*

X

Imágenes de la final del Abierto Mexicano de Surf (air show, bikinis y fotos)

Por: pijamasurf - 07/07/2013

Su nombre es Erick. Es la quinta tormenta tropical de la temporada de huracanes y el responsable de que el viernes pasado este hotel, lleno de turistas, atletas y medios de comunicación, inundaran el pequeño bar del lobby. Erick ha sido probablemente la presencia más importante (o al menos determinante) en el Surf Open Acapulco, mostrándonos que a diferencia de otros deportes, el surf es también el arte de trabajar con lo que los elementos ponen a disposición del surfista.

Además de narrar para el público y anunciar las calificaciones que los surfistas iban obteniendo durante cada heat, Joe Estrada no dejó de agradecer a la "Madre Naturaleza" el buen día de sol que nos tocó. Ayer parecía que nunca terminaría de llover y hoy por primera vez hizo un calor propiamente tropical. Los fotógrafos se movían como parvadas entre la multitud en la playa, haciendo una pequeña sesión de fotos sobre una de las muchas modelos que desfilan por la playa o de los surfers que salen del agua y reciben el aplauso de la pequeña multitud congregada. 

Wade Charmichael, australiano de 20 años, se enfrentó en la final del abierto contra Tim Reyes de California en la tercera de seis competencias del circuito masculino de América del Norte. A diferencia de los días anteriores, las semifinales y la final se vivieron con renovada intensidad. Charmichael no dejó respirar a Reyes, poniéndose a la cabeza del heat desde las dos primeras olas que montó. "Había visto las condiciones cambiantes en las Semi y elegí mi lugar." Las series de olas, a decir del australiano, "estaban justo donde quería que estuvieran. Eso hizo el comienzo perfecto."

Kaito Ohashi de Japón terminó en tercer lugar al vencer al venezolano Francisco Bellorin, el único latinoamericano en colarse a la ronda de semifinales. Sin embargo, Wesley Santos de Brasil debe merecer una mención especial por haber montado el día anterior un tubo que los expertos describieron como "imposible", atravesando como una flecha una ola generosa que le dio el mejor score de su carrera y el único score perfecto del abierto de surf de Acapulco (10 puntos).

Por primera vez desde el jueves la tormenta tropical permitió que la agenda de Vans --patrocinador oficial del evento-- se llevara a cabo con cierta normalidad, siempre y cuando nuestra idea de un día normal sea un grupo de los mejores surfistas del mundo, una barra libre ilimitada, modelos hermosas por todas partes y olas increíbles. Uno entiende que rara vez uno vea un surfista triste: para competir profesionalmente es necesario promediar el talento individual con las condiciones inciertas del clima; Tim Reyes, por ejemplo, no encontró series de olas apropiadas: "Hice surf lo mejor que pude y el tiempo siguió corriendo y en realidad no pude encontrar nada."

Durante la premiación se habló de inaugurar un circuito mexicano de surf en Guerrero, avalado por la ASP, la asociación profesional de surf, con lo que la sede conseguiría el rango de 5 estrellas el próximo año. Las imágenes de esta galería incluyen diversas tomas del show aéreo que otorgó $2,500 USD a los dos mejores trucos de un total de 16 competidores, además de diversos atractivos visuales que pudimos apreciar durante la mañana.

Te podría interesar:
Custodiar la herencia de un país con la riqueza histórica de México, es uno de los más grandes compromisos que un funcionario público de ese país puede afrontar.
coatlicue
El cambio reciente en la dirección general del Instituto Nacional de Antropología e Historia ofrece una nueva oportunidad y, a la vez, trae a la memoria un gran caudal de problemas.
 
Teresa Franco, quien ahora lo preside por segunda ocasión, garantiza desde luego la custodia de nuestra riqueza ancestral. Su integridad, patriotismo y destreza suman a la causa. Lo que está en juego es, sin embargo, la limitación de los recursos y la densidad de las inercias contrarias a la puesta al día de una venerable institución…olorosa a naftalina.
 
Se conoce que el universo del cual es responsable el INAH rebasa significativamente su instrumental de trabajo; el organismo tiene, en cambio, prestigio, presencia y una misión fundamental que cumplir: contribuir a que los mexicanos estemos seguros de nosotros mismos, y ciertos de provenir de unos linajes recios, sabios, sensibles que vale mucho la pena asumir, refrendar y proseguir.
 
La función del INAH es por ello, a mi entender, esencialmente educativa. Se trata de preservar y comunicar valores: éticos, sociales, estéticos.
 
Son muchas las maneras en que esto puede acometerse. Los planteles escolares en su lugar o de visita, las comunidades próximas a los sitios y los monumentos, el turismo nacional, las tecnologías de la información y la comunicación, aportan hoy un arsenal amplísimo con el cual trabajar en la transmisión y absorción de conocimientos, y en su interpretación.  
 
Los obstáculos son muchos y diversos.
 
Al amparo de una especie de “sacerdocio” auto-impuesto o auto-designado bullen y se multiplican en el interior  del Instituto grupúsculos que no defienden, en realidad, sino intereses particulares a expensas del patrimonio colectivo. Son escollos reales para el ejercicio de la función objetiva tanto como para la transformación positiva y cabal del organismo.
 
La nueva titular deberá apelar a la comprensión y el apoyo constante del gobierno que le encarga una tarea asaz delicada y trascendente. De igual modo habrá de convencer al personal académico, técnico y administrativo verdaderamente profesional de unirse a la tarea por el interés público que le incumbe. Y tendrá que intentar involucrar en el empeño a la sociedad organizada, en busca de recursos y otras suertes de colaboración responsable y activa.
 
Más que verse celosamente a sí mismo como una bóveda inexpugnable (una especie de Fort Knox de la cultura vernácula), el INAH debiera convertirse en un gran promotor de la participación social; abrirse a la concurrencia del mayor número de agentes sociales para ampliar la conciencia y sumar fuerzas. Debiera, asimismo, buscar el concurso de las universidades mexicanas y extranjeras para producir cuadros especializados en las cantidades y calidades requeridas, los cuales posibiliten, por fin, la impostergable descentralización de la gestión y los servicios.
 
Menudo esfuerzo, pues, el que aguarda a la flamante directora, de quien no se espera sino que porfíe en el intento con la enjundia y el talento que le son característicos.  
 
Twitter del autor: @BarrosValero