*

X

Mocos de anguila: la foca monje, en peligro de extinción, enfrenta nuevo problema: anguilas que se meten a sus narices

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/07/2018

El extraño caso de las anguilas en las narices de las focas monje

Las anguilas pueden ser deliciosas, pero no tanto si se meten en tus narices. La en general tranquila e impasible foca monje de Hawái (o foca fraile), que se encuentra en peligro de extinción, ahora se enfrenta a un nuevo problema, pues insidiosas anguilas parecen gustar de explorar sus fosas nasales.

Los problemas habituales que esta foca enfrenta son caer en redes de pesca, y algunas enfermedades. Recientemente una foto de una foca, con su rostro bonachón y una anguila en la nariz, fue compartida por la National Ocean and Atmospheric Administration de Estados Unidos y según explican los investigadores, este fenómeno -de los "mocos de anguila"- ha sido observado sólo en los últimos 2 años. Pese a que habían monitoreado a estas focas monje por más de 4 décadas, nunca se había visto algo así. Y en los últimos 2 años, ya ha pasado cuatro veces.

Actualmente, aunque parece broma, se tienen lineamientos para tratar el caso, el cual no es fácil de resolver, pues las anguilas se meten a lo profundo. Uno de los investigadores las compara con el pañuelo de un mago. Evidentemente, más allá de lo divertido, es posible que las anguilas causen problemas en términos de infecciones o que no dejen que las focas cacen, e incluso que impidan que entren al agua por problemas respiratorios.

Los investigadores no saben bien el por qué de este repentino hábito; creen que, tal vez, las mismas focas vomitan las anguilas y éstas se quedan metidas en sus narices. O quizá las anguilas se atoran allí intentando escapar de las focas, cuando éstas buscan alimento entre las rocas.

Curiosamente, en otro estudio se encontró que algunas anguilas se encuentran amenazadas a causa de la cocaína que hay en las aguas de los ríos. Una extraña conexión nasal. 

Te podría interesar:

Raras flores que florecen una vez cada 12 años pintan praderas de azul violeta en la India

Ecosistemas

Por: pijamsurf - 12/07/2018

Las alfombras mágicas de neelakurinji

Cada 12 años las colinas de Munnar, en el suroeste de la India, se llenan de una eclosión divina de flores azules y moradas, llamadas neelakurinji (Strobilanthes kunthianus). Estas flores crecen en un región de montañas "azuladas" que tomó su nombre justamente de las flores que florecen cada 12 años, en un intervalo que se conoce como piletasis. Estas hermosas plantas florecen una vez en su vida y mueren. Sin embargo, vale la pena, pues llenan las colinas de una alfombra de deliciosos aromas y colores, algo así como un paraíso en la tierra. Y no es sorpresa que Munnar sea uno de los lugares favoritos para las parejas recién casadas que se van de luna de miel, sensibles a esta belleza abundante, o que fuera también el lugar donde vacacionaba la aristocracia británica durante el período de ocupación de "la joya de la corona".

Hace unos años, la gente que vivía en esta región donde se habla sobre todo tamil calculaba su edad por las inflorescencias del neelakurinji. En vez de decir que se tenían tantas primaveras, se tenían tantos florecimientos de estas maravillosas flores. De agosto a octubre de 2018 es temporada y se pueden ver pastizales llenos de coloridas eclosiones; no obstante, lamentablemente, cada vez hay menos tierras donde estas flores pueden florecer, debido a que las tierras se utilizan para otros cultivos.