*

X

Escuelas en Nueva York estarán obligadas a dar clases de salud mental a alumnos

Salud

Por: pijamasurf - 09/26/2018

Una medida celebrada por muchos que, sin embargo, no deja de ser delicada

Una legislación que ha entrado en vigor este año escolar en todas las escuelas del estado de Nueva York, hará obligatorias clases de salud mental. La idea detrás de esta medida es que se puedan prevenir las enfermedades mentales y haya una mayor aceptación de las personas que padecen ciertos trastornos, varios de los cuales están en aumento entre los jóvenes.

Los alumnos aprenderán a expresar sus sentimientos y emociones a través de ejercicios; recibirán clases de inteligencia emocional y aprenderán sobre los diferentes trastornos mentales. No se trata de clases de psicología, sino de proveer herramientas prácticas para la vida cotidiana.

Se tiene información que indica que el 50% de los individuos empiezan a manifestar síntomas de enfermedades desde los 14 años, así que esto permitirá un tratamiento temprano y posiblemente, una prevención. Esperemos, sin embargo, que se tengan considerados métodos suaves de tratamiento y no se acabe produciendo una aún mayor sobremedicación. Esto es lo que ha generado cierta polémica en torno a esta medida. No obstante, es evidente que es necesario responder a un problema nacional y posiblemente global, ya que la depresión, la ansiedad, el déficit de atención y otros trastornos mentales están al alza entre jóvenes. En Estados Unidos, en los últimos 5 años de los que se tienen datos, se ha incrementado el suicidio en niñas de 14 a 19 años en un 50% y en un 30% en niños, lo cual hace que sea urgente hacer algo al respecto.

En líneas generales, esta medida parece ser una buena idea; sin embargo, habrá que ver hasta qué punto las clases son una forma de adoctrinamiento, y si es posible que se mantengan independientes de ciertas ideologías que existen en el mundo académico, que pueden ser peligrosas o distorsionantes. Una cosa es estar abierto a hablar de lo que se siente y tener más confianza para aceptar algún trastorno, y otra es ser rápidamente encasillado dentro de un trastorno psiquiátrico con un protocolo de tratamiento sólo por ser divergente. Esperemos también que los jóvenes reciban lecciones de higiene tecnológica, ya que es bastante probable que el incremento de los trastornos mentales en los últimos años esté correlacionado con el uso excesivo de aparatos digitales.

Te podría interesar:

¿La gente inteligente envejece más lento?

Salud

Por: pijamasurf - 09/26/2018

La relación entre la inteligencia y la larga vida

La inteligencia es la cualidad más admirada en nuestra sociedad; al menos, es la que está bien visto admirar (las personas no admiten que lo que más admiran es el poder o el dinero, por ejemplo). Y ciertamente hay algunas razones científicas para apreciar la inteligencia, entre ellas, el hecho de que la inteligencia parece influir tanto en cómo envejecemos a nivel físico como también en cómo percibimos esa edad, una percepción que está a la vez ligada a la buena salud. Sentirse joven es ser sano.

Un artículo publicado por The British Psychologist Society sugiere que las personas que son más inteligentes envejecen más lento. Diversos estudios han demostrado que la llamada "edad subjetiva" se correlaciona con diferentes enfermedades. Recientemente se descubrió que entre más inteligente se es a los 20 años, más jóvenes se sienten las personas a los 70, algo que -como mencionamos- no es menor.

A partir de esto se descubrió, además, que los individuos que se sienten jóvenes están -lógicamente- más abiertos a nuevas experiencias, lo cual a su vez está relacionado con la salud mental. En otro estudio se encontró una relación entre el IQ y la longitud de la telomerasa celular, un indicador de envejecimiento. En suma, parece que la inteligencia puede mejorar la salud.

Claro que esto es solamente una norma estadística y para muchas personas la inteligencia, cuando no esta acompañada por un buen manejo emocional y demás, puede resultar en una actitud que orilla a situaciones de alienación. Y si bien sentirse jóvenes ayuda a ser más sanos, sentirse solos contribuye a estar enfermos. En un famoso estudio de Harvard de hace algunos años se halló que el principal factor asociado con la felicidad y la longevidad no era la inteligencia sino tener relaciones íntimas, es decir, tener amigos y familia. Así que, ciertamente, la inteligencia no es todo en la vida.