*

X

Estudio muestra que el paradigma de la belleza ideal femenina ha cambiado

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/05/2018

Estudio en el que participaron jóvenes universitarias sugiere que el ideal de belleza ha cambiado, acaso por influencia de las redes sociales

En la era de Instagram cualquiera puede ser top model, sin requerir de una agencia o un medio tradicional que difunda las imágenes. O mejor dicho, casi cualquiera, ya que se necesita belleza y un gran cuerpo. Sin embargo, las cosas se han democratizado un poco, como muestra un estudio reciente.

El paradigma colectivo de lo sexy parece haber dado un giro, de las modelos esbeltas que dominaron la industria las últimas 2 décadas, a una nueva figura que está más inspirada en el fitness. El imperio de los cuerpos tonificados. De los cuerpos que son logros del trabajo duro en el gimnasio. 

En una investigación realizada por científicos de la Universidad de Missouri-Kansas City se encontró que, para las mujeres universitarias, el nuevo estándar de belleza está lejos de la heroin chic de Kate Moss y se parece más al look musculoso y lleno de curvas de una modelo de fitness de Instagram. Para realizar el sondeo, se pidió a las jóvenes que evaluaran qué tan atractivas eran las participantes de Miss USA a lo largo de 15 años. Los resultados del estudio coincidieron con una tendencia reciente, observada en el concurso de belleza, a preferir cuerpos femeninos más tonificados.

Los investigadores citan sitios como Instagram, Tumblr y Pinterest, donde se postean imágenes de modelos que son admiradas por las jóvenes y que se cree que han influido en este nuevo estándar de belleza. Aunque estos resultados pueden ser identificados como positivos en general, existe una preocupante insatisfacción con la imagen corporal entre las mujeres jóvenes, quienes suelen compararse con modelos. Esto se veía antes acentuado, ya que en muchos casos las modelos que las jóvenes admiraban solían ser muy flacas, lo cual  es un peligro, pues puede propiciar el desarrollo de desórdenes alimenticios. El hecho de que el ideal ahora no sea el de un cuerpo tan esbelto, podría ayudar en este sentido.

Sin embargo, por otro lado, se podría argumentar que el incremento en la exposición a imágenes de modelos que son consideradas atractivas y admiradas, puede también aumentar el sentimiento de insatisfacción personal. Asimismo, los cuerpos de estas modelos en algunos casos son retocados tanto digitalmente como a través de operaciones, dando lugar a aspiraciones irreales o que requieren demasiada inversión. Y aunque en primera instancia estos cuerpos parecen ser más sanos,  se puede llegar al extremo y también distorsionar la verdadera salud para satisfacer un ideal de belleza, el cual, a su vez, puede ser otra distorsión. Y es que puede ocurrir fácilmente que la belleza no sea salud, especialmente cuando existe una presión social por tener una cierta apariencia que violenta la expresión natural. Asimismo, sería interesante realizar un sondeo para ver si los hombres tienen una preferencia similar, o lo que estamos viendo es una especie de masculinización de la belleza femenina que nace de cambios en la propia autoimagen de las  mujeres -y entonces, estaríamos presenciando una especie de  fragmentación o disociación en los polos sexuales. Pero esto es solamente especulativo, lo único que podemos decir de cierto es que hay una tendencia en las mujeres a ver como los cuerpos más tonificados como los cuerpos más deseables.

Por otro lado, un indicio de que esto no necesariamente conduce a una mayor salud colectiva, puede apreciarse en el hecho de que Instagram suele ser reportado como el medio social que más deprime a las personas, en gran medida debido a que éstas comparan sus vidas y sus cuerpos con los de las cuentas de modelos y celebridades.

Te podría interesar:

Activista de FEMEN causa revuelo por amamantar a su hijo en el Vaticano (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/05/2018

¿Por qué amamantar en público es motivo de polémica?

A manera de celebración muy particular del Día de las Madres (que en Europa se conmemoró este domingo 13 de mayo), el grupo feminista FEMEN organizó una protesta sencilla pero, por las condiciones en que ocurrió, profundamente impactante: planeó que una mujer amamantara a su hijo en público.

El hecho tuvo lugar en la emblemática Plaza de San Pedro, en el Vaticano, la residencia oficial del papa y por ende, de la cúpula católica. En este punto tan simbólico, la mujer se presentó con el torso desnudo, su hija en brazos y a lo largo de su pecho la frase en latín “alma máter”, que literalmente significa “madre que alimenta” o “madre que nutre”.

El gesto suscitó una reacción intempestiva pero también un tanto confundida de los agentes encargados de la seguridad de la plaza, varios de los cuales acudieron pronto a detener a la mujer, cubrirla y retirarla. 

Se dirá que la reacción de la autoridad fue previsible… ¿pero también justificada? ¿Pasaría lo mismo si un hombre se mostrara con el torso desnudo en un lugar público como este, que además de religioso es sobre todo turístico? Y, en otro sentido, ¿por qué el hecho de amamantar en público es mal visto por algunos, al grado de que se obliga a las mujeres a cubrirse o a hacerlo en privado?

Más allá del efecto un tanto sensacionalista que ha caracterizado al grupo FEMEN desde el inicio de sus acciones, estas son algunas de las preguntas que bien pueden plantearse a raíz de este acto de protesta.

 

También en Pijama Surf: Incluso la mujer que inventó el Día de las Madres odiaba la fecha por su consumismo desbordado