*

X

Adolescentes mexicanas diseñan sofisticado helicóptero solar (a pesar de la apatía de las autoridades)

Por: pijamasurf - 07/04/2013

Aunque en su momento las autoridades no apoyaron la construcción del artefacto, el trabajo de las tres niñas fue reconocido por una fundación alemana.
cm

Foto: Carlos Marí

Claudia Quevedo Montejo, Iyari Madrigal Badillo y Alejandra Puente León, estudiantes mexicanas de secundaria, concursaron a finales del año pasado, en el certamen internacional de la Fundación Conrad "Desafío Espíritu de Innovación". Lamentablemente, no consiguieron los recursos para construir su proyecto: un helicóptero que funciona con energía solar.

Después del cambio de administración en Tabasco, estado al sur de México, a principios del 2013, las niñas obtuvieron diez mil pesos para construir el helicóptero a escala, y una vez concluido, comprobaron que el artefacto en realidad funciona. La Fundación Conrad reconoció a las tres niñas con un viaje a la NASA, aunque, de haber conseguido el financiamiento en su momento, habrían accedido a un premio de diez mil dólares, y a la construcción de su helicóptero en tamaño real.

Alejandra Puente, una de las diseñadoras, declaró que dicho helicóptero se trata de “un prototipo a base de paneles solares que empezamos a diseñar desde agosto del año pasado y que prácticamente, en diseño, lo teníamos listo cuando nos enteramos de la convocatoria, pero que no concluimos cuando esperábamos que nos apoyara la Secretaría de Educación (…) Habíamos hecho investigación, diseño, un plan de financiamiento y un video para explicar nuestro proyecto, pero no terminamos el proyecto con la elaboración del helicóptero, que ahora sabemos que sí vuela y que si se construye en grande, sirve para llevar alimentos y agua a zonas de sequía y no contamina”.

El caso anterior, se suma a los estudios publicados recientemente en Pijama Surf, en donde se comprueba que la Secretaría de Educación desalienta o desaprovecha el talento de por lo menos el 96% de los niños mexicanos con coeficientes intelectuales altos. La historia de estas niñas, revela uno de los muchos casos en que emprendedores mexicanos, especialmente en el campo de la ciencia, carecen del apoyo para materializar o desarrollar sus investigaciones.

Con información de Reforma

Te podría interesar:

Vibración fantasma, ¿por qué sentimos que nuestro teléfono vibra cuando no lo hace?

Por: pijamasurf - 07/04/2013

La mayoría de nosotros experimentamos falsas alarmas con los teléfonos, y estamos constantemente checando si sí vibró o no. Esto se debe a que nuestro cerebro trabaja correctamente.

buzzmadrigal615Sentir vibraciones fantasma es una experiencia común. El 80% de nosotros hemos imaginado que nuestro teléfono vibra en nuestro bolsillo, o incluso que suena. Este fenómeno es parte de las alucinaciones prevalentes de la era de la comunicación.

De acuerdo Tom Stafford, psicólogo e investigador de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, las vibraciones fantasma ilustran un principio fundamental de la psicología llamado “teoría de detección de señales”. Somos el ejemplo de un sistema perceptivo, idéntico al de una alarma de incendios o una puerta automática, que debe decidir constantemente si el teléfono vibra o no.

“Cuando el teléfono está en tu bolsillo hay dos posibilidades: que esté vibrando o que no esté vibrando”, apuntó Stafford para la BBC. “Obviamente quieres empatar estos estados de manera correcta. Las verdaderas vibraciones deben ir con “está sonando” y las no-vibraciones deben ir con “no está sonando”.

Sin embargo, al igual de las alarmas de incendio, nuestro juicio perceptivo es tan sensible que está diseñado para errar ocasionalmente. Es por eso que a veces se detona una alarma de fuego y no hay fuego: no es que esté mal diseñadas, sino que es tan sensible al humo y al calor que prefiere prevenir que lamentar.

Así que (al menos que alucines que suena tu teléfono porque realmente deseas que suene tu teléfono), sentir una vibración fantasma no es una alucinación patológica; refleja simplemente el diseño casi-perfecto que tenemos los humanos para percibir. 

[BBC]