*

X
El vuelo de prueba de Starhopper fue un un acontecimiento de cierta elegancia aeronáutica

Pocas veces se ha visto un despegue especial más estético como lo fue el reciente lanzamiento del Starhopper de Space X. Más allá del efecto publicitario de esta compañía que se caracteriza por buscar lo llamativo, el Starhopper generó cierto deleite por su pequeño salto atmosférico, como si se tratara de un encantador infante. 

Este martes en Boca Chica, Texas, el prototipo de carga para vehículos estelares de la compañía de Elon Musk hizo una prueba "brincando" al cielo unos 150 metros por unos 57 segundos, superando ocho veces lo que había hecho hace un mes.

Este vehículo pretende probar los motores Raptor, los cuales propulsarían a las naves espaciales Starship que tienen pensado llevar a humanos a la Luna y a Marte, e incluso a otros mundos

Lo que llamó la atención del pequeño vuelo de Starhopper fue el destello estético del mismo, un agraciado salto espacial seguido  de un desvanecimiento fantasmagórico en nubes de fuego.

Elon Musk informó que se tienen pensadas innovaciones para este vehículo, que de cualquier forma hizo una despedida elegante, como puede apreciarse en estos videos; los amantes de la aeronáutica seguramente lo considerarán algo de gran belleza.

 

También en Pijama Surf: Elon Musk planea colonizar Marte para asegurar la supervivencia humana