*

X

¿Café o Cerveza? ¿Cuál es mejor para estimular tu creatividad? (INFOGRÁFICO)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/08/2014

Este infográfico compara los efectos del café y la cerveza en el cerebro en relación con la creatividad para mostar cuál de los dos es mejor beber si estás en busca de ideas nuevas.

Con cierta frecuencia las labores creativas requieren de condiciones específicas. Hay quienes ordenan su espacio de trabajo de cierta forma, con ciertos libros a la mano, con un bolígrafo y un lápiz y con otros accesorios que necesitarán eventualmente. Hay quienes trabajan rodeados de plantas y otros en habitaciones suficientemente iluminadas (preferentemente con luz natural). Asimismo, es común que algunos no puedan comenzar si antes no han bebido un par de tazas de café o, por otro lado, si en el ínterin no han bebido uno o dos vasos de cerveza. Otros como Bukowski sostienen, en cambio, que nada de esto es útil.

Sea como fuere, entre las bebidas, el café y la cerveza son quizá las más usuales para acompañar las tareas que requieren de cierto nivel de innovación mental. Como sabemos bien, la cafeína estimula nuestro cerebro y nos “despierta”, lo cual nos sirve si necesitamos mantenernos atentos. El alcohol, por su parte, desinhibe, flexibiliza los límites que nos hemos impuesto y hace que atrevernos parezca más fácil de lo que creemos cuando estamos sobrios —de nuevo, efectos que crean un ambiente propicio para la generación de ideas.

Ryoko Iwata, del sitio I Love Coffee, elaboró recientemente este infográfico en el que compara café y cerveza para saber qué bebida elegir para favorecer nuestra creatividad.

cafe_cerveza

Iwata parte de las zonas del cerebro en donde se incuban las ideas y adonde llegan tanto la cafeína como los elementos estimulantes del alcohol: el córtex cerebral en el caso de la cerveza y los receptores de adenosina en el caso del café. Cuando el alcohol inunda el córtex (el cual se encarga de las operaciones relacionadas con el lenguaje, el pensamiento y la interacción), entonces el cerebro se libera de las preocupaciones cotidianas y se muestra dispuesto a trabajar en un solo asunto. Con el café, la cafeína sustituye a la adenosina y como consecuencia nuestra mente obtiene una carga repentina de energía.

Pero, como también sabemos, existen algunos efectos secundarios negativos. Después de dos cervezas la atención inicial se perderá y el empeño que tuvimos al inicio se disolverá en el nihilismo que viene con el alcohol. El café nos mantendrá en sobriedad, pero necesitaremos una dosis creciente para conseguir los efectos que alguna vez alabamos.

¿En conclusión? Bebe un par de cervezas si lo que buscas es una buena idea. Si la obtienes, sigue con café y retrasa tanto como puedas la fatiga y el cansancio.

Cerveza para pensar, café para ejecutar. Parece una buena consigna de vida.

Te podría interesar:

Científico propone un intoxicante sustituto del alcohol, pero sin efectos dañinos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/08/2014

David Nutt está fabricando una droga que podría sustituir al alcohol, e incluso provocar ebriedad, de manera inofensiva.

Flaming_cocktails

De acuerdo a un reporte del World Health Organization publicado este mes, la incidencia del cáncer está destinada a aumentar globalmente en un 70 % entre hoy y el 2024. El reporte declara que mucho de ese incremento se deberá a factores de estilo de vida; no sólo fumar sino también inactividad física y consumo excesivo de azúcar y alcohol.  

Obviamente, cambiar el comportamiento de la gente es muy difícil y costoso, pero el profesor de neuropsicofarmacología del Imperial College London, David Nutt, está cosechando una alternativa rarísima e interesante. ¿Qué pasaría si fuera posible reducir el efecto tóxico del alcohol?

Nutt lleva veinte años tratando de reducir los efectos dañinos del alcohol, pero hace diez años imaginó una especie de sustituto que tendría efectos intoxicantes pero al mismo tiempo sería inofensivo. La nueva droga suena demasiado buena (y demasiado sospechosa) para funcionar, pero la explicación es la siguiente:

La alternativa al alcohol funciona estimulando los mismos receptores que el neurotransmisor Gaba, que tiene un efecto “relajante” en el sistema nervioso central. Estos receptores son el objetivo de varias drogas muy conocidas: barbitúricos, benzodiazepinas (como el Valium), y, por supuesto, el alcohol.

El sustituto de Nutt es un derivado de la benzodiazepina, pero él insiste en que lo que está ofreciendo es más que sólo otro tipo de Valium. Se enfoca en las mismas regiones del cerebro, pero cree que la droga no causará los mismos problemas de adicción y síndromes de abstinencia.  

La droga ya se está usando en humanos para otras indicaciones, apunta Nutt. “La adicción es un proceso complicado. Estoy seguro de que las propiedades físicamente adictivas de esta droga son mínimas, y que es mucho menos adictiva que el alcohol. Sin embargo se requiere más trabajo para poder demostrar esto concluyentemente”.

Por razones comerciales aún no está listo para revelar la identidad de esta droga. Pero mientras tanto planea ofrecerla como un coctel sin alcohol. Lo más impresionante de ello es que, según él, las dosis intoxicantes de las primeras tres dosis serán acumulativas, pero las dosis subsecuentes no tendrán efecto alguno. Y además también creó un antídoto o “píldora para recuperar la sobriedad”. Es decir, esta nueva sustancia te intoxica hasta cierto punto pero después de tres bebidas ya no te sigue intoxicando, y si te sientes muy “ebrio” puedes revertir el efecto con otra droga de diseño.

Lo siguiente, de acuerdo a Nutt, es incentivar al público a decir “necesitamos esto”, y que los gobiernos lo apoyen como un sustituto sano.