*

X

El arte de las aves: exposición reúne obras artísticas de los más famosos ocultistas del siglo XX

Por: pijamasurf - 12/05/2015

Obras pictóricas de Kenneth Anger, Aleister Crowley, Brion Gysin, Ira Cohen, Paul Laffoley, William Mortensen, Leonora Carrington y Francesco Clemente, entre otros, reunidas en esta exposición de arte esotérico

Screen Shot 2015-12-04 at 10.23.59 PM

Uno de los términos que antiguamente se utilizaron para designar el arte de la ciencia alquímica es "el lenguaje de las aves". Esto quizá aludía no sólo al hermetismo que abraza la alquimia y la transmisión de su cuerpo de conocimiento, sino también a una sintonía para muchos inconcebible con el lenguaje de la naturaleza –situando aquí a las aves como embajadoras o portavoces del mismo. 

Precisamente este término, "el lenguaje de las aves", es el nombre que toma una memorable exposición de arte y ocultismo. Curada por Pam Grossman, la muestra incluye obras pictóricas de numerosas figuras de diversas corrientes del esoterismo a lo largo del siglo XX, por ejemplo el cineasta y brujo Kenneth Anger, el polémico y popular Aleister Crowley, Brion Gysin (el inventor de la" máquina de los sueños"), Ira Cohen, el recién fallecido Paul Laffoley, William Mortensen e incluso Leonora Carrington y Francesco Clemente.

La exhibición toma su nombre de la histórica y multicultural noción de que existe un lenguaje mágico a través del cual sólo los iniciados pueden comunicarse. Frecuentemente llamado "el lenguaje de las aves", se rumora que se trata de un sistema que opera en símbolos y que actúa como vehículo para revelar verdades ocultas y llameantes chispas metamórficas. 

La exposición resulta especialmente interesante pues permite tratar de detectar una correlación entre el arte como un vehículo de expresión, apto para condensar mensajes trascendentales, y el ocultismo como un cuerpo de conocimiento diseñado para transmitirse de forma velada, algo así como una "semántica iniciada". 

Los artistas incluidos pueden, cuando son vistos a través de una lente mitopoéica, considerarse magos. Ellos nos ofrecen un vocabulario visual para que todos podamos ser iniciados en sus cultos de misterio pictórico y dialogar con lo inefable. Nos hablan por medio de lenguas secretas, conjuros y emplean imágenes con el fin de activar profundas transformaciones tanto en ellos como en nosotros.   

También, para los seguidores de cualquiera de estos personajes la muestra representa una oportunidad para entrar en contacto con una faceta distinta de Crowley, Mortensen, Cohen y demás; y finalmente, para los amantes del arte, más allá del esoterismo, sin duda la exposición puede representar por lo menos una curiosidad digna de presenciarse.

Alison Blickle "New Keys" 2015. Oil on canvas and glazed ceramics. Courtesy the artist. Alison Blickle, “New Keys” (2015/Cortesía de la artista)

Scott Treleaven "New Desireable States" 2015 Pastel, crayon, gouache, house paint on paper. Courtesy Invisible-Exports gallery.

Xul Solar "IAO" Courtesy Isabella Hutchinson

Leonora Carrington "El Nigromante" c. 1950, Oil on Canvas. Courtesy Weinstein Gallery.

 Paul Laffoley "Astrological Ouroboros" 1965 Oil, acrylic, and hand applied vinyl letters on canvas and wood. Courtesy Kent Fine Art

Rithika Merchant "Lilith Births the Djinn" 2015 Courtesy Stephen Romano Gallery

Valerie Hammond "Touch" Pigment, color pencil, wax on japanese paper.

Darcilio Lima "The Prince" Ink on paper 1972

El Gato Chimney "Yantras" 2015 Watercolor on Paper Courtesy of Stephen Romano Gallery

Ira Cohen "Dr. Mabuse" 1966-70 Pigment print. Courtesy Genesis BREYER P-ORRIDGE.

Aleister Crowley "The Moon (Study for Tarot)" 1921, Oil on board. Courtesy Buratti Gallery.

Te podría interesar:

Un satélite diluye la "verdad histórica" sobre los 43 estudiantes desaparecidos en México

Por: Ana Paula de la Torre - 12/05/2015

Las mentiras sobre la inadmisible desaparición de los estudiantes son cada vez más sacadas a la luz

El mundo entero se estremeció al conocer la magnitud de la violencia e impunidad en México cuando desaparecieron los 43 estudiantes la noche del 27 de septiembre de 2014. La actuación del gobierno además ha sido sospechosa, ya que desde un inicio apresuraron las conclusiones buscando cerrar el caso: la "verdad histórica" de los hechos, dijeron.

Con el tiempo esa supuesta verdad se ha ido derrumbando poco a poco. ¿Dónde están los 43? ¿Por qué necesariamente se habla de incineración y no se ha permitido revisar los centros de cremación de los militares? Más aún, ¿por qué no se ha dejado que los militares declaren? y, ¿por qué la periodista Anabel Hernández encontró que la Policía Federal y los militares también estuvieron presentes en la escena esa noche?

Ahora el grupo independiente de investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha encontrado, gracias a evidencia satelital, que ese día no hubo un incendio en el basurero de Cocula (como apunta la versión oficial). Aquel 27 de septiembre del año pasado, como han advertido muchos, llovió un promedio de 21.8mm desde la 1 a las 4am. 

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd