*

X

10 películas de terror que casi nadie termina de ver, según Netflix

Arte

Por: pijamasurf - 03/21/2018

Al menos 7 de cada 10 personas que comienzan a ver estas películas de terror en Netflix pausan la reproducción antes de llegar al final

El género de horror ha acompañado al cine casi desde sus inicios. De hecho, casi podría decirse que uno de los primeros artífices de esta disciplina, el mítico Georges Méliès, dio un toque horrífico a varios de sus primeros experimentos con los recursos del cinematógrafo, en especial por su singular fascinación por el Diablo.

En nuestra época, el cine y su consumo se han movido hacia otras plataformas. De las grandes salas, algunas de ellas monumentales, ha mudado también a la sala de nuestra casa y a veces incluso sólo a la pantalla de nuestra computadora y la comodidad de nuestra cama. Para ver una película de terror tal vez este sea, después de todo, un ambiente necesario de seguridad.

Recientemente Netflix, una de esas plataformas adonde ha migrado el cine, dio a conocer los títulos de las 10 películas del género de terror que la mayoría de sus usuarios no termina de ver, llegando sólo hasta al 70% de su duración total. 

Este porcentaje es importante, pues de alguna manera hace pensar que los espectadores la consideraron una buena cinta, continuaron varios minutos después de comenzar a reproducirla, llegaron incluso a más de la mitad pero hubo algo que les impidió seguir. ¿Miedo? ¿Terror? Tal vez vale la pena ver por nosotros mismos los títulos y sacar nuestras propias conclusiones.

 

1. Cabin Fever, Travis Zariwny (2004)

 

2. Carnage Park, Mickey Keating (2016)

 

3. México Bárbaro (2016)

 

4. Piranha 3D, Alexandre Aja (2010)

 

5. Grave, Julia Ducournau (2016)

 

6. Teeth, Mitchell Lichtenstein (2007)

 

7. The Conjuring: Les Dossiers Warren, James Wan (2013)

 

8. The Human Centipede 2, Tom Six (2011)

 

9. The Void, Jeremy Gillespie y Steven Kostanski (2017)

 

10. JeruZalem, Yoav y Doron Paz (2016)

 

Recordemos, finalmente, que Netflix puede ofrecer este tipo de información porque colecta los datos del uso de su aplicación y otros para usarlos después con fines comerciales. 

 

También en Pijama Surf: 25 películas sobre las regiones más oscuras de la mente humana

Te podría interesar:

Cuando John Cage y Marcel Duchamp jugaron ajedrez y crearon música con su partida

Arte

Por: pijamasurf - 03/21/2018

¿Quién crees que ganó?

Dos de los grandes artistas de las vanguardias del siglo XX frente a frente. Esta "Reunión" (como se llamó el evento) ocurrió en Toronto en 1968, ante una audiencia de cientos de personas en el Ryerson Theatre. Y no fue sólo un interesante duelo, sino un happening con una propuesta innovadora, como tenía que ocurrir con estos pioneros de géneros artísticos. Al mover las piezas, los dos gigantes creativos detonaban sonidos de un tablero especialmente construido en el que cada movimiento echaba a andar una composición electrónica. El tablero fue creado por Lowel Cross y contenía 64 fotorresistores, conectados a un sistema generador de sonido que activaba composiciones de Gordon Mumma, David Behrman, David Tudor y el mismo Cross. 

Para quienes se interesan en el resultado: el pintor, escultor y artista conceptual francés fue el vencedor, pero Cage no tenía por qué avergonzarse, ya que Duchamp era un ajedrezista de primer orden, habiendo participado en las Olimpiadas de ajedrez anteriormente. De hecho, Duchamp fue maestro de ajedrez de Cage en los años 40, pero el alumno no superó al maestro. Sin embargo, Cage aprovechó este interés para aprender otras cosas también de quien era un artista al que admiraba profundamente y luego ideó este evento, en el que se mezcló el performance con el juego.

Duchamp venció a Cage en sólo 30 minutos, y eso con la ventaja de jugar con sólo un caballo. Para que la noche no fuera una decepción, luego Cage jugó una partida más pareja con la esposa de Duchamp, mientras el maestro observaba y fumaba. Duchamp dijo alguna vez: "Mientras que no todo los artistas son jugadores de ajedrez, todos los jugadores de ajedrez son artistas". Meses después Duchamp moriría, teniendo 81 años de edad. Esta partida vanguardista fue su última presentación en público.