*

X

Increíble foto muestra un relámpago cayendo sobre un avión atravesando un arcoíris

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/01/2014

Fotógrafo alemán captó un extraordinario doble fenómeno: un arcoíris alineado con un rayo haciendo impacto en un avión

 

arcoiris1

Un momento sin duda de serendipia fue captado por el fotógrafo alemán Birk Möbius, quien se encontró con una rara epifanía meteorológica cuando un rayo pareció alinearse con un arcoíris en el atardecer justo encima de un Boeing 777 que iba de Frankfurt a Leipzig. Möbius describe el fenómeno simplemente como "relámpago en arcoíris".

Dos de los fenómenos más espectaculares de la naturaleza se conjugan partiendo el cielo en una columna de luz que además hace contacto con un avión, para añadir un tercer elemento único. Es difícil que se pueda conjugar algo así pero Möbius, fotógrafo profesional, estaba ahí en el aeropuerto con su cámara. Si bien es común que los rayos impacten aviones sin causar daños debido a que suelen contar con medidas de seguridad para que la electricidad no se conduzca y dañe las instalaciones eléctricas, la combinación del fenómeno y la captura fotográfica son sumamente inusuales.

 

Te podría interesar:

Los elefantes pueden escuchar lluvia a más de 250km de distancia

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/01/2014

Nuevas investigaciones encontraron que los elefantes pueden detectar tormentas a cientos de kilómetros y cambiar su rumbo para ir hacia ellas

elephants_1690920i

La manera en que operan los elefantes es insondable. Nunca entenderemos su capacidad mnemónica porque la única manera de cuantificarla es comparándola con un disco duro, quizás; y no se diga del miedo que le tienen a las hormigas, el cual es otro rasgo que también, por surreal, escapa a nuestra realidad.  

Sabemos que recuerdan dónde está el agua y por ello pasan meses del año caminando hacia ella, pero hasta ahora no se sabía que también pueden escuchar el sonido de la lluvia a más de 250 kilómetros de distancia. Los elefantes tienen una capacidad casi biónica para escuchar llover.

Un grupo de investigadores se dispuso a averiguar por qué algunas veces las manadas cambian de rumbo como por azarosa determinación. Por medio de monitoreo y GPS siguieron el rumbo de las enormes criaturas en el desierto de Namibia, uno de los lugares más secos y calurosos de África, y al mismo tiempo monitorearon las precipitaciones pluviales de la zona utilizando data satelital. Al analizar ambos, se dieron cuenta de que estos cambios repentinos de dirección tenían que ver con la localización de la lluvia.

Investigaciones previas habían encontrado que los elefantes sólo pueden escuchar sonidos de baja frecuencia; por lo tanto, se requiere de más investigación para saber si los sonidos de baja frecuencia causados por tormentas son la verdadera fuente de la habilidad de los elefantes para detectarla. Lo cierto es que, entre más se investiga acerca de estas criaturas, más imposibles parecen ser.