*

X

Las 5 montañas sagradas de China: vehículos de trascendencia espiritual

Por: pijamasurf - 07/05/2016

5 grandes picos espirituales del taoísmo

China tiene una especial relación con las montañas, estando cerca de algunos de los picos más majestuosos del mundo y atravesado por abundantes cordilleras. Las religiones indígenas chinas concibieron a las montañas como formaciones sagradas y a partir de ellas construyeron una filosofía de la naturaleza en la que la tierra y el cuerpo humano son microcosmos del cielo y de lo divino. 

Son muchas las montañas consideradas sagradas en China, particulares a cada una de las tres grandes tradiciones religiosas (taoísmo, confucianismo y budismo), pero existen cinco que son en cierta forma comunes a todas, si bien están especialmente identificadas con el taoísmo. Estas cinco montañas, conocidas como wuyue, están distribuidas conforme a las cinco direcciones y cinco movimientos (o elementos, wu xing) y corresponden también a las cinco virtudes del confucianismo. 

Tradicionalmente las cinco montañas componen el cuerpo del ser primordial Pangu y trazan las coordenadas del "imperio del medio", como se conoce a la antigua China bajo la noción de que era el centro del mundo (y en esta cadena de correspondencias microcósmicas, el cuerpo del emperador era a su vez un microcosmos del imperio). Estas montañas actualmente constituyen un importante circuito de turismo religioso y cuentan con diferentes templos; se recomienda además visitar cada una en diferente temporada, pues de esta forma comprenden todo un ciclo cósmico de completud. La filosofía china basada en la observación de la naturaleza considera que estas excursiones son importantes puesto que promueven la topofilia o la geopiedad, el sentimiento de unidad entre el hombre y la naturaleza, y la virtud, la cual obtiene inspiración de las montañas y el curso inviolado de las leyes naturales.

 

Tai Shan

Al este se encuentra el monte Tai, "Monte de la Suprema Paz", que se asocia con la salida del Sol, lo que significa renacimiento y renovación; esta es  la cabeza de Pangu. Aquí numerosos emperadores han realizado sacrificios al cielo. Es la más importante de estas cinco montañas. 

TAI-3853ad1bcb8482418718bf0b

Heng Shan

El monte Heng en Hunan, el "Monte del Equilibrio", corresponde al brazo derecho y al sur.

hengshan-hunan20110908-1

Hua Shan

Al oeste el monte Hua Shan, el "Monte del Esplendor", corresponde a los pies.

Mt.-Hua-China

Heng Shan

Al norte el monte Heng en Shanxi, el "Monte de la Constancia", corresponde al brazo izquierdo.

hengshan

Song Shan

El monte Song en Henan, el "Monte de la Nobleza", corresponde al centro y al ombligo. SONG-3167369_144328602137_2

Debe mencionarse que existen otras diversas montañas importantes en China, sedes también de peregrinaciones, como Wudang, la montaña del tai-chi o la cordillera de montañas Kunlun, las cuales con consideradas a veces como la región geográfica correspondiente a la montaña sagrada mitológica del mismo nombre en la que residen el Emperador de Jade, la divinidad máxima del taoísmo, y la Reina Madre del Oeste. El monte Kunlun corresponde también al monte Sumeru, el axis mundi del hinduismo y el paraíso y es también en la anatomía microcósmica un acupunto en el tobillo, el cual está ligado a la cabeza y es utilizado para tratar las jaquecas. 

Según Joan Qionglin Tan: "En China, las montañas están dotadas de un sentido de lo sagrado debido a su asociación con el cuerpo del creador, su proximidad con la región celestial y la larga tradición que tienen como lugares de culto y ritual... es por ello que la montaña es un vehículo adecuado para la trascendencia espiritual en las 'tres enseñanzas chinas' (confucianismo, taoísmo y budismo)". El ascenso de una montaña también simboliza el camino espiritual de un practicante, empezando desde su primera instrucción religiosa hasta la iluminación. En el caso del taoísmo esto es conseguir el estado de inmortal, mayormente practicando alquimia interna (neidan) para revertir la energía creativa, regresando la esencia vital hacia el espíritu y el espíritu hacia el vacío. Los antiguos maestros taoístas enseñaron que las montañas y en general la vida retirada de la sociedad permitía el sosiego necesario para consagrarse a prácticas espirituales. Es por esta visión que a lo largo de las montañas en China existen muchos de los monasterios más importantes y eremitas, habiendo florecido una notable tradición de ermitaños que renuncian al mundo terrenal y se resguardan en las montañas, mas cerca de la pureza del cielo.

Chuang Tse describe a la "persona verdadera" como aquella "cuyo espíritu asciende a las más altas montañas sin detenerse, atraviesa una fuente profunda sin mojarse, y vive en cuevas sin enfermarse. Su espíritu llena todo el universo. Ayuda a las demás personas y así tiene más abundancia". 

Paralelo a las montañas sagradas también existen diversos cielos-grutas. Se considera que el yang de la montaña con el yin del agua forman un estado de perfecta armonía, por ello la refinada pintura de los maestros budistas y taoístas representaba comúnmente a una montaña junto con un cuerpo de agua.

Te podría interesar:

VIDEO: Águilas calvas se lanzan en caída libre como ritual de apareamiento

Por: pijamasurf - 07/05/2016

Los científicos ignoran qué características buscan las águilas en una pareja pero su vuelo parece decir que desean fuerza, intensidad, igualdad y mucha adrenalina

Vértigo es una de las cosas que podemos llegar a sentir cuando la pasión nos posee, cuando nos enamoramos y todo parece estar de cabeza pero eso sólo nos hace sentir más vivos. Los humanos encontramos en la pasión del amor una explicación para todo tipo de actos y comportamienots exagerados, extravagantes, estrambóticos y ridículos. Pero las diferentes versiones del apareamiento en el reino animal llegan en ocasiones a hacer contribuciones casi poéticas a la narrativa sobre los vínculos que pueden crearse entre dos seres. Las águilas calvas por ejemplo, eligen lanzarse en caída libre tomadas de las garras a una velocidad vertiginosa para sólo soltarse unos momentos antes de golpear el piso --a veces no logran evitarlo. 

Las águilas calvas o Haliaeetus leucocephalus pueden ser encontradas en el norte de México, Estados Unidos, Alaska y Canadá. De acuerdo con Bryan Watts, un experto en esta especie y director de un centro para su conservación en la Universidad de Commonwealth, "estas aves son muy sociales y tienen una habilidad increíble para encontrar otras aves de su especie”. Fuera de la temporada de apareamiento las águilas suelen juntarse en grupos y vivir una clase de gallineros colectivos, cerca de los cuales hay lugares donde acosutmbran reunirse, llamarse e interactuar.

Pero las cosas cambian durante la etapa de apareamiento pues estos pájaros suelen tornarse agresivos y territoriales. Tanto los machos como las hembras son capaces de entablar batallas que a veces resultan mortales. Los científicos no saben exactamente cuáles son las características que las águilas buscan en sus posibles consortes, pero parece ser que buscan a un compañero capaz de soportar una intensidad equiparable en el vuelo pues uno de sus rituales de cortejo incluye las acrobacias en caída libre que mencionamos anteriormente. A veces, estas acrobacias aéreas son precedidas por un juego de persecución. Pero eso no es todo, ocasionalmente las águilas realizan una clase de vuelo que evoca a una montaña rusa, pues una de las aves empieza a seguir los mismos patrones de subida vertical para luego lanzarse en picada, sólo para repetirlo otra vez. 

Una vez junta, la pareja también trabaja para reunir los materiales del nido para los aguiluchos. A veces el macho reúne los materiales y se los da a la hembra para que lo construya. Este proceso puede tomar hasta un par de meses tras los cuales ambos empollarán los huevos y pasarán juntos el resto de su vida, ya que según Watts las águilas tienen un índice de divorcio de menos de 5% y generalmente sólo buscan otra pareja si la suya muere. Aunque el arreglo de una pareja de dos águilas no es la única posibilidad, los expertos también han reunido información sobre muchos casos de tríadas que típicamente involucran a un macho y dos hembras. Esto puede resultar conveniente, pues las tres águilas adultas se distribuyen las tareas y apoyan en el cuidado de las nidadas. Aunque en realidad es necesaria más investigación sobre este y otros aspectos de la vida de las águilas calvas, quizá en un futuro no muy lejano podamos tener un horizonte más amplio al respecto, pero por ahora podemos deleitarnos con la fuerza poética de su vuelo gracias a este video.