*

X
Durante una persecución en vivo, un noticiario de la cadena Fox News transmite el momento justo en que un hombre, al verse acorralado por la policía, decide darse un tiro en la cabeza.

Para los televidentes y para Shepard Smith, el conductor del programa, todo parecía ser un enlace en vivo como los que muchas veces se han visto: la típica escena donde un delincuente, a bordo de un auto robado, es perseguido por la policía por alguna carretera de los Estados Unidos, pero esta vez la noticia ya no fue la persecución ni el arresto del delincuente, sino un suicidio.

El hecho tuvo lugar en una carretera interestatal al oeste de Phoenix. En las imágenes, el hombre abandona el vehículo y comienza a correr por el campo, pero una vez que se percata de que ya no tendría escapatoria, decide darse un tiro en la sien. De inmediato, Shepard Smith mandó a corte comercial. Una vez reanudado el noticiario, el conductor dijo “Estamos realmente en mal estado y estamos todos muy apenados”.

Smith explicó que los cinco segundos de retraso no impidieron que el suicidio se transmitiese, por lo que reiteradamente ofreció disculpas a los televidentes. “Yo, personalmente, ofrezco disculpas de lo que sucedió. Eso estuvo mal y no volverá a suceder en mi programa. Lo siento”.

En los Estados Unidos existen programas en  los que el tema principal es el sometimiento de los delincuentes durante las persecuciones, o existen casos en los que el abuso policiaco es injustificado, como en Nueva York, donde un policía disparó 12 tiros a un hombre que fumaba marihuana en la vía pública. En situaciones como estas, ¿Shepard Smith hubiese celebrado sutilmente la acción policiaca o también hubiese pedido disculpas por las imágenes de un asesinato? 

 

 

 [NPR]

Te podría interesar:
La Internet Watch Foundation —una organización que lucha contra la pornografía infantil que se distribuye en Internet— alerta sobre la existencia de sitios parásito que captan las imágenes y videos de contenido sexualmente explícito que jóvenes postean en redes sociales.

Entre las muchas prácticas que la presencia cotidiana de Internet ha alentado, particularmente en el comportamiento sexual, se encuentra la de subir voluntariamente a la vasta corriente virtual de data, imágenes sexualmente explícitas, a veces por placer personas y a veces porque forman parte del acuerdo entre una pareja.

Y aunque la publicación de este contenido siempre conlleva el riesgo de que se disperse, se pierda su rastro y su control por parte del dueño original, la Internet Watch Foundation —una organización sin fines de lucro con sede en el Reino Unido que lucha contra la pornografía infantil que se distribuye por la Red— ha realizado un estudio en el que asegura que el 88% de este tipo de imágenes y videos que personas jóvenes postean en Internet, sobre todo a través de las redes sociales, es capturado y resposteado en otros sitios, la mayoría de ellos pornográficos.

Durante 4 semanas en periodos de 47 horas, personas de la IWF analizó más de 12 mil muestras de este tipo de contenido, descubriendo la existencia de estos “sitios parasitarios” creados con el único propósito de nutrirse y difundir dichas imágenes y videos, mismos que, por este mismo mecanismo, se convierten ya en información prácticamente imposible de borrar de Internet.

De acuerdo con Susie Hargreaves, directora de la organización, este hecho podría afectar para siempre la vida de los jóvenes, comprometiendo su desarrollo personal al grado, incluso, de devastar su vida, como ya ha sucedido en algunos casos en que ha habido personas, especialmente mujeres, que han intentado suicidarse (o lo han logrado) cuando descubren que son incapaces de controlar la libre circulación de fotografías explícitas que ingenuamente subieron a Internet.

La Fundación coincide con otras instituciones que combaten este problema en que la única manera de evitarlo es con educación y plena consciencia de las consecuencias que tienen actos y prácticas como las mencionadas.

[Guardian]