*

X

¿Podrán los aficionados mexicanos controlarse y no gritar "puto" en el Mundial, luego de nueva multa y advertencia?

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/19/2018

¿Podrán controlarse los mexicanos y no dedicar su particular mentada al portero rival? En caso de no hacerlo, la FIFA amenaza con sanciones más importantes que una simple multa

Ante la euforia por la sorpresiva actuación de la Selección Mexicana, que venció a Alemania en su debut en la Copa Mundial Rusia 2018, una sombra pende sobre el fútbol mexicano: el inexpugnable grito de "puto" que se le dedica al portero rival en los saques de meta. Este grito, que se ha convertido en un distintivo de la afición mexicana, le ha costado una nueva multa a la selección -la onceava en su historia-. En este caso, una cifra casi simbólica de 10 mil francos suizos (o 204 mil pesos). Sin embargo, la FIFA ha advertido que podrían agravarse las sanciones.

Se ha empezado a especular que incluso, de seguir repitiéndose, esto podría llegar a costarle puntos en la mesa a la Selección, lo cual sería el más grande desastre de la historia del fútbol mexicano. Aunque es muy poco probable que esto suceda, se tiene contemplado que en los próximos partidos los aficionados podrán ser sacados del partido e incluso vetados de la Copa del Mundo. Es probable que hasta que no se tengan sanciones más fuertes, los incorregibles aficionados difícilmente dejarán de rebelarse y seguirán gritando "puto", un amague que parece ya parte de la idiosincracia mexicana.

Si bien es discutible si el grito "puto" es realmente homofóbico o no -en el sentido de que la palabra "puto" tiene diversos significados coloquiales según el contexto, uno de los cuales obviamente es homofóbico-, lo que es evidente es que entra en una ambigüedad que puede ser ciertamente ofensiva, y lo que es indudable es que es una vulgaridad, y aún más vulgar es que algunas personas defiendan esta manifestación como parte de la cultura popular mexicana, como hablando de una esencia de la mexicaneidad. Asimismo, el tema que llama la atención es la aparente incapacidad de las aficiones para controlarse -una incontinencia verbal- y hasta la fecha, numerosas campañas han probado ser totalmente inefectivas en lograr que los aficionados sigan una simple regla civil. Se trata, seguramente, de una atávica rebeldía a la autoridad. Ciertamente existe en México una falta de respeto a la autoridad, y más allá de la corrupción imperante, esta falta de respeto sólo produce mayor corrupción en todos los niveles.  

De aquí entonces que surja esa gran duda, de si acaso los mexicanos (muchos de los cuales parecen haber "echado la casa por la ventana" para asistir al Mundial) son capaces del más mínimo control emocional y respeto. Es cierto que son suficientemente ingeniosos como para crear un grito alternativo que genere la misma sensación humorística (y no el propuesto "¡eeeh Putin!"). Habrá que ver. 

Vale la pena leer una interesante crónica de los festejos de los mexicanos en Rusia, donde se cuenta cómo el buen fútbol de la Selección ha sido condimentado por las ocurrencias de los mexicanos, sus ingeniosas porras y sus hazañas, como meter tequila al estadio o asombrar a los casi siempre impávidos rusos con su marea verde de fiesta y borrachera. Más de 30 mil mexicanos, que han pagado por persona más de 250 mil pesos por asistir a la justa, llenan las calles con lo que las televisoras celebran como si se tratara de una muestra de o lo mejor de la cultura mexicana. Unos 375 millones de pesos, según los cálculos moderados, por reventar en Rusia. Por eso los rusos toleran la euforia ajena.

Te podría interesar:

Vergüenza internacional para la Selección Mexicana: captan a jugadores en fiesta con escorts

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/19/2018

La Selección Mexicana llega al Mundial envuelta en un escándalo

A unos días del inicio del Mundial de Rusia 2018, la Selección Mexicana de fútbol se enfrenta a un escándalo mediático y posiblemente interpersonal. La revista de chismes y escándalos TV Notas publicó el martes fotografías de una fiesta que se llevó a cabo el sábado y domingo pasados en una casa de las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México. En las imágenes se puede apreciar la llegada de numerosas escorts, o acompañantes femeninas, que en algunos casos fueron recibidas en la calle por los jugadores. La revista señala que hasta "30 escorts VIP" llegaron al lugar y que algunos jugadores salieron de la casa hasta el domingo en la tarde, sugiriendo que se trató de una tremenda farra.

Los jugadores mencionados son: Guillermo Ochoa, Carlos Salcedo, Héctor Herrera, Jesús Gallardo, los hermanos Dos Santos, Raúl Jiménez, Jesús "Tecatito" Corona y Marco Fabián. Ocho jugadores importantes que estarán participando en el mundial en unos 10 días. La Federación Mexicana de Fútbol señaló que los jugadores tenían el día libre, por lo cual no hubo una infracción del reglamente interno, como ocurrió en otra ocasión previa a una competencia.

Decenas de medios internacionales han echo eco de esta noticia, la cual aparentemente ha puesto en aprietos a los jugadores con algunas de sus parejas, según interpretaciones de la ausencia de Héctor Herrera, quien pidió tiempo para ausentarse, presumiblemente para hablar con su pareja. Uno de los temas polémicos tiene que ver no con el hecho de que los jugadores se diviertan y beban en días libres sino con el aparente hábito común en México entre futbolistas, políticos y demás de realizar eventos recreativos con escorts, una versión suave de prostitución, que no deja de generar controversia en la sociedad. Y más allá de la cuestión moral está la cuestión de mínima inteligencia y conciencia de parte de los jugadores. A menos de 2 semanas de iniciar al Mundial, no era demasiado difícil hacer las cosas con mayor precaución y evitar un conflicto que desestabiliza a un equipo que ahora tendrá una presión añadida. 

 

También en Pijama Surf: Asociación de Fútbol Argentino incluyó guía para seducir mujeres rusas en kit para Rusia 2018