*

X

Increíble imagen de un átomo visible a simple vista gana premio de fotografía científica

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/16/2018

Una imagen única en la historia de la ciencia muestra lo que es en cierta forma imposible: ver un átomo

Las dimensiones minúsculas de un átomo y de toda la materia subatómica hacen que sea imposible para el ojo humano vaptarla. Pero gracias a una aplicación bastante astuta de tecnología de punta, los científicos han logrado fotografiar por primera vez un átomo único. David Nadlinger obtuvo el premio nacional de fotográfía científica del Reino Unido por esta prodigiosa foto, en la que se aprecia un punto de luz en un campo de iones. Un átomo atrapado entre dos electrodos, separados por 2mm.

Un átomo estándar mide apenas unas 10 millonésimas de 1mm (en 1mm cabrían 10 millones de átomos). Si bien los átomos de estroncio -como el de la imagen- son un poco más grandes, sólo podemos verlos porque absorben la luz del láser y luego la reemiten a una velocidad que puede captarse en una cámara.

La imagen muestra un punto de luz, un átomo cargado positivamente de estroncio, el cual se sostiene inmóvil por campos eléctricos que emanan de los electrodos de metal... Al ser iluminado por un láser, el átomo absorbe y reemite partículas de luz que hacen posible que una cámara lo capte utilizando una simple técnica de larga exposición. Pero lograr la imagen no fue nada fácil, se tuvo que emplear una cámara de alto vacío para albergar la trampa de iones. La fotografía fue realizada en el contexto de la investigación de computación cuántica en la que se utilizan iones enfriados por láser.

Te podría interesar:

Nadie sabe por qué estas abejas construyen complejos y hermosos nidos espirales

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/16/2018

Una extraña pero preciosa forma espiral con la que un tipo de abejas australianas configuran sus nidos es estudiada por científicos

La construcción de nidos o colmenas de especies como las abejas o las termitas ha fascinado a científicos por décadas y a esto contribuye un reciente descubrimiento de un nido con una forma espiral multicapas que es utilizado por la especie australiana Tetragonula carbonaria.   

Esta especie se caracteriza por  ser una de las pocas que no tiene aguijón, sólo 500 entre 20 mil no lo tienen. La T. carbonaria se defiende, en lugar de eso, cubriendo a sus invasores de cera, momificando efectivamente a otros insectos, como escarabajos y demás. Pero lo más llamativo de estas abejas obviamente son sus hogares, preciosas e hipnóticas estructuras espirales que son llamadas también "panales de gestación" en los que se vinculan cientos de cámaras o incubadoras individuales haciendo una continua escalera o torre de abejas bebés nonatas.

La imagen que se muestra, según el investigador Tim Heard, es apenas una capa de esta estructura o  palacio espiral. Un nido completamente desarrollado consiste de 10-20 capas, y cada una es un círculo dentro de una espiral continua. Los científicos utilizan ahora el nombre "nido" para diferenciarlo de "colmena" cuando se trata de estructuras naturales, las colmenas (beehives) suelen ser las fabricados por apicultores.   

En las celdas de estos nidos espirales, las abejas individuales crecen de ser huevecillos a adultos completamente formados en 50 días. Las celdas se construyen mezclando resina de plantas con cera que es secretada de las glándulas abdominales de las abejas. Las abejas obreras vomitan comida en la celda como provisión y luego la reina deja un huevo en ellas. Finalmente, las obreras cierran la celda. Esto ocurre de manera progresiva, de tal forma que, eventualmente, abejas maduras emergen de las células más viejas en el centro de los niveles más bajos del panal. Al nacer, las abejas dejan vacías su celdas, pero rápidamente las obreras empiezan a construir una nueva celda de gestación allí, de tal forma que una sola colonia podría, en teoría, vivir indefinidamente en dicho espacio. 

Lo que los científicos no entienden es por qué se utiliza la forma de una espiral. Se sabe que la guía de construcción es un algoritmo que las abejas conocen de manera innata, no lo tienen que aprender. Pero esto no explica por qué en este caso esta forma espiral, la cual podría ser una mutación azarosa o adaptativa.