*

X

¿Te atraen los hombres de barba y tatuajes? Hay una razón científica para ello

Por: pijamasurf - 04/04/2015

Un estudio realizado en la Universidad del Oeste de Australia revela por qué los hombres se dejan la barba y se tatúan y por qué te sientes atraída o atraído hacia ellos

tumblr_mx3m22sSmD1shhauno1_500Más allá de las modas, la barba y los tatuajes han sido dos distintivos históricos de la masculinidad, la primera como un signo más o menos ineludible de la transformación del niño en hombre y los segundos como una especie de marca voluntaria sobre el cuerpo (una que, además, duele cuando se realiza). En esto, como en otros aspectos del “ser hombre”, mucho tiene que ver la cultura, pero según parece la ciencia también tiene algunas cuantas palabras al respecto.

Hace poco, Cyril Grueter y otros investigadores de la Universidad del Oeste de Australia realizaron un estudio de corte psicosocial sobre 154 especies de primates, incluida la nuestra. Como es sabido, en general los primates evolucionamos para vivir en comunidades, algunas sencillas y de pocos integrantes (como el caso de los monos araña) y otras más bien numerosas y complejas (como sucede con los gorilas, los chimpancés y el Homo sapiens). En estas últimas, la competencia es mayor en varios aspectos, y sexualmente los machos están obligados a destacarse para las hembras.

De acuerdo con el estudio mencionado, los primates que habitan en sociedades jerárquicas desarrollaron también formas de hacer visible su “identidad, rango, dominancia o atractivo” para las hembras del grupo. Grueter lo explica así:

En grupos numerosos en donde los individuos están rodeados de extraños, necesitamos una herramienta rápida y confiable para evaluar la fuerza y calidad del otro, y es ahí donde entran estos elaborados ornamentos.

La conclusión, entonces, es sencilla: los hombres se dejan la barba y se tatúan para llamar la atención. Sexualmente. Las mujeres se sienten atraídos por estos "ornamentos",  ya que evolutivamente son una forma económica de detectar a un macho con características atractivas para aparearse --o formar una pareja-- cuando se necesita hacer una evaluación veloz o no se cuenta con el tiempo o una cantidad mayor de información. Las barbas y los tatuajes son una forma en la que, entre la multitud, un hombre se distingue para rápidamente llamar la atención a su masculinidad y sugerir que tiene una genética adecuada para tener hijos. Algunos investigadores teorizan que incluso los comportamientos más sofisticados --como la poesía o las matemáticas-- son herramientas cortejo con las que el ser humano busca agenciarse su primordial meta biológica. Incluso el cerebro humano, con toda su complejidad, podría ser equivalente a la cola iridiscente del pavo real.

 

También en Pijama Surf:

Ilusiones ópticas en la piel: impresionantes tatuajes 3D que creerías imposibles

¿Cómo se verán tus tatuajes cuando seas viejo? Estas fotos pueden resolver tus dudas

Te podría interesar:

Ventajas y desventajas de ser increíblemente guapo

Por: pijamasurf - 04/04/2015

Una mujer demasiado hermosa provocó la guerra de Troya y, sin importar cuál sea nuestra concepción de la belleza física, las sociedades han establecido códigos al respecto

 

[caption id="attachment_93767" align="aligncenter" width="640"]Imagen: instagram.com/alexiadelyon/ Imagen: instagram.com/alexiadelyon/[/caption]

Cada sociedad decide y negocia qué es lo que considera hermoso en todos los ámbitos estéticos, así como los rasgos y expectativas que socialmente se asocian a los individuos más deseables. Se da por sentado que dichos rasgos y expectativas son deseables en otros, ¿pero serán deseables en uno mismo?

Realizando un estudio comparativo de diferentes investigaciones sobre el impacto social de la belleza a lo largo del tiempo, las psicólogas sociales Lisa Slattery Walker y Tonya Frevert de la Universidad de Carolina del Norte han llegado a la conclusión de que la belleza es un aspecto superficial con profundas implicaciones.

Pros

[caption id="attachment_93766" align="aligncenter" width="480"]Omar Borkan Al Gala Omar Borkan Al Gala[/caption]

Una cara bonita dice más que mil palabras. Y al parecer hay buenas razones: sean cuales sean sus rasgos, las personas físicamente atractivas tienen rasgos asociados a la belleza, como una bondad que se les atribuye inconscientemente. "Es una de las muchas características de estatus que podemos identificar muy tempranamente en nuestras interacciones", según Walker. 

Se llama la teoría de "lo que es bello es bueno", y nos remite al idealismo platónico. En la leyenda, Friné es acusada injustamente de un crimen y el hábil abogado defensor la desnuda en pleno juicio como evidencia de la inocencia de su clienta; se dice que al verla, el jurado la absolvió de todos los cargos, pues sería herético sostener que los dioses hayan puesto tanto cuidado en crear un ser malévolo. Es esa burbuja de otredad angélica lo que dota a los/as demasiado guapos de una clase de impunidad y seguridad basada únicamente en su apariencia.

En su investigación, Walker y Frevert encontraron que los estudiantes atractivos tendían a ser juzgados con mejores competencias e inteligencia que los no tan bendecidos por la genética. El efecto de esa aprobación gratuita es una acumulación de confianza percibida a lo largo del tiempo, lo que los hace creer que merecen las consideraciones que recibieron en la juventud. "Se te confieren ventajas a lo largo de la vida, desde los días de escuela hasta el lugar de trabajo", dice Walker, quien estima que la diferencia de salarios en favor de las personas atractivas puede ser de entre 10 y 15% mayor al promedio a lo largo de la vida laboral.

Contras

[caption id="attachment_93765" align="alignright" width="300"]zoolander-10613 Derek Zoolander[/caption]

La belleza física puede jugar en contra en ciertas circunstancias. El sexismo y el acoso laboral ataca cotidianamente a las mujeres, y permite que hombres atractivos o carismáticos accedan a posiciones de poder sin la preparación necesaria --a la presidencia, por ejemplo. O si se es mujer, a profesiones tradicionalmente masculinas. Un ejemplo clásico es Legalmente rubia.

Un estudio de 1975 reveló que la gente solía dejar una distancia considerable cerca de una mujer bonita al caminar por la calle. Esto revelaba una especie de marca de respeto, pero también una marca de exclusión. Y es que según Frevert ser atractivo puede atraer más atención en el espacio visible, pero a costa de hacer sentir a otros que no están autorizados para acercarse. El sitio de citas OKCupid reportó recientemente que los perfiles que obtenían más citas no eran precisamente aquellos con las fotos más perfectas. Una razón de ello es que las parejas potenciales se sienten menos intimidadas en Tinder u otras apps de citas por prospectos más atractivos que ellos.

Durante las entrevistas de trabajo, la belleza percibida puede jugarnos en contra si nuestro entrevistador es del mismo sexo que nosotros. Algunas soluciones podrían ser que las habilidades y aptitudes de los candidatos se califiquen sin tomar en cuenta su apariencia física, pero lo cierto es que mantener una elección laboral perfectamente objetiva puede ser tarea difícil.

Por último, no importa si eres o no atractivo: estar obsesionado con la manera en que otros te perciben (el viejo "espejito, espejito" del cuento de hadas) "puede alterar tu experiencia y tus interacciones" si lo experimentas como estrés o ansiedad. En otras palabras, la belleza sirve para estandarizar ciertos mercados y órbitas de consumo, pero está lejos de ser la panacea en la experiencia personal.