*

X

Eróticas y escabrosas ilustraciones de 'Las flores del mal' de Baudelaire

Arte

Por: pijamasurf - 07/30/2018

Diabólicas y encantadoras viñetas de "Las flores del mal", ilustrado en toda su terrible voluptuosidad

¿Vienes del hondo cielo o del abismo sales,

Belleza? ¿Tu mirar infernal y divino,

confusamente vierte favor y crimen,

y por eso podrías compararte al vino?

Charles Baudelaire

Charles Baudelaire fue el poeta maldito por antonomasia, el poeta que exploró lo sórdido y que se internó al abismo para revelar que allí  también había una profunda belleza, la cual no podía ajustarse a las "buenas costumbres" de la sociedad. El libro que cifró el legado de Baudelaire y que le valió tanto el escarnio y la condena como la inmortalidad fue Las flores del mal, un libro que revolucionó la concepción estética del mundo, el libro en el que Baudelaire conjuga lo que parecía irreconciliable: lo poético y bello con lo abismal, decadente y diabólico. El poeta sienta en la mesa al Diablo, fuma de su pipa, bebe de su vino, fornica con sus ninfas y prostitutas y pasea en el voluptuoso jardín del deseo donde, como diría luego Eliphas Lévi, cada rosa tiene una serpiente enrollada en el tallo.

Este tour de force infernal, esta oda parnasiana, ha sido ilustrada innumerables veces -y el mismo Baudelaire hizo algunos bocetos-, pero quizás el más memorable trabajo de ilustración es el del artista italiano Carlo Farneti, quien en 1935 visualizó Les fleurs du mal. Sin que sea una obra maestra, sus ilustraciones captan el fantasmagórico y abyecto pero delicioso universo de Baudelaire.

 

 

 

Te podría interesar:

El genial disco debut de Bicep + el remix de Four Tet

Arte

Por: pijamasurf - 07/30/2018

De conquistar la web, el dúo de bloggers de Belfast pasó a conquistar las pistas de baile

El debut de Bicep, con un álbum homónimo lanzado por Ninja Tune, fue uno de los mejores discos de electrónica del 2017. El dúo de ex bloggers norirlandeses presentó un disco lleno de himnos, de clásicos instantáneos de un house melódico con acentos de trance y zarpazos de jungle y psicodelia, música de alto vuelo que remite al aspecto más luminoso del club y el rave. Hace unos meses uno de nuestros grandes consentidos, Four Tet (el londinense Kieran Hebden), hizo un remix, lo cual nos sirve de pretexto para para presentar este disco sin muchas palabras.

Sólo es necesario mencionar que además de "Opal", el track remixeado, particularmente "Aura", "Vale", "Glue" y "Rain" son himnos que llevan a la catarsis de las altas horas de la danza. La música de Bicep tiene una sensación tan épica como nostálgica; revive la historia del house de los años 90 de manera vital y actual, un house progresivo, lleno de vocales femeninas que se derriten, sintetizadores barridos, bajos ponchados; todo es hiperbólico y coquetea con lo chabacano y cutre, sólo que se salva por un pelo y entrega un amanecer épico de sol, mar, éxtasis y sueños de amor. Bicep es la prueba que el amor a la música y a la información puede llevar lejos; los oscuros bloggers de Belfast ahora son héroes del house y la luz está con ellos.