*

X

Esta mujer decidió exponer los cientos de penes no solicitados que recibió (NSFW)

Por: pijamasurf - 04/18/2016

Las mujeres se enfrentan al constante acoso de genitales masculinos en sus redes sociales. Exposiciones como las de Whitney Bell tratan de decir algo que debería ser obvio: una foto de tu pene en la bandeja de entrada de una mujer no es sexy, es acoso (y en algunas jurisdicciones es ilegal).

Imágenes via Vice

Virtualmente cualquier mujer que tenga presencia en redes sociales se ha topado (o se topará, por desgracia) con fotos no solicitadas de penes. Esto está comprobado en estadísticas, pero podrías preguntarle a cualquier amiga tuya y te dirá lo mismo. Poco a poco la gente va entendiendo que el envío de este tipo de imágenes no solicitadas no sólo no son sensuales, sino que son una forma de acoso.

Esta aparente condición sine qua non de la vida online de las mujeres puede modificarse con pequeñas acciones terroristas, como ventilar a los perpetradores en sus propias redes sociales; o hacer una exposición de arte, como Whitney Bell y “I Didn’t Ask For This: A Lifetime of Dick Pics”.

La exposición es una recreación de la casa de Bell, con unas 200 fotos no solicitadas de penes, lo que da una idea de cuán invasivas pueden ser este tipo de imágenes. En entrevista con Vice, Bell afirmó que personalmente no le molesta recibir fotos de penes de vez en cuando —especialmente si son de un hombre que le gusta—, pero que el problema es la parte de no solicitada.

Sólo para dejarlo claro: fotos de penes, codos, bocas, hombros, y especialmente penes que no te solicitaron, es acoso. Como dice Bell, el envío de este tipo de fotos "no se trata de sexo. Se trata de poder. Se trata de que estos tipos quieran ejercer ese control. A estos tipos que les pone saber que forzaron a alguna chica a vérselas. Ellos saben que la chica no va a voltear y decirles 'vamos a salir'. (...) No es una forma de ligar. Es como gritarle a una mujer desde tu coche. Sólo lo haces porque puedes, y porque el mundo te ha enseñado que está bien."

Pero el punto de esta clase de exposiciones es precisamente --¿pueden creer que sea necesario llegar a eso?-- enseñarle a los hombres que NO está bien enviar fotos de sus penes a las mujeres. Y sí, eso es algo que el feminismo está cambiando: "Pienso que mucha gente ve al feminismo como esta cosa agresiva cuando en realidad se trata de equidad. De que las mujeres son iguales a los hombres, y de la misma forma, los hombres son iguales a las mujeres. Este patriarcado que dice que los hombres no se pueden controlar a sí mismos y que sólo pueden hacer estas provocaciones groseras, que no pueden evitar acosar a las mujeres, está equivocado. El feminismo sostiene que los hombres son más que eso. Que son mejores que eso. Eso es lo que quiero mostrar."

Via Vice

Te podría interesar:

Beneficios de comer cannabis en vez de fumarla

Por: pijamasurf - 04/18/2016

Comer cannabis puede ser divertido o puede ser el peor malviaje de tu vida, según la dosificación. Sin embargo, existen muchos beneficios de comerla en lugar de fumarla

La legalización de la marihuana con fines medicinales suele enfrentarse con una pregunta común: ¿qué pasa si puedo beneficiarme de las muchas virtudes de esta planta para tratar alguno de mis padecimientos, pero no me gusta fumar? Además de que la cannabis es una de las plantas más versátiles en cuanto a preparación de compuestos, compresas y ungüentos para fines médicos se refiere, también es posible --y delicioso-- obtener sus beneficios a través de la versión comestible.

El problema con el que mucha gente se enfrenta al comer brownies mágicos u otros productos cocinados con cannabis es la dificultad de la dosis: si comes demasiado o crees que "no te pegó" y vuelves a comer, probablemente experimentes fuertes mareos y ganas de que el viaje termine. A pesar de que dosificarse en exceso no representa un peligro a largo plazo, sin duda puede arruinar tu noche. 

Por ello, muchos chefs están contribuyendo a una mejor comprensión de la cannabis como un ingrediente más de la gastronomía internacional. El chef Michael Cirino es uno de ellos: con conocimientos de cocina molecular y ciencia de los alimentos, Cirino cree que la cannabis será próximamente tan común como la cafeína, además de toda una sensación gourmet, siempre y cuando logremos dosificarla correctamente.

La marihuana comestible es mucho más potente porque se metaboliza en el hígado como 11-hidroxi-THC, que supuestamente es más fuerte que el tetrahidrocannabinol que recibes al fumarla. Por otra parte, al fumarla el efecto llega a su pico de sensación bastante rápido y, según la cepa que utilices, te da bajón muy pronto, lo que no ocurre al comerla, pues la sensación se queda mucho más tiempo y de forma más estable, aunque no necesariamente de manera más intensa.

Existen métodos como la descarboxilación (cocinar la marihuana durante un par de horas y añadirle mantequilla o alguna grasa) que pueden hacerla mucho más controlable y dosificable a la hora de cocinar. Cirino recomienda 1gr de cannabis por cada 20-25gr de solvente, o 1gr de cannabis por cada 30-35gr de solvente para un efecto más ligero. Es importante dejar pasar entre hora y media y 2 horas antes de comer más, pues el procesamiento de la cannabis comestible toma más tiempo.