*

X

¿Podemos influenciar eventos futuros con tan sólo pensarlos?

Por: pijamasurf - 11/22/2013

La consciencia colectiva es una de las formas de la telepatía involuntaria. Científicos de distintas épocas han tratado de elucidar cómo es que funciona la telepatía y, si es que existe, qué implicaciones temporales (como la precognición), podría tener.

260305_48

 

El término “consciencia colectiva” tiene mucho en común con lo que llamamos “percepción extrasensorial” o “telepatía”. Es usado por científicos para describir la práctica humana y animal de compartir comportamientos e ideas con otros por medios puramente mentales. Ya desde el año 1983, Durkheim relacionó este fenómeno con la moral y las normas sociales compartidas por los hombres, y en 1970 se lanzó la teoría de los cien monos.

Esta última, arrojada por el zoólogo sudafricano Lyall Watson y su colega Lawrence Blair, utilizó a los monos macacos de Japón para avalar su teoría. Durante los años cincuenta, los macacos de la isla de Koshima aprendieron a lavar camotes y explícitamente le enseñaron a las generaciones más jóvenes a hacer lo mismo. Este comportamiento después se expandió inexplicablemente hacia islas vecinas, entre grupos de macacos que nunca habían tenido contacto entre sí.

Pero recientemente, en el año 2010, el profesor Daryl Bem, un físico de la Universidad de Cornell, se empeñó en demostrar lo mismo en los humanos. Algo definitivamente complicado tomando en cuenta lo elusivo y poco cuantificable que puede ser un fenómeno extrasensorial.

En una de sus pruebas se les dieron a estudiantes algunas palabras para memorizar. Después se les pidió que recordaran las más posibles, y finalmente se les dio una selección de estas para que las escribieran.

Como era de esperase, casi todos los participantes recordaron las mismas palabras, pero estas palabras, también, tendieron a ser las que después se les pediría que escribirán. Esto sugiere que un evento futuro había afectado su habilidad para recordar.

En otro experimento, se les mostró a los estudiantes la imagen de dos cortinas en la pantalla de una computadora y se les dijo que una de ellas escondía una fotografía erótica. Los estudiantes escogieron la que escondía la foto más a menudo de lo que podía explicarse mediante el azar. Lo importante es que la posición de la fotografía fue asignada aleatoriamente por una computadora que no tomaba su decisión hasta después de que el voluntario escogiera una cortina o la otra.

Para los creyentes en lo paranormal, esto sugirió que los estudiantes estaban, de hecho, influenciando eventos futuros. El profesor Bem llevó a cabo nueve experimentos distintos, todos los cuales tuvieron resultados parecidos.

A todos nos ha pasado alguna vez que antes de que suene el teléfono sabemos quién es; o soñamos con alguien y lo vemos muy pronto; o soñamos con algo que luego pasa en el plano de la vigilia. Pero es difícil saber si estos fenómenos (¿aleatorios?) son una predicción del futuro o más bien un conjuro para que sucedan. En el año 2012, investigadores de la Universidad de Edimburgo quisieron poner a prueba las afirmaciones de Bem y repitieron los mismos experimentos de manera exactamente igual.

No pudieron repetir los resultados; no encontraron nada. El profesor Bem declaró que el escepticismo de los investigadores pudo haber influenciado los resultados. Los investigadores, por supuesto, negaron esto.

Te podría interesar:

Arena Ciudadana: tecnología informativa para empoderarnos como ciudadanos

Por: ps mexico - 11/22/2013

Esta organización hace uso de las herramientas tecnológicas para facilitar la comprensión de información pública compleja; su objetivo es empoderarnos para que, una vez informados, actuemos para mejorar la vida colectiva de México.

logoParte de la apatía hacia los asuntos públicos reside en la complejidad técnica que estos temas pueden presentar; las reformas o iniciativas legales propuestas por los políticos, muy a menudo son inalcanzables para nuestro entendimiento y, desafortunadamente, a su vez esto genera que se incremente nuestra falta de interés por estos asuntos.

La organización Arena Ciudadana intenta empoderarnos mediante información viable, que demande poco en tiempo para su comprensión, y que nos sirva como herramienta para que formemos nuestra opinión, para que ésta nos motive y accione para emprender soluciones colectivas. Además, realizan un interesante trabajo en redes sociales, en el cual monitorean por ejemplo la asistencia de los diputados y senadores a las sesiones ordinarias; y en caso de que falten, hacen presión pública por medio de las redes sociales, para que estos sientan presión por parte de las personas que están siguiendo sus omisiones laborales.

Recientemente elaboraron un pequeño glosario para entender la reforma en telecomunicaciones, además de algunos otros prácticos e interesantes infográficos sobre lo que implicaría la reforma al IFAI, por ejemplo. Arena Ciudadana ha creado toda una estrategia en el arte de comunicar y ha evitado que la información nos produzca frustración, propiciando una madurez común que nos lleve a organizarnos  y actuar.

Hay quien dice que cuando te interesa el bienestar del otro, no únicamente el de tus cercanos o de tu familia, sino también el del desconocido, tienes una inclinación pública. Es momento de que lo público y lo político sean temas que nos importen; porque sólo ahí se manifiesta la verdadera importancia y cohesión de los individuos; en este sentido, incluso cuando ayudas a una persona en la calle, estás haciendo un acto cívico.

Te invitamos a que revises el trabajo de Arena Ciudadana, no está de más agregar a nuestros hábitos en redes sociales, por ejemplo, el seguimiento de personas que están haciendo un trabajo por mejorar nuestro país, a partir de la creación de ciudadanía, misma que comienza al entender su importancia: es urgente entender que no es ingenuo creer que podemos hacer algo por cambiar el entorno.