*

X

Las selfies de un mono macaco, en una laguna de derechos de autor

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/09/2014

Wikipedia se niega a retirar imagen tomada por mono luego de que fotógrafo exigiera derechos de autor

monoselfie

Hace tres años, los autorretratos (en ese entonces la palabra "selfie" no se había catalizado) de un mono macaco sonriente y travieso cautivaron al público en internet  El fotógrafo David Slater decidió visitar el Parque Nacional del norte de Sulawesi, en Indonesia, sin jamás imaginarse que saldría de ahí con una fotografía cuasi-histórica tomada desde su cámara pero en la que él no tendría participación alguna, luego de que un intrépido macaco robó su cámara por unos instantes y después, en un gesto de cínica celebración, decidió tomarse un autorretrato como si quisiese firmar o “inmortalizar” su hurto. Fueron cientos de "selfies" que  se volvieron virales.

Esta semana el caso ha vuelto a la palestra a partir de que Wikipedia se negó a bajar los "selfies" después de que Slater hiciera una perición a Wikimedia Commons. Wikipedia sostiene que la imagen puede ser descargada y modificada libremente. Enfatiza, específicamente, que si Slater hubiera sido el fotógrafo, entonces habría bajado las imágenes. Todo lo cual ha generado una polémica sobre cuándo se debe considerar a alguien el autor de una imagen. En un sentido básico y quizás obsoleto, el autor es aquel que aprieta el botón de la cámara (esto según las leyes estadounidenses). Pero esto puede complicarse ya que, por ejemplo, si tomas la foto que te piden unos turistas enfrente de un monumento se podría argumentar que ellos actuaron como "directores creativos" de la imagen, algo que puede ser admitido en una corte. Slater argumenta bajo estas líneas, diciendo que comprar las cámaras, gastar miles de dólares para viajar y transportar el equipo a Indonesia e incluso haber realizado el acto de "descuido" para que el mono robara la cámara, le da la autoridad de reclamar este copyright.

El caso da mucho de qué hablar y no es fácil de resolver, aunque seguramente tampoco merece una discusión filosófica bizantina. Celebremos mejor la belleza de lo accidental, el caos y la espontaneidad: y qué mejor que la sonrisa de este mono macaco como emblema, al cual le deberían dar muchos plátanos y, quizás, otra cámara.

Te podría interesar:

El simbolismo del otoño y los ciclos de la naturaleza en la filosofía china

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/09/2014

En la cosmogonía china, la temporada de otoño está asociada con el color blanco, el sonido de llanto, las emociones tanto de valentía como de tristeza, el órgano del pulmón, el elemento metal y el tigre blanco. El otoño también está conectado con la dirección oeste, considerada la dirección de los sueños y las visiones

200676158194433

Nosotros, en el mundo occidental, tendemos a reemplazar ideas viejas con ideas nuevas. Así vamos empujando la evolución tecnológica y económica, pero vamos dejando atrás el entendimiento de los ciclos naturales. La cultura china, en cambio, mantiene su sabiduría ancestral y sigue celebrando los eventos de cambio que ocurren cada cierto tiempo en la naturaleza. Aprovechando que hace apenas unos días entramos al otoño, vale la pena repasar lo que ello significa en la tradición china, que además de ser metafóricamente frondoso resuena como genuino.

En la cosmogonía china la temporada de otoño está asociada con el color blanco, el sonido de llanto, las emociones tanto de valentía como de tristeza, el órgano del pulmón, el elemento metal y el tigre blanco. El otoño también está conectado con la dirección oeste, considerada la dirección de los sueños y las visiones.

La relación con las emociones de valentía y tristeza hace sentido, por supuesto, porque en otoño todo está muriendo. La luz white_tiger_350está muriendo debido a la inclinación del planeta sobre su eje; los días son más cortos; las plantas y árboles agotan su ciclo de crecimiento. El coraje y la melancolía, entonces, son parte de la naturaleza. Ello es lo que la filosofía china intenta transmitir: la tristeza es parte del otoño como el cambio de luz es parte del otoño.

Así que celebrar la estación como lo hacen los chinos tiene un propósito congruente. Para hacerlo debes pararte viendo hacia el oeste. Sólo mantenerte así por algunos segundos, sintiendo la “oestidad” del otoño. Considerar tus sueños y tus visiones, y el camino hacia el vas a dirigirte durante la temporada.

Encender velas blancas en contra de la creciente oscuridad de la temporada o colocar flores blancas en tu casa. Permitirte llorar por las cosas que has perdido. El llanto es el sonido de la temporada. Encontrar el coraje para enfrentar lo que viene.

Por más que pueda sonar un tanto new age, no hay más que considerar la congruencia de los cambios exteriores con los interiores para que suene más bien como una justicia poética ante la estación más decadente y estética del año. Una pertinencia con lo que sucede en la naturaleza, que necesariamente nos sucede a nosotros; ya no estamos separados de ella sino que somos ella.