*

X

Ganja Gourmet: compañía entrega fina comida con cannabis a domicilio

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/04/2010

Alta cocina literal, Cannabis Catering entrega psicodelicatessens, platillos condimentados o fusionados con marihuana para el deleite de los habitantes de San Francisco.

"It's certain that fine women eat a crazy salad with their meat". W.B. Yeats

Sábado por la noche y buscas algo especial, tal vez la mejor opción para ti (si vives en San Francisco) sea pedir un poco de sexy comida con cannabis para ponerle pimienta a las cosas. Cannabis Catering ofrece estilizados platillos con una cuota de cannabis en diferentes presentaciones -hash y marihuana- amalgamados a los platillos fuertes o fusionados a los postres. Alta cocina literal, ensalada que te eleva. El chef Frederick Nesbitt inició esta gama de haute cuisine exquisita con pure de papas de ganja "mashed pot-atoes".

Cada plato vale 100 verdes y es necesario tener una licencia de consumo de marihuana médica para deleitarse con estos alimentos que bien podrían ser el coqueteo pervio a una gran noche. Claro que hay que tener cuidado en medir la dosis con la marihuana comida, por eso el chef dice que mide cuidadosamente la cantidad de marihuana que llevan sus psicodelicatessens.

Una ventaja tienen estos platillos, después de todo, sino te gusta tu comida te la puedes fumar.

Te podría interesar:

Paris Hilton usó su vagina para llevar éxtasis y cocaína a Europa

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/04/2010

Un nuevo libro escrito por el asistente de Joe Francis, ex novio de Paris Hilton, y creador de Girls Gone Wild!, describe un sexy espisodio en el que Paris de manera coqueta revela que su vagina es una mula.

Un nuevo libro escrito por el asistente de Joe Francis, uno de los capos de la industria sexy en Estados Unidos, creador de los videos Girls Gone Wild!, muestra la intimidad de la vida de este controversial personaje, incluyendo un episodio con su ex novia, la socialité Paris Hilton. En FLASH! Bars, Boobs, and Busted: 5 Years on the Road with Girls Gone Wild, Ryan Smirkin cuenta todo sobre su jefe Joe Francis, fundador de Mantra Films, acusado de tráfico de drogas y pornografía infantil. Según Smirkin, Francis todo el tiempo le pedía favores especiales, uno de ellos consistió en conseguirle éxtasis y cocaína a Paris Hilton antes de un viaje transatlántico en el que se iba a reúnir con Joe.

Smirkin cuenta que Joe le pidió que comprara 20 pastillas de éxtasis y "4 bolas 8 de coca" (lo que equivale a casi 15 gramos) y se las llevara a Paris. Esto le costó 1200 dólares a Ryan, quein guardó las sustancias en una cajetilla de Camel y quedó de verse con Paris Hilton en una sesión de fotos para la revista Seventeen (ya que la heredera no quiso ir a su "pool party").

Smirkin acudió a la sesión de fotos (ya conocía a Paris); tomó un par de bebidas mientras la fotografíaban y luego Paris le mandó a decir que fuera a su camerino. En su camerino Paris estaba desnuda, esperando un cambio de ropa, aunque evidentemente la heredera estaba desnuda a próposito. Después de una breve charla, Smirkin sacó la cajetilla de Camel con las drogas. Paris le dio las gracias y comentaron sobre lo difícil que era procurar esas sustancias en Europa. Smirkin le preguntó si se iba a ir en un avión privado: Paris le dijo que volaba comercial. Luego, el asistente de Francis le preguntó de manera amable cómo planeaba llevarse las drogas y entonces Paris demostró con un moviemiento fluído, una J, como pensaba llevárselas introduciéndolas a su vagina. "Hasta chifló mientras lo hacía", dice Smirkin, que ha sido demandado por Francis debido a su libro.

Obviamente las anécdotas de Smirkin pueden ser exageradas en su intento de vender libros, especialmente este episodio que viene justo después de que Paris fuera arrestada por tercera vez en un par de meses, esta vez por cocaína. ¿Es la heredera un camello?

Leer excerpto original