*

X

Si la felicidad también cumple años, este es su rostro cuando llega a los 100 (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/06/2013

“Venerable” puede utilizarse, en ciertos contextos, como un sinónimo de “anciano”, porque en cierta forma pocas cosas que encarnen mejor la dignidad y el respeto como aquellas personas que han alcanzado una edad avanzada y, en no pocos casos, bien aprovechada. En este sentido la vejez es ese momento en que el misterio del paso del tiempo sobre la existencia se resuelve (sin resolverse realmente).

En esta serie fotográfica su autor, el alemán Karsten Thormaehlen expone uno de los mejores rostros de la vejez, aquel que conserva la belleza que dan la felicidad y la alegría, ese brillo que al cubrir un rostro lo iguala con cualquier otra manifestación de lo bello en sí y quizá incluso lo lleva más allá de todas estas categorías para situarlo en una región donde estas pierden significado e importancia.

“My glass shall not persuade me I am old / So long as youth and thou are of one date”: “Mi espejo no podrá gritarme: ‘¡Viejo!’ / Mientras la juventud y tú sean uno”, dice Shakespeare (en traducción de Fernando Marrufo) en su Soneto XXII. ¿Y no podría ser que aquí el amante a quien va dirigido el poema no sea otro más que la felicidad misma? ¿No se podrá decir, con el Bardo, que la vejez no es tal mientras se ame la felicidad (que acaso sea una forma de decir que se ama la vida?

También en Pijama Surf: 10 acciones simples y cotidianas que darán felicidad inmediata a ti y a quienes te rodean

Imágenes vía BuzzFeed

Te podría interesar:

Neurólogos japoneses desarrollan un algoritmo decodificador de sueños

Por: pijamasurf - 04/06/2013

Un algoritmo podría ayudar a entender la función de los sueños para otras funciones cognitivas.

sueño

Los sueños podrían ser accesibles y decodificables para otras personas diferentes al "soñador" en un futuro cercano. Científicos del Instituto Internacional de Investigación en Telecomunicaciones Avanzadas de Kyoto, Japón, han logrado entrenar una computadora para que asocie los patrones de la actividad cerebral de los sujetos de prueba a una base de imágenes. Esta interpretación o decodificación, tal vez para alivio de algunos, sólo es posible mediante el previo consentimiento de las personas.

El neurocientífico Yukiyasu Kamitani y su equipo trabajaron con tres sujetos y sus imágenes hipnagógicas, es decir, aquellas que aparecen en etapas tempranas del sueño, sin llegar a los periodos de REM (Movimiento Rápido Ocular) donde tiene lugar el sueño profundo. El sujeto entra en un scaner y trata de dormir. Los investigadores despiertan al sujeto cuando la máquina indica que se están produciendo imágenes hipnagógicas --un proceso que se realizó con cada sujeto al menos 200 veces durante el experimento. 

En la segunda parte del experimento, los investigadores desarrollaron un decodificador de imágenes: entrenaron una máquina para clasificar patrones de actividad cerebral de los tres miembros del estudio mientras estaban despiertos y observaban cientos de imágenes al azar, obtenidas de bases de datos. El resultado fue que el algoritmo de la máquina logró asociar actividad cerebral específica de los sujetos durante la fase de sueño temprano con la información recabada durante la vigilia, arrojando resultados sobre qué podrían estar soñando los sujetos según el comportamiento de su actividad cerebral.

Pero no parece momento ni para entusiasmarse ni para desanimarse: la máquina, explica Kamitani, era capaz de decir si el hombre estaba soñando con un auto, pero no era capaz de establecer una situación a partir de ellos (por ejemplo, que el soñador estuviera conduciendo por una autopista a gran velocidad o sufriendo un accidente.) Variables como color, acción y emoción aún están lejos del alcance de las investigaciones.

El pionero de la investigación de los sueños, Jack Gallant, de la Universidad de California en Berkley, ha felicitado al equipo de Kamitani por los progresos en la ciencia onírica: "Existe la pregunta clásica sobre si cuando sueñas estás generando activamente estas películas en tu cabeza o si cuando estás despierto estás confabulando para proyectarlas. Lo que [el estudio del doctor Kamitani] muestra es que existe al menos alguna correspondencia entre lo que el cerebro hace durante el sueño y lo que hace cuando estás despierto."

Kamitani confía en que deducir estadísticamente las imágenes de los sujetos de prueba no será utilizado para "predecir" los sueños, sino para entender su estructura y funcionamiento: fortalecer la memoria, ayudarnos a olvidar, a aprender, todas actividades cerebrales cuya frecuencia el decodificador de sueños podría ayudarnos a comprender.

[Wired]