*

X

11 maravillas naturales destruidas por (los humanos y) el calentamiento global (FOTOS)

Por: Javier Raya - 03/27/2015

El planeta está cambiando

Se suele decir que la acción humana sobre el planeta ha provocado la extinción de especies y la erosión de muchas zonas naturales... lo cual sin duda es cierto. Pero lo que suele dejarse de lado es el hecho de que, como todo ser vivo, el planeta también está cambiando. 

La naturaleza ha sido vista desde la religión y la ciencia como una encarnación de algún tipo de orden, divino o biológico, el cual debe ser preservado de la acción humana; pero esto sólo pone de manifiesto el gran crédito que la humanidad se da a sí misma en su papel de destructor/conservador de un hipotético "equilibrio".

Bien mirada, la historia del planeta ha sido de grandes cambios y catástrofes cíclicas seguidos de algunos millones de años de estabilidad. Es en uno de esos períodos de estabilidad (un período breve e irrelevante en términos geológicos) donde la vida y la cultura humana han florecido. 

Es probable que el exceso de emisión de gases producto de la combustión y el deterioro medioambiental producido por la acción humana hayan contribuido a desgastar muchas zonas del planeta... Pero la impunidad de nuestras acciones no será total. El ser humano es una maravilla y una anomalía de la evolución, pero no puede erradicar por sí mismo la vida.

La vida (esa es la enseñanza secreta de Jurassic Park, ese auto de fe evolutivo) siempre se abre camino.

 

Te podría interesar:

Un túnel del tiempo creado con cinta de videocasete (VIDEO)

Por: pijamasurf - 03/27/2015

En la era de la información digital, ¿un homenaje a las tecnologías analógicas?

Screen Shot 2015-03-26 at 9.50.01 PM

Eclipsada por el dramático avance de la tecnología digital, la cinta magnética, descontinuada y casi olvidada, parece ya cosa de un pasado quizá no muy lejano para algunos y todavía añorado.

Rindiendo tributo, encapsulando en la nostalgia los días idos en que había que rebobinar las películas, se encuentran las piezas de Zilvinas Kempinas (Lituania, 1969), hechas con rollos de cinta magnética de VHS. Este artista visual ha mezclado la obsolescencia de la cinta de video con la perdurabilidad del arte en una estrategia que quizá, en un futuro, ponga estas mismas en las vitrinas de un museo de historia.

Aprovechándose de los reflejos multicolores de las cintas y del sonido metalizado que las caracteriza, las piezas de este artista se valen de estas cualidades que todos recuerdan para mover el pensamiento unas cuantas décadas atrás. Al transitar un túnel creado por varios metros de cinta es imposible no rememorar el sonido de los reproductores de VHS, con su escándalo mecanizado y su necesario ajuste de la imagen. 

Estas instalaciones le han valido varios premios y reconocimientos internacionales, entre estos destacan la representación de Lituania en la Bienal de Venecia 2009, así como una exposición en el MoMA. 

Quién sabe qué recuerdos se encuentran atrapados en las cintas que utilizó este artista, uno sobre otro, borrados y regrabados: cenas familiares, videos musicales, las experiencias cotidianas de la década de los 80, una inquietante unión de lo trascendente y lo efímero, lo que es importante para unos pero totalmente nimio para otros.