*

Tras la muerte de Isabel II, ¿qué pasará con sus corgis? ¿Seguirán el destino de la reina?

Sociedad

Por: Mateo León - 09/08/2022

Una interpretación de la última voluntad de la reina Isabel II respecto a sus queridos corgis podría conducir a que sus mascotas la acompañen al descanso eterno
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Uno de los rasgos de cierto candor que caracterizaron a la recientemente fallecida Isabel II, reina de Inglaterra, fue la posesión de varios perros de la raza corgi, nativa de Gran Bretaña y cuyo nombre completo es corgi galés de Pembroke.

Los corgis acompañaron a Isabel desde 1933, año en que recibió su primer cachorro de manos de su padre, el entonces rey Jorge VI. Cabe mencionar que la reina se había encariñado con dicha raza canina desde niña, pues tanto sus padres como algunos miembros de la nobleza británica con quienes convivía tenían perros de dicho tipo. A lo largo de su vida, Isabel tuvo más de treinta corgis.

Con todo, dicho cariño podría tener un desenlace polémico, pues en 2015, la reina detuvo la crianza de sus mascotas porque “no deseaba dejar ninguno tras de sí” en caso de su fallecimiento. 

Luego del fallecimiento de Isabel II, este jueves 8 de septiembre, esa voluntad se ha interpretado tajantemente, lo cual conduciría a que los perros sobrevivientes fueran sacrificados. Para algunos, eso sería seguir al pie de la letra el deseo de la reina.

Sin embargo, parece improbable que una decisión tan radical vaya a ejecutarse. Otras versiones sugieren que los perros corgi de la reina continuarán siendo cuidados por la familia real.