*

X

Mapa de calor del cuerpo humano muestra dónde aceptamos que nos toquen (y dónde no)

Por: pijamasurf - 11/23/2015

Las áreas del cuerpo se dividen según el nivel de familiaridad que nos permitimos con los demás, al igual que conforme al contexto en el que dejamos que otros nos toquen
Clic para tamaño completo (vía www.independent.co.uk)

El contacto físico con otras personas está codificado en distintos niveles de intimidad, dependiendo de la relación entre los que se tocan y del contexto en el que se realice. Pero nunca hasta ahora se había intentado producir un mapa corporal que tomara en cuenta los lugares donde los hombres y las mujeres permiten que otros los toquen, y dónde no. No se trata necesariamente de zonas erógenas --aunque sin duda es uno de los tipos de contacto implicados, pues es aquel en donde el consenso es más necesario-- sino de observar dónde permitimos que nos toquen los demás según el tipo de relación o parentesco que tengamos con ellos, lo cual se divide en varias categorías: colegas, amigos (h/m), padres y madres, hermanos y hermanas, familiares se segundo grado, conocidos y completos extraños. Las zonas claras indican los lugares donde el contacto está autorizado y las oscuras muestran donde está prohibido.

Más de mil 300 personas respondieron a un estudio de la Universidad de Oxford y la Universidad de Aalto en Finlandia; como mencionamos, los participantes debían indicar, según el tipo de relación, dónde aceptaban ser tocados y dónde no. Por ejemplo, los voluntarios permitirían que su madre los tocara en cualquier lugar del cuerpo, pero los hombres se sentirían incómodos si otro hombre los toca en las piernas, y una mujer sólo permitiría que un desconocido le tocara las manos (al menos en un primer momento).

Curiosamente los hombres fueron los que más reparos pusieron al contacto casual, por ejemplo entre amigos del mismo sexo, mientras que las mujeres afirmaron que se sienten cómodas con el contacto casual (no necesariamente sexual) con amigos, sin importar su sexo. Los genitales, la espalda baja, los glúteos y la parte posterior de los muslos son las zonas de tabú (de prohibición al tacto) más comunes.

Los participantes provienen de Finlandia, Francia, Italia y Rusia y todos tuvieron que colorear un esquema del cuerpo humano mediante un código de colores, según se sintieran cómodos o incómodos con el tipo de contacto. Se trata de uno de los mayores estudios en este ámbito, y su finalidad, de acuerdo con la investigadora Julia Suvilehto, era mostrar que el tacto "es un medio importante para mantener relaciones sociales", agregando que "mientras mayor placer es causado al tocar un área específica del cuerpo, más selectiva será nuestra autorización sobre quién puede tocarla".

Te podría interesar:

¿Por qué los belgas están posteando fotos de gatos en las redes sociales ante la amenaza terrorista?

Por: pijamasurf - 11/23/2015

Combatiendo el pánico ante el terrorismo y el aburrimiento con fotos de gatos en Bélgica

bruselas1

Ante la amenaza de un ataque terrorista, acude a tu gato. Los gatos ciertamente son los amos y señores del Internet, y ahora también parecen haber dominado la política del terror.

El domingo pasado, cuando se pidió a los ciudadanos de Bélgica que guardaran discreción sobre las operaciones policíacas que se estaban llevando a cabo en el país en contra del terrorismo --luego de que se supiera que el autor intelectual de los ataques de París al parecer era de nacionalidad belga-- e incluso, que no postearan contenido en las redes sociales que pudiera dar información de esta campaña, los belgas decidieron responder con un adorable antídoto para el pánico. El humor y el elusivo cariño de un gato son ciertamente las mejores respuestas que se pueden tener en tiempos de miedo y preocupación.

Screen shot 2015-11-24 at 11.53.04 AM

Bajo hashtags como #BrusselsLockdown, durante el toque de queda, los belgas postearon una serie de imágenes de sus gatos disfrazados de potenciales terroristas según el estereotipo que se ha difundido en el mundo --o también, de gatos superhéroes que serían los encargados de combatir a los potenciales terroristas. De cualquier forma los gatos ganan, los gatos mandan, los gatos.

Así, los belgas han dado un ejemplo a seguir en tiempos de tensión: relajación y catarsis a través de los felinos.