*

X

Según este estudio, las mujeres son bisexuales o gays, nunca heterosexuales

Por: pijamasurf - 12/23/2015

Con conclusiones que podrían parecer polémicas, esta investigación observó la respuesta de mujeres que se dijeron heterosexuales y homosexuales a estímulos eróticos visuales

bviDesde cierta perspectiva la preferencia sexual es un asunto polémico, una especie de constricción del instinto por parte de una cultura que a lo largo de la historia se ha caracterizado por reprimir, contener, moldear a favor de ciertas ideas (dominantes) y en contra de otras (minoritarias). ¿Cómo poder hablar de una inclinación sexual si estamos condicionados socialmente hacia algo ya existente? Pero, por otro lado, ¿puede existir un estado natural, puro, en que la sexualidad tome su propio curso? Estas preguntas no son sencillas de resolver, al menos no tajantemente, pero sin duda se pueden aportar elementos que nos conduzcan hacia una posible respuesta.

Tal es el caso de un estudio a propósito de la sexualidad femenina realizado recientemente en la Universidad de Essex por el doctor Gerulf Rieger, adscrito al Departamento de Psicología de dicha institución.

Para el experimento, 345 voluntarias respondieron previamente cuál era su preferencia sexual. Una parte de ellas se definió como heterosexual y el resto como homosexual. Después, a cada una se le mostraron varios videos de contenido erótico protagonizados por hombres y mujeres físicamente atractivos, al tiempo que se registraba la respuesta de las participantes, particularmente en la pupila, la cual se dilata cuando miramos algo que nos excita.

De acuerdo con lo observado, las mujeres heterosexuales presentaron dicha respuesta tanto cuando veían a un hombre como cuando a miraban a una mujer, mientras que en las homosexuales la excitación era notablemente mayor sólo en el caso de las escenas que mostraban a otra mujer seductora.

De acuerdo con el doctor Rieger, estos resultados sugieren que las mujeres son “bisexuales o gays, pero nunca heterosexuales”. Una conclusión apresurada, sin duda, que deja de lado el cariz social y cultural de la construcción de la sexualidad, particularmente el hecho de que las mujeres crecen con mayor flexibilidad con respecto a la posibilidad de reconocer la belleza o el atractivo de otras mujeres sin que ello ponga en duda su elección de objeto de deseo.

Te podría interesar:

LUX, el gigantesco experimento subterráneo para descubrir materia oscura

Por: pijamasurf - 12/23/2015

Se trata del experimento más grande y preciso creado a la fecha, el cual sentará las bases para el futuro de la búsqueda de la materia oscura

121016_lux-water_tank_0076-Edit

La materia oscura es uno de los componentes más elusivos de nuestro universo (a pesar de que la mayor parte del universo está hecho de ella), pero su existencia está fuera de duda debido a que sus efectos sobre la gravedad, la rotación de los planetas y la curvatura de la luz a través del espacio son medibles. Un proyecto que conjunta capital público y privado, además de la participación de 19 centros especializados de investigación, busca desde 2014 evidencia de materia oscura a través del LUX, acrónimo de Large Underground Xenon dark matter experiment (o gran experimento subterráneo de materia oscura y xenón). 

LUX es el detector de materia oscura más sensible construido a la fecha. Se encuentra a 1 milla bajo tierra en la Sanford Undeground Research Facility (SURF) de Black Hills, en Dakota del Sur, Estados Unidos. En resumen, el LUX se compone de 1/3 de tonelada de xenón rodeado de detectores de luz extremadamente sensible; el aparato identifica las rarísimas ocasiones en que una partícula de materia oscura choca contra un átomo de xenón. Cuando dichas colisiones ocurran, el átomo de xenón rebotará emitiendo un pequeño brillo, el cual debe ser detectado por el LUX. Su localización privilegiada bajo tierra permite dejar fuera rayos cósmicos y otras fuentes de radiación que podrían interferir con las señales de materia oscura.

Richard Gaitskell, profesor de física en la Universidad de Brown y uno de los voceros del LUX, explica el experimento como "un gigantesco juego de billar donde un neutrón es la bola blanca, y los átomos de xenón son las bolas lisas y rayadas. Podemos rastrear el neutrón para deducir los detalles del rebote de xenón, y calibrar la respuesta del LUX mejor que con nada que hayamos probado antes".

El experimento es financiado por la compañía minera Homestake Mining Co. y las autoridades de ciencia y tecnología de Dakota del Sur, además de 70 millones en donaciones del filántropo T. Denny Sanford, a la par del departamento de energía de EE.UU. En su desarrollo y operación participan físicos de laboratorios de Estados Unidos, el Reino Unido y Portugal. 

A pesar de que los resultados del experimento que corre actualmente no serán publicados sino hasta 2016, el futuro de la investigación de materia oscura ya se avizora con el sucesor del LUX, el experimento LUX-ZEPLIN, que tendrá un tanque de xenón de 10 toneladas dentro del mismo tanque de 72 mil galones de agua pura. Dicho experimento será 100 veces más preciso que el actual, e incluso es tan sensible que podría detectar el tipo de neutrino originado en nuestro sol, el cual no ha sido detectado incluso por experimentos ganadores del premio Nobel, como el de Ray Davis. 

Puedes seguir de cerca los avances del LUX a través de su Twitter: @luxdarkmatter.