*

X

Estudio muestra que la música es buena para el corazón (y no importa si es feliz o triste)

Salud

Por: pijamasurf - 08/01/2018

En el ser humano la música opera no sólo a nivel emocional, sino multidimensionalmente

La música es realmente lo más poderoso que existe para cautivar las emociones de una persona. Nada nos hace sentir más que la música. Brian Harris, neurólogo de Harvard, señala que, de hecho, no hay ningún otro estímulo que involucre áreas tan amplias del cerebro como la música.

Generalmente asociamos la música con las emociones y asociamos las emociones con el corazón, y efectivamente, hay una conexión entre ambos. Diversos estudios muestran que oír música y aún más, tocar un instrumento, produce beneficios cardiovasculares, entre los cuales están los siguientes:

-La música permite que las personas se ejerciten más durante episodios de estrés cardíaco.

-Mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos.

-Ayuda a que el ritmo del corazón regrese más rápidamente a niveles normales después del esfuerzo físico.

-Reduce la ansiedad en personas que han sufrido un ataque al corazón y disminuye el dolor en individuos que han sido operados del corazón.

En verdad, la música hace cantar y sanar al corazón. Además detona la producción de dopamina, lo cual es un enorme estímulo para hacer ejercicio o para aprovechar sus efectos y entrar en un estado de euforia, como ocurre en un concierto.

 

Lee también: 10 razones por las cuales la música es lo mejor de la vida

Te podría interesar:

¿Las pastillas para dormir producen racismo?

Salud

Por: pijamasurf - 08/01/2018

El Ambien es un medicamento peligroso, pero no crea racistas

Roseanne Barr, una personalidad de la TV estadounidense, ha sido el trending topic de la jornada en Twitter, luego de que ABC avisó que cancelará su show por una serie de tuits racistas.

En un frenesí de tuits a altas horas de la noche Barr comparó a la asistente de Obama, Valerie Jarret, con un mono. Barr luego culpó al medicamento Ambien (Zolpidem), un potente somnífero, argumentando que no estaba en sus cabales. La farmacéutica que fabrica la medicina emitió un comunicado asegurando que el racismo no es uno de los efectos secundarios que tiene este medicamento -el cual, por cierto, tiene muchos efectos secundarios y bastante delicados-. Obviamente, un somnífero no hace a una persona racista, y lo de la host de TV es indefendible -aunque Trump ha salido en su defensa-. Sin embargo, además del racismo, el tema relevante y que no se ha abordado lo suficiente es que Estados Unidos es una sociedad seriamente sobremedicada, y se acepta como normal que las personas estén crónicamente en medicamentos que tienen efectos secundarios bastante graves. Notablemente, gran cantidad de casos de violencia y suicido involucran, más que drogas ilegales, drogas legales como el Ambien y las benzodiazepinas (sustancias como el Valium, que trabajan de manera similar al Zolpidem en la química del cerebro) u opiáceos (como el OxyContin). No podemos saber si Barr realmente había perdido la cordura cuando tuiteó o si esto se debió a que toma Ambien (es muy probable que ello sea sólo una excusa). Existen antecedentes de que, al parecer, la host tiene una perspectiva un tanto racista. De cualquiera manera es evidente que estos fármacos, cuando son tomados de manera crónica, hacen que las personas pierdan el control, y pueden ser peligrosos. Obviamente, esto no significa que el Ambien u otro medicamento produzcan personas racistas, sino que quienes ya lo son pierden el control y pueden sacar lo peor de sí, así como los individuos que ya están deprimidos pueden deprimirse más, etcétera.

El Ambien es el medicamento contra el insomnio más recetado en Estados Unidos y, sin embargo, tiene una alarmante lista de efectos secundarios, entre los cuales están sonambulismo, riesgo de accidentes automovilísticos y pensamientos suicidas, así como una creciente lista de personas que coincidentemente han estado bajo la influencia de esta sustancia a la hora de cometer un crimen, incluyendo un hombre que mató a ocho personas y reportes que indican que el Ambien ha sido usado como date rape drug, una droga para violar a otra persona, pues tomar Ambien suele tener como efecto secundario no recordar lo sucedido. De nuevo, esto no significa que produzca asesinos o violadores, pero sí habla de que se debe tener más cuidado al recetarlo.