*

Esta monja francesa de 117 años es la persona más anciana de Europa, superó la covid y celebró con champagne

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/16/2021

La hermana André superó el coronavirus justo antes de cumplir 117 años y tener una cena festiva

Un caso extraordinario en el cual podemos celebrar la vida en sí es el de la hermana André, una monja francesa que recientemente cumplió 117 años, al tiempo que superaba una infección de covid-19. 

La hermana André es la persona más vieja de Europa, según se tiene conocimiento, y ha vivido las dos grandes guerras, además de la pandemia de la gripe española en 1918. Esta longeva mujer se contagió de covid en el asilo Ste. Catherine Labouré en Toulon. Este asilo, que se había logrado proteger de la pandemia, fue sacudido por el virus justo poco antes de que se empezara a planear la vacunación.

De sus ochenta y ocho residentes, ochenta y uno se contagiaron y once murieron. La hermana André logró superar el virus sin presentar síntomas. Esto vuelve a mostrar lo diferente que puede ser este virus para cada persona, pues vemos que en algunos casos los jóvenes pueden morir y ciertamente muchas personas de edad avanzada lo sufren. Sin embargo, la hermana André, quien ha sorteado todo tipo de adversidades durante su vida, lo vivió de la manera más suave posible.

La monja estuvo aislada durante semanas, rezando y haciendo sus actividades. Manifestó que no tenía miedo de la covid porque no tiene miedo de morir, e incluso dijo que su dosis de la vacuna debía darse a otra persona que realmente la necesitara. La noticia ha sido celebrada en Francia al tiempo que las autoridades son criticadas por su despliegue poco efectivo de vacunación, con poco más de dos millones de personas vacunadas, lo cual representa apenas el 3% de la población en territorio francés.  

La hermana André nació con el nombre de Lucile Randon en 1904 y se ordenó en 1944. Actualmente está ciega y se encuentra silla de ruedas, y aunque confiesa que en ocasiones se siente sola, se ha mantenido a flote gracias a su fe en Dios. Además, el hecho de haber vivido las guerras y la pandemia pasada le da una cierta "perspectiva" ante asuntos de gravedad como el que estamos viviendo actualmente.

La hermana André se ha convertido así en la persona más anciana en superar el coronavirus, superando a Silvia Goldsholl, una mujer de Nueva Jersey de 108 años que sobrevivió a la infección. Lo mejor de todo para la hermana André es que, después de superar el virus, ha podido salir del aislamiento y para su cumpleaños celebró con una abundante comida que incluyó foie gras, vino y queso roquefort, además de un postre de frambuesa. Y como máximo goce: una copa de champagne.

 


También en Pijama Surf: Cultivar estos 4 aspectos de la vida durante la pandemia evitará que caigas en depresión