*

X
Luna llena en Acuario, con Marte en conjunción (además de un eclipse lunar)

Además del larguísimo eclipse que tuvimos en esta jornada, algunos aficionados a la astronomía y a la astrología estarán también interesados en que hoy es luna llena, el punto de oposición entre el Sol en Leo y la Luna en Acuario. Los que aman mirar al cielo podrán observar a Marte que se encuentra en conjunción con la Luna y a una distancia especialmente cerca de la Tierra, lo que lo hace muy brillante. Marte y la Luna estuvieron casi en conjunción exacta y en oposición al Sol al mismo tiempo que la Luna (lo cual ocurrió a las 20:20 UTC).

Esta luna llena es llamada la luna del venado macho (o gamo) aparentemente porque, según los nativos, en esta época empiezan a crecerles sus hermosos cuernos a dichos animales.

Para los interesados en la astrología, esa disciplina tan controversial pero a la vez tan poética y fascinante, hay que señalar que la Luna toma la cualidad del signo que atraviesa, con redoblada energía en el plenilunio, si bien puede estar mermada por su oposición al Sol. En este caso, la Luna está peregrina en Acuario -sin detrimento ni exaltación-. La conjunción de Marte en términos generales no es algo muy positivo, pues el planeta rojo es uno de los "maléficos"; sin embargo, puede llenar de fuego el ambiente, para el bien o para el mal, a lo que también contribuye su oposición con el Sol en su domicilio, en un signo de fuego. Hay que mencionar que tradicionalmente, el eclipse tampoco era interpretado de manera muy favorable. No obstante, lo que los astrólogos antiguos ven como muerte y desdicha, los modernos lo edulcoran y entienden como "transformación" o "posibilidad de renovación". 

Acuario es el signo del individualismo, del humanismo, de la libertad, y tiene también algunos rasgos de Saturno (según la astrología antigua) que lo hacen un signo de inteligencia e independencia mental, pero también egoísta y melancólico. Si tomamos la interpretación moderna, es regido por Urano, que es el arquetipo de Prometeo, el dios que roba el fuego a los dioses para entregarlo a los hombres. Así, las cosas cambian y tenemos esta noción más humanista, creativa, libre y libertina, revolucionaria. Sin embargo, para los antiguos esto constituiría una falsa libertad: una libertad materialista, no espiritual.

 

Puedes leer más aquí sobre el problema de Acuario y la discrepancia entre su interpretación moderna y clásica