*

X

Lolita: la auténtica "cover girl" de la literatura (IMÁGENES)

Por: pijamasurf - 05/12/2015

Lolita, la novela más conocida de Vladimir Nabokov, ha sido afortunada editorialmente: estas son algunas de las portadas con que ha llegado a sus lectores

Lolita es una de las novelas más conocidas de la literatura del siglo XX, un icono de la imaginación erótica que desde su publicación en 1955 nació ya como tal, una suerte de arquetipo precoz que en un solo golpe de genio aprovechó el fantaseo colectivo en torno a la mujer que se encuentra en la frontera entre la niñez y la juventud y, por otro lado, el hombre que por un motivo inexplicable queda fascinado por ella, prendado, sujeto al hechizo misterioso e irremediable de la atracción.

¿Pedofilia? ¿Pederastia? En un fino ensayo a propósito de la novela de Nabokov (“El síndrome Lolita”), Roberto Calasso se burla de esto y a partir de la diferencia entre “representación e intimación” propone una tesis interesante: que, con conocimiento de causa, Nabokov elaboró un “suntuoso homenaje a las ninfas”, esas criaturas del panteón griego a medio camino entre los dioses y los hombres cuya mejor cualidad era otorgar conocimiento a través de la posesión. “Un conocimiento que otorga clarividencia, pero puede también llevar a quien lo practica a una locura peculiar”, dice Calasso. Y entonces la fascinación ejercida por Lolita sobre Humbert Humbert cobra pleno sentido.

En este sentido (y en otros), el libro de Nabokov ha gozado también de una enorme fortuna. Además de su éxito literario, comercial y crítico y de las dos adaptaciones cinematográficas realizadas, también cuenta entre sus méritos con el honor de presentarse en ediciones notables, con diseños en los cuales destacan la creatividad y la traducción en colores y formas del profundo simbolismo del libro.

Las imágenes que acompañan esta nota provienen del libro Lolita: The Story of a Cover Girl, el cual, como su nombre indica, reúne algunas de las portadas más destacadas con que ha sido publicada la novela. Algunas simples, otras elaboradas, otras sorpresivas, todas con un toque que destaca y que, de algún modo, hace ver qué del libro terminó por tomar al diseñador o diseñadora que se encargó de realizar esa primera imagen de contacto entre un posible lector y la historia que podría estar a punto de leer.

Como con las ninfas de las que habla Calasso, quizá esos diseños son el conocimiento que cada uno de los artistas recibió de Lolita, “luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía…”.

También en Pijama Surf:

Las muchas caras y portadas de Lolita, de Vladimir Nabokov

Biblioteca Pijama Surf: novelas de Vladimir Nabokov (PDFs)

Te podría interesar:

Papa Francisco I denuncia a la élite que se beneficia de las guerras en el mundo

Por: pijamasurf - 05/12/2015

El máximo pontífice advirtió a los niños la razón por la que las guerras siguen vigentes: un poderoso grupo se beneficia tremendamente de ellas

Rüstungsproduktion, Sturmgeschütz III

El Papa Francisco continua con una línea de comunicación inédita entre los máximos jerarcas de la iglesia católica. Denunciar fenómenos sociales y culturales que jamás habían sido referidos por estas figuras se ha hecho ya una constante. Y aunque no podemos descartar que simplemente se trate de una estrategia "marketingera" de renovación ante la pérdida de fieles que enfrenta la iglesia, tampoco podemos dejar de celebrar algunos de los llamados del Papa argentino.

En el marco de una reunión con 7 mil niños, en la inauguración de una organización llamada Fábrica de la Paz, el máximo pontífice respondió así a la pregunta de uno de los pequeños: "Muchos poderosos no quieren la paz pues viven de la guerra. [...] Esto es serio. Algunos poderosos se ganan la vida con la producción de armas. Es la industria de la muerte". 

Y es que quién no se ha preguntado alguna vez por qué siguen existiendo las guerras a estas alturas, aun después de que históricamente hemos comprobado una y otra vez sus nefastas consecuencias. Al buscar una respuesta es muy probable que apuntemos a que existen grupos que se benefician de este fenómeno –poderosas agendas con monumentales intereses económicos de por medio. Así que si realmente queremos la paz, tendríamos que detectar y anular dichos grupos e intereses. Esta es la reflexión que, a fin de cuentas, detona la declaración del Papa Francisco, lo cual sugiere que independientemente de que sea mercadotecnia institucional o no, es bueno que una figura con ese peso de vez en cuando alce la voz. 

Declaraciones recogidas por la agencia ANSA