*

X

¿Por qué se han registrado nuevos casos de peste bubónica? ¿Y con qué consecuencias?

Salud

Por: Pijamasurf - 07/08/2020

La peste bubónica sigue siento una amenaza a la salud, pero actualmente se convierte en un riesgo mayor debido a su convivencia con el nuevo coronavirus

Funcionarios de salud de Mongolia Interior (China) confirmaron en días recientes que un pastor está infectado de peste bubónica. El pastor se encuentra estable y ya recibe tratamiento en un hospital de la ciudad de Bayannur. 

La comisión de salud de esta ciudad china ha emitido una alerta de tercer nivel (en un sistema de cuatro niveles). Esta alerta advierte a la población de abstenerse de cazar, comer o transportar animales que pudieran estar infectados, con cierto énfasis preventivo respecto de las marmotas. Asimismo, las autoridades sanitarias invitan a la población a reportar la presencia de roedores enfermos o muertos. 

En el marco de la sanidad china, emitir una alerta de tercer nivel se suma al programa de prevención que durará por lo menos todo lo que resta del año 2020. 

Además del pastor, antes se habían registrado otros dos casos de peste bubónica por haber ingerido carne de marmota. Las dos personas contagiadas mejoraron y se encuentran fuera de peligro. 

La peste es provocada por la bacteria Yersinia pestis. Esta bacteria normalmente se encuentra en animales pequeños y en las pulgas que los parasitan. Se transmite del animal al ser humano a través de la picadura de pulgas infectadas, por medio de contacto directo, por inhalación y, muy raramente, por la ingesta de materiales infecciosos. 

Existen dos tipos de peste, los cuales se clasifican por la vía de infección: bubónica y neumónica, siendo la peste bubónica la forma más común. Esta también se origina por la picadura de una pulga infectada. El ganglio linfático se inflama, lo que resulta en una tensión muy dolorosa del tejido, el cual recibe el nombre de "bubón".

Si la peste neumónica o pulmonar no se atiende es mortal. En cambio, la peste bubónica resulta mortal en un rango que va del 30% al 60% de los casos que no reciben tratamiento con antibióticos lo antes posible. 

Sin el tratamiento oportuno, la peste puede provocar la muerte en poco tiempo. Por eso es necesario un diagnóstico rápido y acertado. El diagnóstico correcto y el tratamiento adecuado e inmediato son esenciales para la supervivencia de aquellas personas que resulten infectadas.

Como dato histórico, cabe mencionar que la Yersinia pestis es la misma bacteria que provocó la "peste negra", una de las epidemias más devastadoras en la historia de la humanidad. La también llamada "muerte negra" afectó a la mayor parte de Eurasia entre los años 1347 y 1353 y, en el caso de las sociedades y culturas europeas, dio lugar a un sinfín de prácticas sociales, temas artísticos, leyendas, formas de vivir y más.

La "peste negra" surgió en Asia y llegó a Europa a través de las rutas comerciales, en especial las marítimas. 

Por investigaciones documentales se sospecha que Mesina, en la isla italiana de Sicilia, fue la primera ciudad europea afectada por la peste, en razón de la intensa actividad comercial que ocurría en su puerto durante la Edad Media. Por otro lado, se calcula que en el territorio de lo que actualmente es Alemania, uno de cada diez habitantes perdió la vida luego de haberse contagiado de la peste negra. 

En otro orden de ideas, el historiador marxista Guy Bois considera a esta pandemia un resultado de la crisis del sistema feudal en Europa. Según Bois, la población en condiciones de pobreza fue la más afectada y en donde se dieron más muertes. Y si bien, como es sabido, la peste afectó también a la nobleza, los fallecimientos en ese caso ocurrieron en mucho menor número, debido a las mejores condiciones materiales (sobre todo en lo que respecta a la higiene) de las que gozaba este sector en la época.

En nuestra época, cada año se registran algunos casos aislados de contagio de peste en seres humanos, los cuales normalmente no representan una amenaza real como para derivar en una epidemia o pandemia.

En ese sentido, las medidas adoptadas por el gobierno chino en el caso de las personas contagiadas de peste en la Mongolia Interior puedan parecer exageradas, pero tomemos en cuenta que se implementaron en el contexto de una pandemia global causada por el SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus causante de la pandemia de covid-19. Cualquier enfermedad puede resultar más grave de lo normal en el contexto de emergencia sanitaria en el que vive el mundo desde inicios de este año. De ahí que cualquier medida sanitaria se convierta en necesaria y urgente para no agravar ningún otro tipo de condición médica.

 

También en Pijama Surf: Epidemias y control social: la otra cara del miedo a la enfermedad

 

Imagen de portada: El triunfo de la muerte (1562), Pieter Brueghel