*

X

Papeles que apantallan: lo que no sabías de estos libros y sus películas

Arte

Por: Adolfo Cordova - 11/10/2014

La actriz Shailene Woodley escribió una carta de 30 páginas para que le dieran el papel de Hazel, la protagonista en “Bajo la misma estrella”; la voz de la muerte, en “La ladrona de libros”, provocaba pesadillas a su escritor; el director de “Maze Runner” convenció al autor del libro de no filmar una escena demasiado cursi; Tolkien consiguió que publicaran “El Hobbit” mostrando un manuscrito a medio terminar, Peter Jackson agregó a su excedida versión un romance entre elfa y enano; la autora de “Los juegos del hambre” ha sido señalada por plagio

Igual que Heráclito, nunca nos bañamos dos veces en el mismo río, porque las aguas cambian con nosotros. Así sucede con las historias. Nunca las leemos de la misma manera. Si son traducciones, cambian; si se trasladan a otro soporte, crecen. La película, el musical, la serie de televisión que se construyen a partir de un texto no compiten con el original, lo expanden. Harry PotterLos juegos del hambreEl Señor de los Anillos son algunas de las sagas más celebradas tanto en papel como en pantalla. Salieron del libro, se transformaron; nos hacen leerlas en otros lenguajes, trascienden su realidad literaria.

Varias publicaciones recientes y sus versiones en cine muchas veces son vistas con recelo por la crítica, porque abundan las fórmulas repetidas y los romances superficiales. Pero algunas han atrapado a un público amplio de lectores y especialistas, más allá de la mercadotecnia que las rodea.

Y ya sea que primero se llegue al libro o a la película, las historias se quedan. Y nunca son las mismas.

He aquí algunos datos "detrás de cámaras y prensas" de películas y libros taquilleros, algunos próximos a estrenar. 

1_2 1La ladrona de libros

Markus Zusak (Debolsillo, 2009)/ Brian Percival (Fox 2000 Pictures y Studio Babelsberg, 2013)

Todo lo narra una voz que no puede apiadarse aunque sufra. Es la voz de la muerte.

Al principio, esta voz provocaba pesadillas y escalofríos a su escritor. Tanto que probó cambiarla. Reescribió 100 páginas pero la voz de la muerte regresó, se impuso, y lo que iba a ser una novela corta se convirtió en una historia de casi 600 páginas.

La protagonista originalmente era una niña que vivía en Sidney (lugar de residencia de Zusak) y se robaba un ejemplar del libro El guardián entre el centeno. Luego el escritor se dio cuenta que ese personaje podía encarar una historia que llevaba muchos años queriendo escribir, una inspirada en las experiencias de sus padres en Alemania y Austria durante la Segunda Guerra Mundial, y en las historias sobre nazis que oía de niño (en la línea del Diario de Anna Frank).

Para encontrar a esa protagonista, el director de la película había hecho castings en Inglaterra, Alemania, Austria, Suiza, Australia y Estados Unidos, pero ninguna actriz lo convencía. Zusak se enteró y se animó a sugerir a Sophie Nélisse, una niña a la que había visto en la película francesa Profesor Lazhar. Y fue entonces que empezó el rodaje.

Ya se sabe: no todo lo que sucede en el libro se puede filmar. Uno de los momentos favoritos del director no fue filmado porque le parecía complicado: cuando el niño, Max, imagina que boxea contra Hitler. Aunque contó con actores taquilleros y producción pirotécnica, la película decepcionó a la mayoría.

2_2 2Los juegos del hambre: Sinsajo

Suzanne Collins (Océano, 2011)/ Francis Lawrence (Estreno: noviembre 2014)

Un día haciendo zapping en la televisión, Suzanne vio fragmentos de un reality show y luego, en otro canal, de una guerra. Hizo la asociación y quedó sorprendida con la idea. Cuando empezó a escribir su trilogía evocó también el circo romano y el mito griego de Teseo y el Minotauro (Atenas envía 14 tributos, siete hombres y siete mujeres, a Creta, donde serían arrojados al laberinto y devorados por el Minotauro. Teseo se ofrece de voluntario y vence al monstruo). Muchos han señalado las enormes similitudes del argumento de su historia con el de Battle Royale, una novela del escritor japonés Koushun Takami, publicada en abril de 1999, también adaptada al cine y con una versión en manga que hizo el propio Takami. Collins ha dicho que no conocía la novela. Como sea, su saga se defiende y las películas han funcionado, tal vez porque la autora participa en la escritura de los guiones.

Gary Ross, el director de la primera película, afirmó que se volvió fan de la trilogía porque sus hijos le dijeron que tenía que leerla. No quiso dirigir la segunda ni la tercera parte porque argumentó que no tenía tiempo (o más bien no le daba tiempo al ritmo que exigían las productoras; al parecer él quería cuidar más los detalles). Sinsajo, la última parte de la trilogía, se dividirá en dos películas. Algunos fans se quejaron duramente de la partición. Olvidan que, al final, en estas producciones no manda el escritor, ni el director ni la historia, sino el mercado.

4Bajo la misma estrella

John Green (Nube de tinta, 2013)/Josh Boone (Fox 2000 Pictures y Temple Hill Entertainment, 2014).

John Green ya era un escritor tan popular que antes de publicar Bajo la misma estrella varios cineastas querían revisar el manuscrito de la novela con la promesa de hacerlo película. Green no autorizó a su agente que lo mostrara, y una vez publicado el libro (que rápidamente alcanzó los primeros lugares de ventas) dijo que no quería una versión en cine. Pero solo se resistió un par de meses. Año y medio después se estrenó la película. Ha sido el libro más prontamente hecho película de esta productora.

Inspirado en un voluntariado que hizo en un hospital infantil cuando tenía 21 años, Bajo la misma estrella en un principio no era una historia de amor sino la de un grupo de niños de 12 años con cáncer que se salían a escondidas del hospital para reunirse en una cueva. Al autor no le cerraba la idea. Entonces recordó a Esther Earl (a quien dedica el libro), una joven amiga suya que murió de cáncer en el 2010, cuando tenía 16 años. Esther también publicó un libro donde cuenta, con la ayuda de sus padres, su historia. Se llama This Star Won’t Go Out (Una estrella que no se apaga, Nube de tinta).

El título del libro de Green en inglés (The fault in our stars) está inspirado en una frase de un personaje de la obra Julio César de Shakespeare, llamado Casio, que dice: “¡La culpa (…) no es de nuestras estrellas, sino de nosotros mismos, que consentimos en ser inferiores!”.

5Green ya era muy leído, pero Bajo la misma estrella desató el fenómeno de masas. Puede compararse en buena medida al de Harry Potter y tal vez supere a Los juegos del hambre (porque la novela de Green es políticamente más inofensiva). Los escritores se convierten en rockstars. Los libros en fetiche. Los personajes de ficción son imitados por los lectores: dicen sus frases, se las tatúan, se visten como ellos, van a los lugares que evoca el libro... Los diálogos se materializan en playeras, tazas y sábanas y el culto gana más adeptos. La propia Shailene Woodley, la actriz que encarna a Hazel, la protagonista de la novela, era una fanática del libro. Le mandó un mail a Green, de unas 30 páginas, según relató el autor, donde halagaba la novela y le pedía interpretar a Hazel. Green quedó conmovido y cuando vio una prueba de la actriz supo que "nadie más podía interpretar a Hazel". Todos felices, sobre todo los productores.

6 7El Hobbit

J. R. R. Tolkien (Ediciones Minotauro, 1982)/ El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos, Peter Jackson (Estreno: diciembre 2014)

Tolkien escribió esta novela a lo largo de 10 años para divertir a sus hijos. Presentó un manuscrito inacabado a varias editoriales hasta que una le ofreció publicarla en cuanto lo terminara. Fue el primer texto en donde exploró el universo mitológico de la Tierra Media.

Cuando Peter Jackson quiso filmar la trilogía de El Señor de los Anillos, ninguna productora creía en el proyecto. Cuenta la especialista Kristin Thompson que Hollywood ya no tenía mucha fe en el género fantástico, pero Jackson quería demostrar su potencial y proponía hacer seis películas, dos por libro (como sugiere la división del propio Tolkien, que divide cada libro en dos: Libro Primero y Libro Segundo, Libro Tercero y Libro Cuarto, etc.). Si hubieran sabido el éxito que iba tener lo hubieran dejado filmar las seis películas. Por eso, para El Hobbit, le permitieron todo. ¡Hasta cambiar el formato del cine a uno de 48 cuadros por segundo! y convertir un solo libro (de 300 páginas) en una saga de tres cintas.

Pero las dos entregas de la trilogía de El Hobbit no han convencido. El uso (para algunos abuso) de imágenes generadas por computadora (CGI), lo acercan más al videojuego que al cine. Esta afinidad con el juego de video es deliberada y es una tendencia estética en las películas del género, pero más allá de los efectos especiales, la necesidad de extender la trama no ha derivado en una historia verosímil y atractiva. Mientras que la novela se siente como esa obra semilla, llena de acción, de la que surgirá todo un universo, con una condensación de personajes y atmósferas que mantienen la tensión dramática en cada página, en la película predomina un reciclaje de recursos. Jackson inventa, sin mucha armonía, nuevos personajes y anécdotas para ganar tiempo, innecesario, como el romance entre el enano y la elfa en la segunda entrega o la ampliación del mago Radagast el pardo, que apenas es mencionado en el libro. Mete a fuerzas personajes que encarnaron actores taquilleros como Orlando Bloom y Cate Blanchet, más como gancho comercial que como búsqueda creativa. Se ve un engolosinamiento con la Tierra Media, pero más con su presupuesto millonario.

Pero también es cierto que es un deleite visual regresar a la Tierra Media. Jackson arriesga y acierta en muchas escenas manteniendo ese tono más oscuro que ha marcado sus adaptaciones y haciéndonos disfrutar por más horas de la épica fantástica de Tolkien. Aunque la primera y la segunda parte de la trilogía de El Hobbit se enfocan más en el viaje de Bilbo, esta tercera parte, subtitulada como La batalla de los cinco ejércitos, retomará otros escritos de Tolkien de la Tierra Media para explicar, por ejemplo, a dónde fue Gandalf cuando dejó a los enanos en el Bosque Negro. Ojalá que el cierre de la trilogía sea más sólido.

8 9Maze Runner: correr o morir

James Dasher (V&R Editoras, 2010)/ Wes Ball (Estreno: 11 de septiembre)

Otra novela más situada en un contexto distópico. La distopía se ha puesto de moda. Seguramente porque estas realidades apocalípticas de jóvenes en transición simbolizan bien el fin de la infancia y la lucha por sobrevivir a la adultez (¿no es la infancia un pequeño fin del mundo?, ¿no promete la adultez, como le prometen a los personajes, "un nuevo comienzo"?)

Maze Runner recuerda mucho a El señor de las moscas, pero con su requerida dosis de videojuego futurista. El ritmo del libro es vertiginoso y golpea, igual que el planteamiento inquietante del laberinto. La forma en que se extiende y traduce ese mundo en el cine convenció a la mayoría. El autor se involucró mucho en la producción e incluso en la elección de los actores, y antes de empezar la filmación, todo el grupo de actores se fue de campamento para acerarse a la experiencia de ser un Habitante del laberinto. La parte de la novela en la que Thomas y Teresa se comunican telepáticamente fue eliminada de la película porque el guionista convenció al autor de que era muy cursi. A veces las películas editan con acierto al original, otras veces, como en el desastre fílmico de La brújula dorada, alejan, injustamente, a posibles lectores.

Pero cada soporte ofrece historias distintas, cada vez, igual que probar el agua de un río que cambia cada día.

Blog del autor: linternasybosques.com 

Facebook: Linternas y Bosques

Twitter: @cordovadolfo

Te podría interesar:

#PSRecomienda Surfers de Bandcamp: Escuchando la escena independiente japonesa

Arte

Por: Jaen Madrid - 11/10/2014

Estos son algunos de los proyectos más sofisticados que Bandcamp esconde en la pluralidad de los subgéneros musicales al norte del Pacífico

IMAGE-1-PS

Excavar el área de Asia del Este, específicamente Japón, sobre Bandcamp –una de las plataformas contemporáneas que se caracteriza por poseer una exquisita selección musical liderada por bandas y artistas independientes--, resulta un desafío casi utópico al momento de decidir qué escuchar. Ya sea si se realiza una búsqueda por medio de subgéneros o países, la lista siempre será muy larga y las posibilidades de hallar maravillas musicales, infinitas. Es un tanto predecible pensar que al norte del Pacífico, los proyectos poseen un tótem en la música electrónica, en los sampleos, los sonidos ambientales y los experimentos sofisticados con máquinas que musicalizan una realidad cyberpunk (complejidad e inteligencia artificial como características primarias), sin embargo, la esperanza de encontrarse con un sonido diferente no se consume (todo gracias al merengue mental que internet ha logrado en el último par de décadas), la escena japonesa también ha crecido en otros géneros musicales elementales, creando cúmulos de proyectos underground que desafían a cualquier escena del mundo en cantidad de músicos y calidad de grabación. A continuación te presentamos algunos de los más distinguidos de la plataforma:

 

YOUTARO

(hip hop/ rap/ chill out/ beat tape)

Es difícil no disfrutar un híbrido de loops que pueda llegar a enredarse suavemente tras el spoken word del hip hop, de manera que lo conduzca como una balsa entre las olas de sus rimas. Los visionarios como Youtaro llevan en la sangre este don, el sonido de la relajación excitante, que en su caso le fue dotado en la serenidad de Nara, la ciudad de los grandes templos abandonados y los ciervos que deambulan por las calles y parques. Discos como The Sun Downer-Old Fashion y Chillin U, transpiran sampleos seducidos por imponentes bajeos de una tarde en hash, mientras un par de riffs con finos teclados regalan el espíritu vintage a todas sus grabaciones, Youtaro no le pida nada a los beats neoyorquinos. A pesar de ser muy joven, su experiencia musical es vasta, nos deja 10 álbumes en Bandcamp con algunas colaboraciones de amigos músicos de mucha fuerza creativa.

 

BUGSEED

(trip hop/ instrumental/ jazz)

Si hay algo que le debemos a la música electrónica (y en lo que para infortunio parece haber fallado en el rock), son sus constantes innovaciones que parecen acercarnos más al futuro de nuevos géneros musicales que velen no sólo por la calidad de la composición sino también por la autenticidad de la imaginación. Para recalcarlo, hacemos una parada por el sofisticado Tokio, hogar de uno de los productores más finos de los barrios herméticos de la capital: Bugseed, un apasionado de la composición clásica del jazz y el swing; basta con escuchar su último LP Magnetics, en donde el saxofón y las delicias de un piano melódico disturban el arte visual generada por alguna noche de este invierno o la maravillosa colaboración, 7th Wonder, junto al productor Pigeondust, majestuosas interpretaciones en octavas de tecla que elevan los jugueteos constantes del poderoso bajo, encriptando algunas de sus grandes influencias como Large Professeur, Pete Rock o Dj Premiers. Comparar estos trabajos con su primer material, Bohemian Beatnik, también resulta placentero pues además de ser una finísima producción de jazz en su estado más puro, resulta ser un confort bastante suave para los amantes de la música primaria.

 

YOSI HORIKAWA

(electronic/ experimental/ IDM)

En las piezas de Horikawa, la complejidad se logra en los sonidos más simples de la naturaleza. El cantar de los pájaros, la energía del viento, los disturbios del agua en el cielo y los insectos hablando con la noche, cada sonido sencillo es una pieza con vida propia, subsiste por sí misma dentro de una atmósfera tribal que, con el paso de los beats de espíritu étnico, se hace de una nueva conciencia, un ente complicado que funciona como un cerebro humano reflejando ideas escritas en una placa holográfica.

 

DREAM CATALOGUE (label)

(experimental/ future beats/ vaporwave)

Un impresionante cardumen de tracks con el género vaporwave se encuentra en las aguas asiáticas. El concepto fue usado en tecnología para aquellos prototipos de ordenadores nunca llevados a cabo; se mostraban como una idea y jamás llegaban a ser terminados o incluso iniciados, eran simples proyectos que se desvanecían en el aire. Partiendo de esto, se podrá imaginar que los sonidos que reinan en gran parte en estas canciones provienen de los ordenadores, específicamente de aquellos que fueron producidos en las décadas de 1980 y 90. Curiosamente Bandcamp posee el mayor índice de vaporwave que cualquier otra plataforma, y Dream Catalogue es uno de los nuevos labels independientes que se encargan de distribuir toda la música con relación a este género aparentemente vintage que se muestra como el sonido del futuro. Dentro de este sello se encuentran muchos tapes japoneses que merecen la pena: DERELICT メガタワー, con "International Team", compilación de 84 tracks, algunos de muy corta duración, caracterizados por suaves sampleos y teclados románticos estilo synthpop; Smooth Jazz Online, álbum del proyecto VHSテープリワインダー,  uno de los extraños sonidos que mezcla el pop de los 80 y el jazz y t e l e p a t h テレパシー能力者, experimentos de sonidos ambientales sobre bases mecánicas.

 

GURUGURU BRAIN (label)

(psychedelia)

Con sede en Tokio, este sello independiente pretende unir a músicos de todo Asia para crear una escena psicodélica más influyente que logre igualar a la de Europa y América, que mucho han procreado en este género durante los últimos años. Su contribución  ha comenzado con una compilación de 21 tracks que incluye bandas como 幾何学模様​/​Kikagaku Moyo, invitados de Austin Psych Fest este 2014 y distinguidos por el uso de cítara, flautín y la pluralidad de idiomas. Dhidalah, hijos del stoner rock y pasajeros de trips de 17 minutos y riffs en máxima potencia, misma con la que Death By Raygun nos muestra cómo se toca el garaje en Japón. Los solos sesenteros caen como tormenta en cada track sin olvidarse de incrustar un par de temas folk que completen la ola sonido. Este proyecto aún es primerizo y a juzgar por la excelente calidad de esta compilación, los resultados futuros serán escuchados por todo el mundo, antes de llegar a cualquier festival de psicodelia.

 

Twitter de la autora: @surrealindeath