*

X

Consejos para que tu gato viva 165 años

Por: pijamasurf - 01/03/2016

Esta nota pudo haberse titulado: "Consejos para que tu gato viva más que el matrimonio de tus padres"
Creme Puff (38 años)

Creme Puff (38 años)

 

¿Cuál es el secreto de la longevidad? Si la pregunta va dirigida al mundo felino, Jake Perry parece haber encontrado la respuesta. Y es que este fontanero de Texas de 85 años ha criado a dos de los gatos más longevos registrados por El libro de los récords Guinness: Granpa, que vivió 34 años, y Creme Puff, que alcanzó los 38. Utilizando una fórmula de equivalencia a edad humana, 30 años de gato equivalen a unos 133 de humano. Así, Granpa habría vivido 149 años, mientras Creme Puff habría ronroneado por 165 años. Y volvemos a la pregunta: ¿cuál es el secreto?

Según Perry, gran parte de la magia está en la alimentación, pero también en un entorno con suficiente interés y entretenimiento para mantener al gato activo. La casa de Perry ha funcionado desde los 80 como un refugio para los gatos desamparados, y su historia es la de un amante empedernido de los felinos (además de su esposa e hijos, que seguramente están por debajo en la jerarquía del hogar) que ha dedicado tiempo y esfuerzo a construirles un gimnasio e incluso a proyectarles documentales en una sala de cine casera. La esterilización podría ser otro factor: incluso cuando tuvo 4 docenas de felinos viviendo en su casa al mismo tiempo, todos estaban esterilizados.

Granpa (34 años humanos)

Granpa (34 años)

 

Pero tal vez la dieta (y una enorme dosis de amor, según sus propias palabras) podrían haber obrado el milagro. No recomendamos seguir estas indicaciones, algunas de las cuales parecen ir en contra del más elemental sentido común, pero, de nuevo, el experto parece ser Perry:

  • Porción de alimento casero comercial
  • Huevos con tocino de pavo
  • Brócoli
  • Café con crema
  • La medida de un gotero de vino tinto cada tercer día, "para la circulación"

Tal vez más allá de la alimentación, lo que mantiene a tantos felinos vivos y felices por tanto tiempo parece ser la dedicación del propio dueño y pasar tiempo con ellos. Alguien que no ame a los gatos puede pensar que son huraños y recelosos, pero con los cuidados veterinarios adecuados y el cariño suficiente, tus felinos mantendrán ocupada tu soledad por mucho más tiempo. ¿Y qué hacer cuando se vayan? Perry ha enterrado 47 gatos en un cementerio improvisado en su jardín y afirma que, si hoy se encontrara a un felino necesitado, lo llevaría al veterinario.

Te podría interesar:

Viajando con un bull terrier a lugares abandonados de Europa (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/03/2016

Una mujer y su bull terrier de 3 años han viajado por varios países de Europa en busca de sitios desgastados por el tiempo; este es el resultado de su travesía

Sin duda alguna, los perros pueden ser los compañeros más entrañables de una persona. La intimidad con otro ser humano es insustituible, eso es cierto, pero la presencia que un perro puede tener en nuestra vida tiene otra dimensión, otro significado, y como prueba de ello podríamos pensar no sólo en todos los siglos que el perro ha pasado junto al hombre (incluso en las versiones ancestrales de ambos), sino también en cómo un perro lo mismo se encuentra entre personas adineradas que pordioseros, con niños y ancianos, en el campo, en las grandes ciudades, entre pastores, artistas, obreros y un cuantioso etcétera que, sin exagerar, parece abarcar todo el universo de lo humano.

Recientemente, el sitio Bored Panda dio cabida a una pieza de contenido en la que Alice van Kempen narra visualmente su paso por lugares abandonados de Europa, documentando la travesía en Instagram, pero con una compañía singular: una bull terrier que responde al nombre de Claire y con quien lleva 3 años. Escribe Alice:

Juntas hemos explorado edificios abandonados desde hace poco más de 2 años. Hemos visitado prisiones, bases militares, minas de carbón, trenes, aviones, monasterios, iglesias, hospitales, granjas y casas particulares. Hemos viajado mucho por numerosos países europeos en busca de estos lugares.

El resultado es conmovedor en al menos un sentido: el de la amistad. Porque aunque para algunos parezca una desmesura o un lugar común, un perro sí puede ser uno de los mejores amigos que podemos encontrar en la vida, lo cual parece resaltar aún más en la desolación de los escenarios elegidos, cuya estética es lo suficientemente poderosa como para ejercer un contraste emotivo lleno de amor.