*

X
Steve Jobs tenía sólo la autobiografía de un yogui de la India como "libro de cabecera"

s.jobs

 

Steve Jobs, considerado un genio por millones de personas, sólo llevaba en su iPad un libro: la Autobiografía de un yogui, de Paramahansa Yogananda. Esto es algo de lo que reveló una de sus biografías (en cuanto a música, su iPad estaba lleno de Bob Dylan).

Según su amigo, el también multimillonario desarrollador Marc Benioff, el último mensaje de Steve Jobs fue justamente el libro de Yogananda, el cual recibieron los asistentes a una ceremonia de conmemoración después de su muerte. Al parecer Jobs había intergrado completamente la filosofía de Yogananda a su idea de ver el mundo desde la intuición (en la que basaba sus decisiones de negocios). Yogananda había escrito: "La verdadera base de la religión no es la fe, sino la experiencia intuitiva. La intuición es la capacidad del alma de conocer a Dios". Según Benioff, Jobs es el Yogananda de la tecnología, otro tipo de gurú. "Necesitamos trabajar en actualizar nuestro ser, esto es lo que Steve decía", y que al parecer tomó de Yogananda y aplicó de la espiritualidad a las empresas y a todos los ámbitos de la vida.

Paramahansa Yogananda fue el fundador del kriya yoga y uno de los yoguis más influyentes del siglo pasado. Su autobiografía, donde narra sus experiencias en torno a la iluminación, se ha convertido en un bestseller internacional y según la editorial Harper Collins es uno de los 100 libros más relevantes (Harper Collins, la editorial de este libro, seguramente ha llenado de flores la tumba de Jobs).

 

Te podría interesar:
Seedfeeder podría ser un freak o solamente alguien interesado genuinamente en la educación sexual del mundo; lo cierto es que su trabajo pulula en la red casi como la versión gráfica oficial de nuestra sexualidad

seedfeed

Hoy en día Wikipedia cumple la función de educadora de millones de personas para todo tipo de información, incluyendo el sexo (en los casos en que el maestro no es el porno). La gran enciclopedia colectiva cuenta con el trabajo voluntario de una discreta leyenda de la ilustración: "Seedfeeder", cuyos diseños ilustran decenas de artículos sobre sexo y todas sus variantes (un Kamasutra gráfico secular para la supercarretera de la información).

Algunos ejemplos de las ilustraciones de Seedfeeder, las dos variantes más comunes del "tercio". Por ejemplo actos sexuales novedosos, en parte influencia del porno, en parte de la comedia y el slang: el tea-bagging. Para los que buscan ir más allá y experimentar con posiciones poco ortodoxas, algo que se llama "el ostión vienés" o varios fetiches.

No es que el estilo de ilustraciones de Seedfeeder sea especialmente artístico (hay poca poesía en sus líneas), pero es de notar su trazo eficiente, realista y apto para la educación sexual. Sus gráficas de vectores de gran limpieza lo han hecho toda una estrella de culto en internet, como claramente muestra este artículo de Gawker que reflexiona sobre su obra completa.