*

X

Esta mujer decidió exponer los cientos de penes no solicitados que recibió (NSFW)

Por: pijamasurf - 04/18/2016

Las mujeres se enfrentan al constante acoso de genitales masculinos en sus redes sociales. Exposiciones como las de Whitney Bell tratan de decir algo que debería ser obvio: una foto de tu pene en la bandeja de entrada de una mujer no es sexy, es acoso (y en algunas jurisdicciones es ilegal).

Imágenes via Vice

Virtualmente cualquier mujer que tenga presencia en redes sociales se ha topado (o se topará, por desgracia) con fotos no solicitadas de penes. Esto está comprobado en estadísticas, pero podrías preguntarle a cualquier amiga tuya y te dirá lo mismo. Poco a poco la gente va entendiendo que el envío de este tipo de imágenes no solicitadas no sólo no son sensuales, sino que son una forma de acoso.

Esta aparente condición sine qua non de la vida online de las mujeres puede modificarse con pequeñas acciones terroristas, como ventilar a los perpetradores en sus propias redes sociales; o hacer una exposición de arte, como Whitney Bell y “I Didn’t Ask For This: A Lifetime of Dick Pics”.

La exposición es una recreación de la casa de Bell, con unas 200 fotos no solicitadas de penes, lo que da una idea de cuán invasivas pueden ser este tipo de imágenes. En entrevista con Vice, Bell afirmó que personalmente no le molesta recibir fotos de penes de vez en cuando —especialmente si son de un hombre que le gusta—, pero que el problema es la parte de no solicitada.

Sólo para dejarlo claro: fotos de penes, codos, bocas, hombros, y especialmente penes que no te solicitaron, es acoso. Como dice Bell, el envío de este tipo de fotos "no se trata de sexo. Se trata de poder. Se trata de que estos tipos quieran ejercer ese control. A estos tipos que les pone saber que forzaron a alguna chica a vérselas. Ellos saben que la chica no va a voltear y decirles 'vamos a salir'. (...) No es una forma de ligar. Es como gritarle a una mujer desde tu coche. Sólo lo haces porque puedes, y porque el mundo te ha enseñado que está bien."

Pero el punto de esta clase de exposiciones es precisamente --¿pueden creer que sea necesario llegar a eso?-- enseñarle a los hombres que NO está bien enviar fotos de sus penes a las mujeres. Y sí, eso es algo que el feminismo está cambiando: "Pienso que mucha gente ve al feminismo como esta cosa agresiva cuando en realidad se trata de equidad. De que las mujeres son iguales a los hombres, y de la misma forma, los hombres son iguales a las mujeres. Este patriarcado que dice que los hombres no se pueden controlar a sí mismos y que sólo pueden hacer estas provocaciones groseras, que no pueden evitar acosar a las mujeres, está equivocado. El feminismo sostiene que los hombres son más que eso. Que son mejores que eso. Eso es lo que quiero mostrar."

Via Vice

Te podría interesar:

Histórica imagen muestra cómo un delfín ve a un buzo usando ecolocación

Por: pijamasurf - 04/18/2016

Así nos ven los delfines con sus rayos de sonido

2D_Result

La fascinante capacidad de los delfines de ver utilizando ondas de sonido ha sido reconstruida en una histórica imagen donde por primera vez podemos ver con cierta fidelidad cómo somos percibidos por dichos cetáceos.

El físico experto en acústica John Stuart Reid logró generar esta imagen colocando a un buzo en un tanque con un delfín llamado Amaya y grabó la ecolocación que hizo el animal con un aparato de alta resolución conocido como hidrófono. El buzo tuvo que retener su respiración para no bloquear "el rayo" de sonido del delfín, el cual es una especie de radar natural.

Las grabaciones fueron transformadas en imágenes por el laboratorio CymaScope, que utiliza un aparato que logra detectar las ondas de sonido en el agua y traducirlas en patrones geométricos 

"Cuando un delfín escanea un objeto con un rayo de sonido de alta frecuencia, cada clic captura una imagen, de forma similar a como una cámara toma fotografías. Cada clic es un pulso de sonido puro que se modula por la forma del objeto", explicó Reid.

 

Image-Isolated

 

Ahora los investigadores intentarán descubrir si los delfines comparten estas imágenes como parte de un lenguaje basado en representaciones visuales. Así que ya sabemos cómo nos ven esos cetáceos. Sólo falta aprender de ellos a usar "rayos de sonidos" para explorar el ambiente.