*

X

Ganja Gourmet: compañía entrega fina comida con cannabis a domicilio

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/04/2010

Alta cocina literal, Cannabis Catering entrega psicodelicatessens, platillos condimentados o fusionados con marihuana para el deleite de los habitantes de San Francisco.

"It's certain that fine women eat a crazy salad with their meat". W.B. Yeats

Sábado por la noche y buscas algo especial, tal vez la mejor opción para ti (si vives en San Francisco) sea pedir un poco de sexy comida con cannabis para ponerle pimienta a las cosas. Cannabis Catering ofrece estilizados platillos con una cuota de cannabis en diferentes presentaciones -hash y marihuana- amalgamados a los platillos fuertes o fusionados a los postres. Alta cocina literal, ensalada que te eleva. El chef Frederick Nesbitt inició esta gama de haute cuisine exquisita con pure de papas de ganja "mashed pot-atoes".

Cada plato vale 100 verdes y es necesario tener una licencia de consumo de marihuana médica para deleitarse con estos alimentos que bien podrían ser el coqueteo pervio a una gran noche. Claro que hay que tener cuidado en medir la dosis con la marihuana comida, por eso el chef dice que mide cuidadosamente la cantidad de marihuana que llevan sus psicodelicatessens.

Una ventaja tienen estos platillos, después de todo, sino te gusta tu comida te la puedes fumar.

Ver productos en promociones hace que el cerebro se excite como si estuviera viendo pornografía; al parecer el consumismo ha penetrado la médula.

Prueba de la asimilación que ha tenido el consumismo es que ir de compras, particularmente si hay descuentos, provoca la misma respuesta en el cerebro que la excitación sexual.

Investigadores de la Universidad de Westminister monitorearon las respuestas emocionales y los movimientos oculares de 50 voluntarios mientras veían productos a los que se les añadía una promoción y notaron que los voluntarios obtuvieron los mismos resultados en su algoritmo de medición que cuando se ve pornografía (no se dice si los voluntarios eran de ambos sexos). El estudio ha sido financiado por el Instituto de Marketing Promocional, en el intento de conocer la mente de los consumidores y de promover productos de forma que genere este deseo casi sexual de obtenerlos.

Otro estudio de la Universidad de MIT sugiere que el dinero produce la misma sensación en el cerebro que el sexo y las drogas. Incluso el hecho de traer dinero en el bolsillo es capaz de disminuir dolores físicos. Tal vez en nuestra sociedad comprar, o poder comprar, por una extraña enajenación o prestidigitación se han vuelto cerebralemente idénticos a copular.

Vía Telgraph