina.

Los elementos comunes de este estilo comparten cercanía semántica con el mundo de los marineros (anclas, barcos, botellas de licor, sirenas, etc.) o con el imaginario estadounidense (águilas americanas, cherokees, etc.), aunque no exclusivamente. 

a1

American Traditional Tattoo (Instagram)

 

2. Nueva escuela

La década de 1970 se fecha como el inicio de una nueva tendencia de tatuajes en Estados Unidos. A partir de la síntesis de estilos antiguos y tradicionales (en especial el irezumi japonés y la vieja escuela estadounidense), se crearon nuevas imágenes caracterizadas por la exageración, tanto en el motivo como en la técnica con que este se plasma. La apariencia de movimiento del tatuaje es uno de sus rasgos más distintivos.

2

Imagen: World Of NewSchool (Instagram)

  

3. Trash polka

Este estilo se originó en Alemania de la mano de Simone Plaff y Volko Merschky, quienes colaboraban en el Buena Vista Tatoo Club. Su inspiración es la convivencia y la posible síntesis de los opuestos: lo real y lo abstracto, la tecnología y la humanidad, la realidad y sus desechos. “Los opuestos que ahí se encuentran intentan llevar a una danza creativa para armonizar y sintonizarse con el cuerpo”, dice Merschky.

En este sentido, el trash polka está construido notablemente sobre el contraste: los elementos realistas se mezclan con otros más naturales, con inclusión de gráficos geométricos y letras.

Por las necesidades del estilo, casi siempre se le encuentra en tatuajes de gran tamaño.

3

Imagen: Buena Vista Tattoo Club (Instagram)

 

4. Blackwork

Como su nombre indica, estos tatuajes se caracterizan por el uso exclusivo de tinta negra. Las formas son variadas pero casi siempre, por el simbolismo del trazo en negro, se utilizan para dibujar figuras geométricas, religiosas o de inclinaciones abstractas y artísticas.

4

Imagen: BLACKWORKERS (Instagram)

 

5. Puntillismo

Probablemente uno de los estilos más exquisitos. Como en la pintura, los tatuajes hechos con esta técnica dependen únicamente de puntos para expresar sus características, desde su significado general hasta elementos técnicos como la profundidad o el sombreado. Se dice que justo las sombras realizadas con puntillismo son inigualables e identificables de inmediato.

Quizá por esta razón, el puntillismo y el blackwork tienen una relación de cierta complicidad; como se ve en esta imagen, los trabajos de puntillismo casi siempre se encuentran en tinta negra (con uso ocasional del gris y el rojo) y tienen motivos similares a los del blackwork.

5a

Imagen: Meatshop Tattoo (Instagram)

 

6. Geométrico

Sin duda uno de los estilos  más populares de los últimos años, los tatuajes geométricos han seducido a muchísimas personas por la enorme expresividad lograda con el aparente minimalismo de recursos. Lo usual es realizarlos en tinta negra y con algunas zonas de puntillismo. Además de figuras geométricas como tal, también se le encuentra combinado con patrones de la naturaleza.

6

Imagen: Kenji Alucky (Instagram)

 

7. Bosquejo

Otra tendencia contemporánea es el terminado de bosquejo, una elección paradójica que hace ver un tatuaje como si se tratara de un borrador, una obra no terminada o apenas un ensayo.

Estilísticamente su origen podría encontrarse en los cuadernos de artista, en los que es usual que una imagen esté rodeada de las líneas guía que ayudaron a trazarla o que esté coloreada a medias, como a veces también ocurre con tatuajes de este tipo.

7

Imagen: Kamil Mokot (Instagram)

 

8. Acuarela

Los tatuajes con terminado de acuarela tienen dos grandes rasgos distintivos: el color y la falta de líneas. El primero es, en parte, lo que da sentido al estilo, pues como en la pintura, los tatuajes de acuarela tienen no sólo los colores de este tipo de pigmento sino también su aspecto acuoso, casi salpicado. Asimismo, como también ocurre en dicho arte plástico, en este estilo no hay una línea manifiesta que contenga las formas, lo cual es un tanto heterodoxo para la disciplina y, por lo mismo, distingue a personas creativas y arriesgadas.

8

Imagen: Water Color Tattoos (Instagram)

  

9. Surreal

El tatuaje surreal se adscribe de lleno a la corriente artística que acuñó el término y los lineamientos de su práctica en la primera mitad del siglo XX. Las imágenes plasmadas buscan situarse a medio camino entre la realidad y la fantasía, el mundo consciente y el de los sueños. Se trata de un estilo exigente que además de implicar formas, colores y técnicas complejas, también requiere de la creatividad del artista y el poseedor del tatuaje.

9

Imagen: Gianpiero Cavaliere (Instagram)

 

10. Ilustración

Otro de los estilos que han cautivado esta época. La ilustración combina técnicas y acercamientos diversos al tatuaje. Además de la inclinación de las imágenes tatuadas, sus rasgos más distintivos son la fuerte presencia de color y las líneas gruesas y bien definidas.

10a

Imagen: Ben Shaw (Instagram)

 

INFOGRÁFICO

info_t

 

También en Pijama Surf:

Tus tatuajes son permanentes porque tu sistema inmune pasa toda la vida combatiendo la tinta

¿Cómo se verán tus tatuajes cuando seas viejo? Estas fotos pueden resolver tus dudas

9 artistas que han traspasado los límites del tatuaje

5 tatuadores que deberías seguir en Instagram

¿Te atraen los hombres de barba y tatuajes? Hay una razón científica para ello

Te podría interesar:

Explorando la misteriosa Zona del Silencio en el norte de México (DOCUMENTAL)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 09/05/2015

1280px-Zona-del-Silencio

Entre los consejos para viajar por México, muchos apuntan a un lugar en especial, ubicado entre los estados mexicanos de Chihuahua, Coahuila y Durango, en la parte central del Bolsón de Mapimí, se encuentra la llamada Zona del Silencio, un lugar en el que se congregan distintas leyendas de corte paranormal. 

Las numerosas leyenda e historias de esta zona desértica al parecer comenzaron después de que allí cayera en 1970 un cohete militar estadounidense, el cual transportaba contenedores radioactivos (cualquier similitud con una popular historieta es mera coincidencia). Se organizó un equipo de búsqueda para recuperar el material, pero este duró más de lo pensado y finalmente se construyó una pequeña carretera para transportar restos de tierra contaminada. A partir de aquí empezaron a surgir leyendas especialmente relacionadas con anomalías en transmisiones de radio.

Científicamente, el caso de la "zona magnética" y anómala que muchas personas dicen que existe en esta parte del desierto es considerado un hoax, resultado de la charlatanería y la especulación sin fundamentos. Dicho eso, existen numeroso testimonios de personas que aseguran haber sido testigos de anomalías en aparatos de telecomunicación, brújulas averiadas --como se muestra en el documental aquí posteado-- e incluso avistamientos de luces extrañas. ¿Hasta qué punto la imaginación se deja influir por las creencias? ¿Hasta qué punto hay un misterio velado, que quizás trascienda nuestros paradigmas científicos? Ese es el eterno dilema de la percepción humana.

Lo que sí es indudable es que la Zona del Silencio cuenta con una importante presencia de aerolitos y micrometeoritos, un notable banco de fósiles y algunas especies fascinantes como la tortuga del desierto o nopales violáceos. Si bien todo esto contribuye al aura supernatural que se ha mantenido a lo largo de las últimas décadas, también es una excelente configuración de fauna y flora para hacer un viaje y entrar en contacto con la belleza de la naturaleza y la vastedad del tiempo, más allá de si se tengan inclinaciones místicas o no.

En el siguiente documental, un clásico de la TV española, los investigadores esotéricos Fernando Jiménez del Oso y Juan José Benítez investigan esta mítica zona in situ y arrojan una serie de interesantes pero quizás desaforadas teorías (que habría que tomar con un grano de sal). El misterio continúa.