*

X

El océano está lleno de polvo estelar: estas son las criaturas más diminutas que hay (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/28/2015

Estas criaturas, casi invisibles para el ojo, llenan el océano de nebulosas y estrellas

m4x5qouno7kdgxe7wkhc

Hay una razón adivinable por la cual los científicos se enamoran tanto de las cosas diminutas: todas se parecen al cosmos. Así los copos de nieve, el polen, los granos de arena (en los que William Blake vio el infinito alguna vez).

Hace poco la National Oceanic and Atmospheric Administration nos mostró unas fotos en que aparecen las criaturas marinas más pequeñas que viven en nuestros mares y océanos. Más pequeñas que el plancton, más diminutas que las diatomeas, parecen fotografías del Hubble de nébulas y estrellas.

css4esifyidkbdiumkxf

Además, el tener que acercarse a ellas a través de los microscopios más poderosos sólo les añade maravilla. El científico detrás del lente está realmente descubriendo un mundo entero de criaturas tan extrañas, pero a la vez tan familiares, que no es sorprendente que le generen una infatuación inmediata. Sin estas miniaturas invisibles para el ojo, simplemente no habría vida en los océanos. 

vtcbrfoxv954t9ujbhqn

ak5yfbgbaduohksma6qi

p7caeqfyz6t5ccrqyfxb

tva7wojdpx4dhzw5mmlj

wi5qnnjc6sgybtq9zqvr

Te podría interesar:
Quizá, el video más adorable del año

Este video de un colibrí dormido ha estado circulando la web, un candidato sin duda al video más adorable del año, cuteness overload. Aunque también tiene algo de perturbador debido al contenedor metálico en el que está este colibrí hembra, soñando acaso con flores eléctricas. Podemos escuchar el sonido del colibrí mezclado con el sonido de máquinas que miden el oxígeno que consume el pájaro, así mezclando los sonidos angelicales de colibrí garganta-de-amatista-ángel-solar (Heliangelus amethysticollis) con los sonidos industriales. La poesía con la tecnología y el mundanal ruido.

Los autores del video aclaran que el colibrí no fue herido durante este experimento realizado por expertos ornitólogos y al terminar fue liberado, volando naturalmente de regreso a su vida cotidiana de picaflor. El ave fue alimentada con azúcar, así que seguramente esta pequeña ninja del aire tuvo dulces sueños.