*

Febrero 12: inicio del Año Nuevo chino, año del buey; ¿qué presagia este nuevo ciclo?

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/12/2021

El Año Nuevo chino es el año del buey de metal, un signo yin que presenta una continuidad de retos

Este 12 de febrero se celebra el Año Nuevo chino, la principal celebración del gigante asiático.

De acuerdo con la tradición china, en el calendario lunar bajo el cual se rige la cultura del país este año está identificado con el buey de metal, con signo de energía yin.

Tradicionalmente, el buey rige la doceava luna, la luna de invierno, y representa el silencio y el espacio de recogimiento de dicha temporada, así como las horas nocturnas entre la 1 y las 3 de la madrugada. 

Si se toma esto en cuenta es posible entender este año como un año pesado y somnoliento, no de gran energía. Pero, por otra parte, una de las características más notables de los bueyes es la de poder estar siempre tranquilos, pastando relajados, lo cual señala también paciencia y constancia.

El buey es un animal muy importante en la sociedad agrícola china y aparece en numerosas representaciones. Famosamente, Lao Tsé, el misterioso patriarca del taoísmo, abandonó el mundo montando un buey. En el budismo chan (que sería el zen japonés), el buey aparece en un famoso texto de meditación que ilustra las etapas de la meditación con diez imágenes de un buey. En dicha tradición, "domar al buey salvaje" es una metáfora que alude a la habilidad de controlar la mente.

En líneas generales, el buey representa la fundación o los fundamentos y la estabilidad de una cultura. Después de la rata de metal (que trajo la enfermedad y una nueva era), el buey parece hablar de la necesidad de encontrar fundamentos sólidos y quizá mirar no sólo al futuro sino también hacia el pasado para encontrar bases sólidas.

Sea como fuere, este año parece que será, en muchos sentidos, la resaca de 2020, y en ese sentido no se avizora como un año ni fácil ni auspicioso. Tomando de las características del buey según son presentadas por los astrólogos, es el tiempo de ser responsables y trabajar en orden para empezar a salir del caos, sin caer en la angustia de la frustración, la impaciencia o la prisa, sin creer tampoco en atajos, sino más bien confiando en la fortaleza, la constancia y el trabajo arduo y sostenido.

 


También en Pijama Surf: La danza del tiempo frente al Kali Yuga, la era de Acuario y el gran stellium de 1962

 

Imagen de portada: Una estatua de un buey se encuentra en los terrenos del santuario Fuji Omuro Sengen en la prefectura de Yamanashi. | KEITH CROWLEY / TOKYOFOTOS