*

X

4/20: Hoy se celebra el Día de la Marihuana (historia, parafernalia y beneficios de la cannabis)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 04/20/2017

Millones de personas se reúnen hoy para celebrar el Día Internacional de la Marihuana y fumar porros de cannabis de manera sincronizada; 4/20, el código de la ganja

Hoy el planeta se sincroniza sobre la faz de una planta para celebrar el Día Mundial de la Marihuana y todo es un poco más lento y amigable. Este 20 abril, 4/20, millones de aficionados a la cannabis se reúnen a fumar (con especial placer) porros, gallos, canutos, marleys, toques, fasos, joints... y a producir todo tipo de parafernalia en torno a esta milenaria hierba, mientras comparten confusas e irrelevantes anécdotas, en una colorida y psicodélica celebración que les permite llegar tarde a todos sus compromisos, con ojos rojos llenos de una alegría flotante.

Desde hace 3 o 4 décadas –como es apropiado, la fecha es difusa y el tiempo se hace humo– el 4/20 se ha convertido en un legendario código que alude a fumarse un porro por la tarde (el otro té). El origen de esta celebración contracultural radica en un grupo de estudiantes de preparatoria (conocidos como “Los Waldos“) de San Rafael, California, que tomaran la costumbre de reunirse todos los días después de clases a las 04:20 de la tarde para fumar marihuana a un lado de la estatua de Louis Pasteur. La hora coincide con aquella a la que terminaba el período de detención con el que se penaliza a los estudiantes indisciplinados, una práctica muy común en el sistema escolar de Estados Unidos. Y a pesar de que seguramente la mayoría llegaba tarde a la cita, honrando la flexibilidad temporal de los fumadores de marihuana, este ritual habría de trascender a este grupo de risueños estudiantes para convertirse en el código mundial de la marihuana.

Como dato aleatorio de sincromística marihuanera, el 20 de abril también es el onomástico de Hitler, lo cual, se rumora, es responsable de que algunos fumadores de ganja se malviajen entrando a la dimensión de la paranoia, alucinando a una policía interdimensional que los persigue.

Tradicionalmente, también hoy la revista más popular dedicada a la marihuana y a los estupefacientes, High Times, celebra su fiesta en Nueva York, a la cual generalmente tienen acceso sólo 420 personas y en la que se anunciará a la chica High Times o Miss Marihuana. Las características que debe reunir la ganadora son “ser increíblemente linda y fumar mucha, pero mucha marihuana”; además, las participantes serán evaluadas en su conocimiento de las propuestas en favor de la legalización y se buscarán chicas que “quieran llevar las cosas a un nivel más alto”.

Otros epicentros de los festejos se encuentran en Ámsterdam, Nueva Zelanda, Vancouver, Boulder (y todo Colorado), y San Rafael. Y ahora, quizás también Uruguay.

Como parte de esta celebración, en Pijama Surf queremos compartir una serie de propuestas orientadas a mitigar la nefasta influencia del narco y aumentar la libertad de los psiconautas, así como información que hace patente que es absurdo prohibir esta milenaria planta:

Para celebrar el Día Mundial de la Marihuana (4/20) te compartimos 5 buenos argumentos para promover su legalización

Plántela usted mismo... iniciativa en Uruguay promueve que consumidores planten su propia cannabis y se independicen del crimen organizado

Legalización de la cannabis a través de la inundación (crece ganja por donde quiera que vayas)

Crece la tuya (propuesta de Pijama Surf para una vida psiconaútica autosustenable)

¿Por qué es ilegal la marihuana? (Historia de la criminalización de una planta)

Portugal y su exitosa descriminalización de las drogas

Holanda cerrará su prisiones por falta de criminales

Legalización  bajaría un 80% el precio de la marihuana

Salva a México: legalización de las drogas

Combustible de hemp a sólo 50 centavos de dólar el galón

 

Algunos beneficios a la salud y usos médicos que  tiene la marihuana:

10 beneficios médicos (comprobados) de la marihuana

Descubrimiento científico podría hacer de la cannabis la nueva aspirina

La cannabis reduce tumores de cáncer de mama

Sexo y marihuana: los fumadores de marihuana tienen más parejas sexuales; las mujeres difrutan más en la cama con cannabis

¿Por qué la gente inteligente usa más drogas psicoactivas?

Fumar marihuana no reduce capacidad de conducir, sólo hace que se vaya más lento

La marihuana ayuda a detener cáncer

 

Un poco de parafernalia:

Ganja Gourmet: compañía entrega fina comida hecha con cannabis a domicilio

Reinas de la marihuana: 100 mujeres que aman la ganja

Top 12 sexy fumadoras de marihuana

El crítico de la marihuana: ganando dinero por fumar ganja

"Marijuanaman": ¿puede el superhéroe de la ganja salvar al mundo?

Que nunca te arresten: expolicía quema karma y da tips a fumadores de marihuana para burlar a la ley

Highs Times nombra a la Chica Marihuana del 2010

Chica High Times 2009

Top 10 fumadores de marihuana más exitosos del mundo

Carl Sagan escribe sobre las bondades de la marihuana

Marihuana presidencial: 1 de cada 4 presidentes de Estados Unidos ha usado cannabis

Aplicación de iPhone te permite localizar a tu dealer de marihuana más cercano

Uno de los fenómenos paranormales más intrigantes corresponde a entidades que simulan sombras y que se adjuntan a personas, lugares u objetos, como una especie de elusivo eco interdimensional.

El fenómeno conocido como "la gente de las sombras" o los "seres de sombra" se trata de elusivas entidades que se perciben como siluetas oscuras con forma humana, generalmente masculinas, y que gustan de observarnos silenciosa e inmóvilmente. Al parecer, solo reaccionan con fugacidad cuando son detectadas al filo de la mirada por una persona, momento en el cual desaparecen. Es importante enfatizar en que ninguna de estas características es invariable, ya que también se han reportado entidades de este tipo como seres amorfos o flexibles columnas de humo negro.

Mientras que algunos aseguran que estos seres son la expresión última de la oscuridad, y en algún sentido, quizá excesivamente sometido a los estereotipos culturales, también del mal, en cambio otras personas  les atribuyen una naturaleza más bien lúdica, sigilosa, como una especie de observadores neutrales que en su afán por no ser percibido juguetean con el tiempo, y el espacio en relación a la percepción humana. Lo cierto es que en decenas de lugares alrededor del mundo, entre personas de diversas condiciones socioeconómicas, culturales, y psicológicas, se han reportado avistamientos de estos seres, y a pesar de que existen ancestrales referencias  a su presencia, al parecer durante la última década se han incrementado los encuentros con estos seres de las sombras.

A diferencia de los avistamientos de fantasmas  otros espíritus, los seres de sombra siempre procuran mantener una discreción absoluta aunque su curiosidad los lleva por momentos a aventurarse cerca del rango de percepción natural de un ser humano. Además, su existencia no se asocia en ningún sentido a la reminiscencia de una conciencia cuyo cuerpo dejo de vivir, no se les adjudican formas presencias que brillan o que emiten lastimeros sonidos. En todo caso lo único que comparten tangiblemente con los espíritus y fantasmas, es el efecto que pueden provocar en una persona que atestigua su presencia: temor, pánico, e incluso una especie e parálisis semitraumática.

Una de las características principales de la gente de las sombras es su vertiginosa rapidez, la cual hace casi imposible percibirlos frontalmente. Más bien se manifiestan como figuras centellantes que generalmente son captadas en el filo del campo de visión o espontáneamente percibidas, deslizándose, en la superficie de un espejo. Por otro lado, aparentemente su presencia física puede atravesar sin problema alguno la materia física lo cual fortalece notablemente su elusiva esencia.

A pesar de que aún no se ha logrado explicar integralmente la existencia de estos seres, como suele suceder en la mayoría de los fenómenos paranormales, que permanecen siglos sin ser explicados de forma convincente ya que superan las fronteras de la razón tradicional, lo cual se torna en una limitante casi insalvable para el pensamiento humano, existen diversas hipótesis sobre la existencia de estas entidades.

Pero antes de revisar algunas e estas teorías cabe descartar la relación de estas sombrías entidades con otras presencias paranormales o mitológicas más comunes: su comportamiento u origen no mantiene una correspondencia clara con seres como los traviesos pixies (pequeñas entidades propias de la mitología británica, que habitan cuevas, jardines, y bosques, y dedican buena parte de su existencia a concretar travesuras), o tampoco denotan una sincronicidad con los elementales de la filosofía paracelsiana (manifestaciones conscientes de elementos de la naturaleza que coexisten en tiempo y espacio con los humanos pero resonando en un plano distinto, por lo que la mayoría de las veces permanecen imperceptibles).

Hay quienes afirman que los seres de sombra no son más que encarnaciones de la energía liberada a través de pensamientos. Esta teoría asegura que de algún modo se trata de conglomeraciones de energía psíquica de baja frecuencia que cobran vida en lugares que han sido escenario de eventos traumáticos o alrededor de personas que logran concentrar una cantidad considerable de “malos” pensamientos. Y de acuerdo a lo anterior, los seres de sombra se nutren de estas bajas frecuencias como el miedo, o la envidia.

Para otros, la gente de las sombras son entidades que provienen de otras dimensiones que, por algún singular fenómeno energético terminan por traslaparse con la nuestra. En este sentido son seres desconcertados que ignoran como desenvolverse en nuestro plano y por eso se dedican a observar o a espiarnos, para entender como es que deben de comportarse mientras no sean capaces de desenredar  las fusiones dimensionales que los han insertado en nuestro plano. Esta hipótesis niega una naturaleza maligna de estas entidades y más bien les adjudica una confusión interdimensional.

Por otro lado la explicación más convencional, aquella plenamente dependiente de los postulados tradicionales de la razón, y la cual no solo es la más aburrida sino que también pudiese ser la más limitada (aunque no por ello debiese ser descartada por default), en realidad este fenómeno no corresponde más que a uno de los múltiples efectos ópticos a los cuales esta sometido nuestro sentido de la vista. En cuanto a la versión más aventurada de la perspectiva tradicional, se habla de la influencia de ciertos sitios o personas con cargas electromagnéticas particulares, que pueden influir en los circuitos eléctricos de nuestro cerebro e inducir alucinaciones (recordemos que el magnetismo de fenómenos naturales puede funcionar como inductor de alucinaciones) algunas de las cuales, tal vez en asociación con ciertos bits de nuestro inconsciente, pueden traducirse en la aparente presencia de seres de sombra.

Tal vez el mayor argumento para desestimar la explicación científica o racional de este fenómeno, podría ser el hecho de que decenas de reportes coinciden en presenciar una misma figura o entidad, como es el caso de un “hombre alto con un sombrero” que ha sido observado por niños y adultos de diferentes países. Aunque hay que reconocer que esto bien podría responder a la influencia de arquetipos que modelan la percepción de los individuos.

Pero en fin, más allá de la plausible o alucinada presencia de estos sere de sombra, lo cierto es que el reflexionar un poco en ellos, o mejor aún el observarlos de vez en cuando, resulta en un ejercicio existencialmente terapéutico que desencadena otras reflexiones útiles en torno a nuestra percepción, a la naturaleza absoluta o, por el contrario relativa, de nuestra realidad, y a la conciencia de que no estamos solos, de que nuestros pensamientos en realidad, y de manera palpable, se materializan, y que si científicamente se ha confirmado la existencia de múltiples dimensiones, e inclusive de múltiples universos, también debiésemos estar abiertos a la posibilidad de que de vez en cuando ellos dialoguen saltándose las fronteras que los delimitan, y que esta interacción sin duda arrojará “anormalidades” que más allá de infundirnos temor o confusión, deberían de asumirse como inspiradoras pinceladas que son parte, al igual que nosotros, de un diseño divino.

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune