*

X

El impresionante fenómeno de la 'cascada de fuego' en Yosemite (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/23/2019

Un singular espectáculo luminoso que se puede apreciar en el mes de febrero

Cada mes de febrero, en el Parque Nacional de Yosemite, en el estado de California, miles de personas buscan atisbar las cataratas Horsetail, un fenómeno espectacular que hace parecer que cae una cascada de fuego en una montaña nevada. En realidad se trata de un fenómeno óptico, y no de lava o fuego. Durante ciertas horas en febrero, el Sol incide transversalmente en la roca helada y crea esta hermosa ilusión.

Las puestas de sol en este lugar son realmente legendarias. Y desde los años 70 del siglo pasado, la también llamada "firefall" recibe millones de visitas.

En octubre el Sol ocupa el mismo lugar pero no se produce dicho efecto, pues no hay suficiente agua, ya que que los meses de invierno son más húmedos.

Desde ciertos ángulos, la "cascada de fuego" parece una puerta de oro hacia otra dimensión.

Te podría interesar:

Esta noche del 12 y 13 de febrero se podrá observar el espectacular cometa Iwamoto

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/23/2019

Una luz azul-verde que viaja a cientos de miles de km/h y que no volverá a aparecer en el firmamento hasta el año 3390

Un brillante objeto azul-verde atraviesa nuestro sistema solar en estas fechas: el cometa Iwamoto (o C/2018 Y1). Esta "bola de nieve" espacial puede verse en el cielo nocturno con la ayuda de unos simples binoculares o disfrutarse a mayor detalle con un pequeño telescopio.

Hace unos días el Iwamoto tuvo su momento de perihelio -máxima cercanía a nuestra estrella central- y esta noche del 12 y el 13 de febrero estará en su perigeo, su distancia más corta a la Tierra, unos 45 millones de kilómetros. El cometa alcanza una velocidad de 238,000 km/h.

Esta es la semana en la que se puede observar mejor el cometa, ya que en unos días más será necesario un telescopio profesional, al tiempo que el cometa se pierde en la profundidad del espacio. Y cabe mencionar que este objeto transneptuniano no volverá a ser visible hasta el año 3390, así que es un fenómeno realmente milenario.

Los astroaficionados pueden dirigir sus binoculares o telescopios a la constelación de Leo por allí de la medianoche para encontrar la cabellera flamígera de este cometa.