*

'Sassy Justice': el genial nuevo show de los creadores de South Park que usa deepfakes

Arte

Por: pijamasurf - 11/11/2020

Una sátira de los creadores de South Park basada en tecnología deepfake

Los creadores de South Park están de vuelta con una nueva serie que puede verse, apropiadamente, en YouTube. El show satírico se llama Sassy Justice (título que podría traducirse como Justicia insolente) y, por lo que vimos en el primer episodio, trata sobre un reportero llamado Fred Sassy, quien es el encargado de dilucidar la verdad y proteger a los consumidores en una pequeña ciudad, Cheyenne, Wyoming.

Lo que hay que notar de Sassy es que, literalmente, tiene la cara de Donald Trump. Fred Sassy es un deepfake de Trump que se dedica a investigar la realidad, y en el primer episodio -imposiblemente más meta- investiga la tendencia que existe a usar deepfakes. Recordemos que el deepfake es una técnica de video que, con ayuda de la inteligencia artificial, permite recrear a un personaje "real" sin que haya necesidad de convocar al actor que haría su papel. El uso más conocido que se ha dado recientemente a esta técnica fue en Rogue One: A Star Wars Story, película que si bien se estrenó en 2016, incluye en una secuencia al personaje de la princesa Leia interpretado por Carrie Fisher, pero, por razones de la cronología de la saga, con el aspecto que la actriz tenía en 1977, como si tuviera la misma edad de cuando participó en la primera película de Star Wars.

En el primer episodio de Sassy Justice aparecen deepfakes del actor Michael Caine, Mark Zuckerberg, Al Gore y Jared Kushner. El show parece ser un comentario satírico sobre la era de la posverdad y las fake news, con un humor negro que refleja  apropiadamente nuestros tiempos oscuros, viviendo en el mundo que imaginó no Orwell sino Philip K. Dick. Pero, por supuesto, con la visión cómica de Trey Parker y Matt Stone.

Sassy Justice probablemente esté usando el software de open source DeepFaceLab, el cual permite sobreponer un rostro a un actor base y utilizar programas de edición para darle verosimilitud a un video. Aquí el primer capítulo:

Este parece ser el primer programa recurrente que usa deepfakes. La tecnología ha sido seriamente cuestionada por usos que van desde la pornografía (el más común) hasta la posibilidad de hacer algún tipo de ataque político.

 


También en Pijama Surf: La Matrix de Donald Trump: despertando a la noción de que vivimos en una simulación