*

X

Esta sería la división política actual de Pangea (MAPA)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/24/2017

¿Cómo sería el mundo si los continentes nunca se hubieran desplazado? Este mapa hipotético nos ofrece la respuesta

Una de la teorías más conocidas sobre la formación geográfica de nuestro planeta es la de Pangea, término derivado de las palabras en griego antiguo para “todo” y “tierra”. Pangea, en este sentido, alude a la masa terrestre única que en algún momento de la historia geológica del planeta formó los territorios que ahora llamamos continentes.

Alfred Wegener, el autor de esta teoría, fue el primer científico moderno en proponer la idea del movimiento de los continentes, en las primeras décadas del siglo XX, con cierto rechazo por parte de algunos contemporáneos suyos, pero a partir de la cual y con apoyo de evidencia dio lugar al concepto de Pangea.

¿Pero cómo sería el mundo si las masas continentales no se hubiera desplazado y todo formara parte de la misma superficie terrestre, indivisa, única? Esa fue la pregunta que se hizo un usuario de Reddit, cartógrafo amateur, que superpuso la división actual no de continentes, sino de países, a un mapa hipotético de Pangea.

Con esta carta es un poco más sencillo entender la idea de Pangea, pero sobre todo se nos presenta como un estimulante para nuestra imaginación, un disparador a preguntas sobre cómo sería nuestra realidad –social, política, natural, cultural– si, como aquí sucede, Estados Unidos estuviera tan cerca de los países africanos, si México y Colombia compartieran frontera, si Australia y el Tíbet fueran vecinos… ¿Cómo sería la realidad?

 

También en Pijama Surf: Este es el mapa más preciso del mundo

Te podría interesar:

Cientos de niños refugiados entran misteriosamente en coma en Suecia al saber que sus padres serán deportados

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/24/2017

El extraño caso de cientos de niños refugiados que en tiempos recientes han caído en un sueño comatoso durante meses e incluso años

En un extraño y desconsolador fenómeno que ha estado sucediendo en Suecia en los últimos años, cientos de niños hijos de refugiados presentan un extraño síndrome de apatía extrema que ha sido llamado uppgivenhetssyndrom, algo así como el síndrome de darse por vencidos. 

Cientos de niños presentan un estado similar al coma en el que durante meses o incluso años dejan de pararse de la cama, sin poder beber, comer o hablar en algunos casos. La mayoría de los niños son refugiados de países de la ex Yugoslavia o países soviéticos y todos viven en Suecia, un país conocido por brindar asilo a refugiados y el único en el cual se ha reportado esta misteriosa condición. Generalmente, los niños entran en dicho estado de abandono del mundo cuando saben que sus padres serán deportados o una vez que lo son. "Son como Blanca Nieves, simplemente se desvanecen del mundo", dice un doctor sueco.

La única cura que se ha detectado ocurre cuando los padres logran conseguir permisos para mantenerse en el país, pero esto no sucede de súbito: sólo con el tiempo (a veces meses), cuando la información logra ser asimilada, los niños salen del estado de absoluta resignación y apatía en el que se encuentran.

La periodista Rachel Aviv, quien ha reportado esta historia para el New Yorker, narra que al principio le parecía irreal, una especie de cuento de hadas. Al conocer a dos de estas niñas notó:

una sensación de desconexión entre lo jóvenes y saludables, incluso bellas, que se veían. Se veía como si estuvieran durmiendo. Era una sensación enfermiza saber que estaban en esa posición durante años. Las personas hacían comparación con la hibernación, pero los humanos no hibernan. Era surreal.

Las dos chicas de las que habla perdieron la capacidad de caminar 24 horas después de enterarse de la noticia. Una llevaba 2 años en ese estado y la otra sólo unos meses.

Aviv cuenta también sobre un niño que llevaba 2 años en esa condición, pero en su caso lo inquietante era que ya se había enterado de que sus padres podían permanecer en Suecia y estaban con él. El niño sólo había logrado abrir los ojos, pero no mucho más.

Resulta extraño también que, luego de que los niños salen de este estado, "uno nunca hubiera sabido que estuvieron enfermos". Actúan y hablan de manera completamente normal, lo único es que han perdido años de sus vidas en un sueño sin recuerdos.

 

Lee el excelente reportaje de Rachel Aviv: The Trauma of Facing Deportation