*

X

Muere periodista de Fox News de gripe a los 26 años; medios sostienen que estaba en contra de las vacunas

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 01/08/2019

Bre Payton ha sido retratada en numerosos medios como una activista antivacunas, algo que es poco justo

El pasado 28 de diciembre la periodista Bre Payton, de 26 años, murió, según reportan diversos medios, a causa de gripe H1N1. Payton era una popular conductora estadounidense cuya carrera estaba en ascenso, era comentarista en la cadena de derecha Fox News y escribía en el sitio The Federalist. Quizás por esta asociación con medios conservadores, su muerte ha sido vinculada rápidamente por numerosos medios con una supuesta oposición a las vacunas. Un añejo debate conspiratorio, en el que algunas personas han tomado la posición de que las vacunas no sólo pueden ser dañinas sino que son parte de un plan encubierto del gobierno de Estados Unidos o de organizaciones internacionales... o del poder del Big Pharma. La muerte de Payton fue retratada en numerosos medios como una especie de lección, algo así como esto es lo que pasa cuando no crees en las vacunas. Sin embargo, en realidad se trataba de un bulo, de una fácil reacción que confundió y exageró las cosas.

La única razón -además de que trabajaba para Fox News- por la que se pudo crear esta historia es un tuit de 2011, cuando Payton tenía 19 años:

"@latimes: Whooping cough: State urges more people to get vaccinated http://lat.ms/jlJcoa" // NOOO! vaccines are from the devil!

Las vacunas son del diablo, dijo cuando tenía 19 años, en lo que parece ser una hipérbole o una broma. Curiosamente, en este caso los medios liberales fueron los que mostraron la característica central del fundamentalismo: tomar las cosas literalmente y no saber entender el contexto, los matices o los tropos del lenguaje. Y aunque esto no fuera una broma, de ninguna manera puede ser tomado como una posición categórica en contra de las vacunas.

La lista de medios que repitieron este bulo es innumerable; en España, como documenta el sitio Libertad Digital, todos los medios de mayor difusión digital hicieron eco de la noticia:

la noticia de su muerte no había pasado a los medios españoles, cosa lógica dado que aquí era una completa desconocida. Hasta la mañana de este viernes. Desde entonces numerosos medios, desde La Vanguardia hasta El País (El País ya ha corregido su nota, dejando un disclaimer), pasando por ABCEl Mundo, El PeriódicoEl Comercio y hasta Mundo Deportivo han publicado informaciones asegurando que se trataba de una periodista antivacunas. Algunos, como Sport o 20 Minutos, llegan tan lejos como para afirmar que se trataba de una activista antivacunas.  

Según el sitio Libertad Digital, el bulo habría empezado en Chile y de ahí se expandió a todos los países de habla hispana, si bien también fue recogido por tabloides británicos y demás.

Te podría interesar:
Es necesario limitar tu tiempo en los social media

Ya no es secreto que el uso o abuso de las redes sociales puede causar serios trastornos psicológicos y crear problemas de desatención. Diversos estudios muestran que redes sociales como Instagram están vinculadas a la ansiedad y a la depresión. En este sentido, ha surgido todo un movimiento ligado a la higiene digital.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania intentaron cuantificar los efectos de las redes sociales y ver si las personas se sentían mejor si limitaban su uso de social media. El estudio arrojó una cifra interesante: para que una persona no tenga efectos negativos significativos, no debe pasar más de 30 minutos al día usando redes sociales.

Para el estudio, se reclutó a 143 estudiantes universitarios que tenían cuentas de FB, Instagram y Snapchat en su iPhone. Se monitoreó su uso semanal de estas aplicaciones en los teléfonos y luego los participantes contestaron un cuestionario en el que evaluaron cosas como su sensación de soledad o de estarse perdiendo de algo (aka FOMO por sus siglas en inglés), su autonomía, autoaceptación, ansiedad, depresión, autoestima y el sentirse apoyados.

Después de esto, se llevó a cabo el experimento: un grupo siguió usando las redes sociales como siempre lo hacia, y otro tuvo que limitar su uso a 10 minutos al día. Al final, los investigadores concluyeron que "usar menos las redes sociales de lo que normalmente se utilizan lleva a una significativa reducción de la depresión y la soledad". Ya que saben que eliminar del todo el uso es poco plausible, llegaron a una cifra límite: 30 minutos.

En general, resulta evidente que en nuestra sociedad se abusa al utilizar los medios sociales, y esto se debe en parte a que los usuarios no son conscientes de los efectos que tiene su uso y de las formas en que las compañías manipulan a los usuarios para mantenerlos enganchados, queriendo siempre más. Alguien ha comparado a los teléfonos inteligentes con las máquinas tragamonedas de los casinos que dejan a los clientes con una mezcla de deseo e insatisfacción, con la noción de que quizá la próxima vez ganarán, o que la próxima vez que se metan a su Instagram recibirán likes y verán las imágenes que quieren de sus amigos. Esto se debe a que los diseñadores y ejecutivos de estos productos utilizan mecanismos para inquietar el sistema de recompensa del cerebro, basado en la dopamina (sobre esto, escribimos extensamente en este artículo).