*

X

Combate la violencia de género en Internet con esta campaña

Por: ps mexico - 12/07/2013

La campaña “Dominemos la tecnología” te invita a usar tus dispositivos para reconocer y denunciar la violencia contra la mujer ejercida desde la red, fenómeno que sucede constantemente.

Denuncialo-01MXAunque parezca anacrónico para algunos, ser mujer no sólo representa una desventaja competitiva en el mundo social y laboral de hoy, sino que este género continúa siendo violentado y maltratado cotidianamente, incluso en sociedades aparentemente desarrolladas.  

Después de siglos de luchas en pro del respeto de los derechos humanos, la mujer sigue siendo vulnerable. Aunado a esto, así como cualquier factor cultural se replica de la realidad convencional en nuestros usos y costumbres digitales, la violencia contra la mujer se hace presente en el mundo digital, en ocasiones de forma imperceptible: el acoso digital por medio de las redes sociales, el hackeo a cuentas de mujeres con fines personales, las parejas que exigen a sus chicas que les brinden sus contraseñas como un gesto de confianza, y por lo tanto violan su privacidad, las personas que suben videos íntimos de mujeres que no lo consintieron, la violencia verbal digital, entre otras, son múltiples formas de violencia contra la mujer.

En este contexto, la campaña "Dominemos la Tecnología" te invita a participar en 16 días de activismo contra la violencia de género, en un llamado a los usuarios a utilizar su tecnología en favor del respeto de género, del 25 de noviembre al 10 de diciembre.

Habrá un mapa de denuncias de historias de violencia digital contra las mujeres: esta campaña está convencida de que cada mujer debe ubicar sus límites, incluso en el mundo virtual. Si en nuestra cotidianidad usamos las herramientas digitales constantemente, dedicar unos días a esta causa es una buena alternativa para enaltecer nuestra vida digital (y, con un poco de suerte, se arraigará como costumbre).

Para participar en la campaña “Dominemos la tecnología”, presentamos una guía hecha por los mismos organizadores para que puedas involucrarte:

1.- ¡Síguenos en Facebook y en Twitter! Comparte con tus amigos la campaña #DominemoslasTIC

2.- ¿Alguna vez te han acosado en Internet? Compártenos tu historia, denuncia las agresiones a mujeres en Internet para encontrar juntas una solución https://mx.takebackthetech.net/mapit/

3.- Conoce lo que mujeres mexicanas están haciendo con la tecnología y pasa la voz. http://bit.ly/1bg1uIa

4.- Participa en nuestra sesión de chat sobre sexting seguro en Cryptocat el domingo 8 de diciembre de 8 a 11 pm.

5.- Porque sabemos que tu teléfono y tú son inseparables… Checa los tips de seguridad digital que tenemos para ti.

 

Para más información:

https://www.takebackthetech.net/es

Te podría interesar:
Un grupo de cineastas ‘inexpertos’, habitantes de comunidades alejadas, nos dan lecciones de creatividad y entereza.

 Screen Shot 2013-12-08 at 11.44.13 AM

Hoy que están tan de moda abstracciones como "empoderamiento", "colaboración" y "creatividad", valdría la pena remitirnos al papel histórico del arte como instrumento de regeneración social. Dentro de los recursos empleados con este fin, que incluye resanar un tejido castigado, abrir brechas hacia nuevas oportunidades, y tratar de, por primera vez, reconocer a aquellos sectores tradicionalmente condenados a la fantasmagoria, sin duda la trinchera del arte y la cultura ha destacado por su eficiencia en relación a su bajo costo: el arte es medicina social.

En 2009 nació la iniciativa Ambulante Más Allá (AMA), bajo la premisa de capacitar a grupos de jóvenes de poblaciones marginadas en México y Centroamérica en la producción de documentales. Aludiendo a la noción de que los seres humanos somos, en esencia, contadores de historias y que el cine es un vehículo integral de expresión, el objetivo es dotar a los participantes con el conocimiento y los recursos necesarios para que narren sus propias historias. “Esta gente tiene mucho que decir sobre el país, y nosotros ayudamos a canalizar esa voz”, advierte Carolina Coppel, directora de esta iniciativa.  

Tras formar grupos de trabajo, encabezados por profesores de calidad, a lo largo de un año los jóvenes aprenden, mediante la producción de sus propias piezas, a documentar. Posteriormente los trabajos son presentados y promovidos en el marco de festivales (obviamente incluida la Gira de Documentales Ambulante, asociación civil que respalda Más Allá).

En la primera generación se produjeron diez obras en Yucatán, Campeche, Chiapas y Guatemala, mientras que los trabajos de la segunda generación serán estrenados en diciembre de este año. Por cierto, llama la atención que el proyecto opera gracias a los donativos de fundaciones y organizaciones privadas, particularmente internacionales, mientras que los fondos públicos que reciben son mínimos: hasta ahora sólo han recibido apoyo del gobierno de Oaxaca.  

Entre los múltiples beneficios potenciales que conlleva este ejercicio, encontramos que fortalece y revalora la identidad cultural, enriquece la auto-percepción e imprime en el imaginario colectivo nuevas posibilidades. Además, si bien el proyecto no contempla una etapa de seguimiento como tal, la continuidad surge de forma orgánica:

Están generando sus propias empresas productoras, o impartiendo talleres en sus comunidades, y están encontrando salidas para darle continuidad a lo que aprendieron. Además, el talento que tienen muchos de ellos es notable.

Lejos de la tradicional idea de “servicio social”, en el que un grupo acomodado acude a "ayudar" a un grupo desprotegido, en el caso de Más Allá resulta evidente que el beneficio es completamente bidireccional: el público que tiene la oportunidad de ver los documentales tiene acceso a realidades ajenas, radicalmente distantes, cuya frescura y sinceridad son más que inspiradoras.   

El cine tiene la capacidad de mostrarnos otras realidades. Estos jóvenes tienen acceso a miradas del país que nosotros no tenemos. Los medios nos muestran sólo una porción de la realidad y darles una cámara a estos chavos les permite mostrarnos aspectos que nosotros, simplemente, no podemos alcanzar.

Un discurso honesto, original y espontáneo

Tras ver los documentales producidos por la primera generación de Ambulante Más Allá, en mi opinión estas piezas cumplen, a diferencia de lo que sucede en el actual mundo del arte, con todos los requisitos del acto artístico: son honestos, lejos de las tendencias retóricas del mercado; son espontáneos, pues resultan de una experiencia inusual e inesperada; y, quizá como producto de las dos cualidades anteriores, son originales, pues emergen a partir de un diálogo sincero entre los creadores y su origen.

Pero más allá del resultado como tal, y de las opiniones subjetivas que las obras puedan detonar, lo cierto es que esta iniciativa engloba múltiples lecciones, tanto para los participantes, como para los organizadores, las autoridades, los creadores y el público en general. 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis