*

X

Los datos más extraños y fascinantes del aguacate: la fruta amada por los millennials y los quetzales que mejora el semen

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/31/2018

No hay duda de que el aguacate es la mantequilla de los dioses, y tan rica como su sabor es su historia

El aguacate está viviendo su momento, y es más que merecido, pues no sólo es una fruta deliciosa -que incluso, por su sabor y versatilidad, trasciende la categoría de fruta-; es además sumamente sana y tiene un linaje divino como pocas frutas, al menos en México. El aguacate es hoy en día considerado una "superfood", es asociado con los hípsters y con las celebridades del wellness (como Gwyneth Paltrow, que lo deificó), con el guacamole y el Superbowl y está viviendo un boom exorbitante. Es un ingrediente estratégico para cualquier dieta, ya que proporciona grasas no saturadas sanas que durante mucho tiempo habían sido ignoradas en las recomendaciones alimentarias. Es una especie de mantequilla, pero probablemente con más propiedades benéficas -la mantequilla de los dioses, se ha dicho-. Hoy, de hecho, es el Día Nacional del Aguacate en Estados Unidos, lo que demuestra su penetración en dicha cultura, y en las redes sociales anglosajonas proliferan videos de aguacates y advertencias -que a los mexicanos les parecen ridículas- sobre los peligros de partir esta fruta, en los cuales se cita a personas que han tenido que ser admitidas en el hospital por su torpeza y se ofrecen aparatos especiales para rebanar el manjar mágico de la tierra caliente. 

Más allá de esta moda, el aguacate tiene una fascinante historia y representa un verdadero patrimonio cultural de México y otros países de Centroamérica, lo cual revisaremos aquí.

 

El aguacate debió haberse extinguido, es un "anacronismo evolutivo"

Diversas investigaciones recientes han mostrado que es casi un milagro que tengamos aguacate hoy en día -y ciertamente, sería trágico no tenerlo-. Se sabe que animales gigantes como los mamuts y los perezosos terrestres gigantes consumían esta fruta (incluso se especula que los dinosaurios también tenían este refinado gusto). Para sobrevivir, las plantas frutales suelen depender de animales que distribuyan su semilla al defecarla. Debido al gran tamaño de la semilla de los aguacates -al menos, de la mayoría de sus especies- la planta se enfrentó a un problema debido a la extinción, hace 13 mil años, de los animales que eran capaces de digerirla. Sin embargo, aparentemente justo por esta época, o quizás en algunas generaciones inmediatamente posteriores -el árbol llega a vivir unos 250 años-, algunos seres humanos empezaron a cultivar aguacate en lo que hoy es América. Estos eran humanos sabios.

 

La simbiosis de los quetzales

Los aguacates eran enormemente valorados por los aztecas, aunque no más que las plumas de los quetzales. No obstante, ambos están estrechamente relacionados. Los quetzales, el ave nacional de Guatemala y el ave sagrada de los panteones de diferentes culturas como la maya y la tolteca, se alimentan de pequeños aguacates silvestres (aguacatillos), a los cuales ayudan a sobrevivir cuando tiran la semilla en otros lugares alejados del árbol madre. No hay nada más elegante y precioso para la imaginación de estas tierras que visualizar un quetzal, con su colorido y altivo plumaje, devorando un rico aguacate. Sin duda, esto contribuye a la realeza y a la estirpe fina del aguacate.

 

"Aguacate" significa "testículo" y esta fruta tiene propiedades "afrodisíacas"

Por su forma, los aztecas le llamaron a esta fruta ahuácatl, que significa testículo. La medicina tradicional suele basarse en una doctrina de signaturas, donde la forma de una planta supuestamente produce un efecto análogo. Y este caso es una prueba de que algo sabían los antiguos. Primero veamos el relato que hace Francisco Hernández de esta fruta de la Nueva España, el cual envía a la corte española:

Las hojas son olorosas y de temperamento caliente y seco en segundo grado, por lo que se emplean convenientemente en lavatorios. Los frutos son calientes, agradables al gusto y de calidad nutritiva, excitan el apetito venéreo y aumentan el semen; sus huesos producen, prensados, un aceite semejante al de almendras que cura el salpullido y las cicatrices, favorece a los disentéricos con alguna astringencia y evita que los cabellos se partan.

Aumentan el semen, se dice, y en esto coincide un estudio científico reciente que muestra que comer aguacate aumenta la cantidad de esperma. Así que, como los testículos, el aguacate produce semen -y seguramente, bueno y rico-. Para seguir con esta oda al aguacate, sigamos con la crónica de Fray Bernardino de Sahagún:

Los árboles llamados ahuácatl o ahuacacuáhuitl tienen hojas verdes y oscuras. El fruto dellos se llama ahuácatl, y son negros por fuera y verdes y blancos por dentro. Tienen un cuesco de dentro, de hechura de corazón. Hay otros ahoacates que se llaman tlacazolahuácatl. Son grandes. Son como los de arriba. Las mujeres que crían no los osan comer porque causan cámaras a los niños que maman. Hay otros ahoacates que se llaman quilahuácatl. La fruta de éstos también se llama quilahuácatl. Son verdes por fuera. Son muy buenos de comer. Son preciosos.

Son preciosos; el buen Fray Bernardino era un tipo sensible y no le podía pasar desapercibido lo que es una verdad universal.

 

Parecen testículos, pero sus semillas son corazones

Las semillas también parecen testículos, como las muñecas rusas, aguacates fractales. Pero, tal vez, de esta semejanza cardíaca proviene la conocida adivinanza con la que muchos crecimos: "Agua pasa por mi casa, cate de mi corazón". El aguacate es el agua del corazón, la fruta que late. El agua verde de piedra suave. El agua de quetzal. El agua que catl por mi corazón. 

 

Eran tan preciados que, como la sal, se pagaba en aguacates

Y ciertamente, muchos estaríamos de acuerdo en recibir nuestro jornal en aguacates.

En varios documentos antiguos se constata que los aguacates eran uno de los bienes con los que algunos poblados pagaban tributo a los mexicas. 

Te podría interesar:

Guía de actividades, eventos y lugares para disfrutar del verano en la Ciudad de México

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/31/2018

Una guía alternativa para divertirse y cultivarse en la ciudad este verano

Entre tardes lluviosas y días soleados, partidos de fútbol y elecciones, el verano ya empezó... Para algunos es el momento de las vacaciones, pero muchos otros deben permanecer en la Ciudad de México. Por fortuna, la CDMX es un sitio que ofrece una amplia oferta de vida nocturna, cultural y gastronómica. 

A continuación presentamos una pequeña guía de actividades veraniegas. No se trata de una guía de bares y restaurantes (la CDMX se ha convertido en una de las capitales gastronómicas del mundo y es imposible dar una imagen completa de su riquísima oferta). Se incluyen solamente algunas recomendaciones para pasar unos días de manera agradable y hacer algo distinto.

 

CONCIERTOS

Os Mutantes

El 4 de julio en el Plaza Condesa se presenta Os Mutantes, una de las bandas más importantes de la historia del rock psicodélico. Originarios de Sao Paulo, Brasil, pero más bien cósmicos, está banda es un deleite de ritmos hipnóticos, euforia rockera, canciones de cuna y sabrosos momentos contemplativos. 

 

Yann Tiersen

El 6 de julio, en la Sala Nezahualcóyotl, se presenta el prodigioso músico francés Yann Tiersen, autor de las bandas sonoras de películas como Amélie y muchas otras. Tiersen tiene un repertorio variadísimo, y se sirve de numerosos instrumentos. La Sala Nezahualcóyotl es uno de los recintos de la ciudad donde mejor puede escuchar música.

 

La Orquesta Nacional de Jazz Tributo a Esquivel

El 15 de julio en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, la Orquesta Nacional de Jazz hará un homenaje al compositor Juan García Esquivel por su centenario. Esquivel fue uno de los pioneros mexicanos de la música electrónica, compuso la música del programa Odisea Burbujas y llegó a abrirle a Sinatra en Las Vegas.

 

Cut Copy 

El 21 de agosto en el Plaza Condesa se presenta la banda australiana de electrónica Cut Copy. Esta banda de música electropop y house llena de vocales y guitarras -para algunos épica- es una de las favoritas de los chilangos, habiendo venido ya en varias ocasiones con enorme éxito.

 

EXPOSICIONES

MUAC
En el Museo Universitario de Arte Contemporáneo sigue la exposición Tania Bruguera: Hablándole al poder, donde la artista de origen cubano presenta sus proyectos desarrollados entre 1985 y 2017, que realizó con la idea de transformar el efecto emocional y simbólico del arte hacia la eficacia política. Otra exposición es Proyecto para el día que me quieras, muestra que reúne nueve instalaciones que resumen el trabajo del argentino Leandro Katz sobre la imagen del Che Guevara, atravesada por el registro fotográfico que da cuenta del trágico desenlace durante su lucha guerrillera en Bolivia. También continúa todavía la exposición de objetos coleccionados por el mexicano Melquiades Herrera, que testimonia su práctica de arte acción y estudio de la cultura. Ubicado en Insurgentes Sur 3000, Centro Cultural Universitario.

 

El Eco

El Museo Experimental El Eco exhibe El presente, mañana, un proyecto de Carla Zaccagnini, argentina radicada en Brasil, artista plástica y maestra de poéticas visuales, que cuestiona la fiebre del oro del siglo XVII y su relación con las figuras del esclavo, el mártir y el traidor, y toma de la historia relatos míticos que son traídos al presente para abogar por el modernismo. Ubicado en James Sullivan 43, colonia San Rafael. 


Antiguo Colegio de San Ildefonso
Durante este verano, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso se podrá visitar la recientemente inaugurada exposición Vaticano, de San Pedro a Francisco, que abarca 2 mil años de arte e historia. En ella se recorren 20 siglos de la cristiandad, ligada a las civilizaciones y las culturas del mundo. Se exhiben 180 piezas que proceden de la Pinacoteca Vaticana, entre las que destacan obras de Tiziano, Rafael, Bernini y "El Veronés". El museo se localiza en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en el número 16 de la calle Justo Sierra. 


 

Para mayores informes sobre estas exposiciones y otros eventos culturales visita www.cultura.unam.mx

 

¿QUÉ HACER EN EL DÍA?

Jardín Botánico

Con más de mil 600 especies de plantas, el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM es un excelente lugar para pasar un día viendo flores y plantas raras, e incluso algunos animales. Puedes caminar entre la naturaleza y hacer una especie de picnic. Ubicado en Circuito Zona Deportiva 53, Ciudad Universitaria.

 

Audiorama

Una especie de lugar secreto en la parte más tranquila y mejor cuidada del Bosque de Chapultepec. El Audiorama está ubicado detrás de la Tribuna Monumental, donde antes estaba la caverna Cinacalco, que se decía que conducía al inframundo, un portal dimensional en el bosque. En las mañanas se pone música clásica y en las tardes se tienen jornadas temáticas que van de jazz al new age, el ambient o la world music. Además, hay una selección de libros que puedes tomar para leer entre los árboles.

 

Caminatas volcánicas

La CDMX está rodeada de montañas y volcanes imponentes, donde se puede practicar el senderismo y refrescar el ojo y el alma. Entre los lugares recomendados están el Nevado de Toluca, el Pico del Águila, el Iztaccíhuatl, el Pico de Orizaba y el Tepozteco, entre varios otros más. Se recomienda ir temprano, para intentar evitar las lluvias. 

 

¿QUÉ HACER EN LA NOCHE?

Páramo

Arriba del ya clásico lugar de tacos gourmet (sin ser caros) El Parnita, se ubica Páramo, un lugar de comida mexicana, especialmente tacos y ceviches con un ambiente muy cool, como de cantina, lleno de extranjeros y gente interesante. Además, a esta familia de lugares se une allí mismo un nuevo expendio de maíz para desayunar, donde se rinde culto al maíz en todas sus formas más tradicionales. Así que puedes desayunar en el expendio de maíz, comer en El Parnita y cenar en Páramo, si tienes suficiente entusiasmo. Ubicado en Yucatán 84, colonia Roma.

 

Yu Yu

Un lugar que lleva menos de 1 año pero ya genera fuertes ondas vibracionales en la colonia Juárez, la colonia que se ha convertido en el hotspot del momento de la vida nocturna en la ciudad. Yu Yu es lo más cercano a los clubs de techno de Berlín: un sótano pequeño con un sonido enorme, oscuro y lleno de gente de todas partes del mundo. Es el lugar para ir a bailar en serio. Cuenta con un programa de DJs y productores internacionales curado por la gente de Comunité, el festival de música y cultura de Tulum. Ubicado en Versalles 94.

 

Tachinomi Desu

Uno de los bares con más estilo de la ciudad, donde se bebe sake, whisky japonés y vinos naturales. Se escucha blues y sonidos melancólicos. No hay mesas; la gente se queda parada como los oficinistas japoneses cuando pasan a beber algo después del trabajo. Un lugar muy pequeño y con cierta elegancia.