*

X

20 centímetros entre los pezones: nueva regla compulsoria en concurso de belleza en China

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/05/2012

La competencia cada vez es más fuerte entre las candidatas a la universitaria más bella de Hubei, y es que no todas tienen 20 cm de espacio entre los pezones.

Los estándares estéticos se manifiestan de diferente forma dependiendo la latitud terrestre. En China, por ejemplo, un concurso de belleza en Hubei ha establecido una regla que las participantes tienen que cumplir cabalmente: tener entre los pezones una distancia de 20 cm. Sin embargo, también existe otro requisito por demás singular y quizá poco comprensible: el rostro de las jóvenes debe tener un 46% de distancia entre la pupila y la oreja.

El motivo de estas exigencias tiene como raíz un sincretismo que poco a poco se va expandiendo por todo el orbe: conjugar los modernos cánones de belleza occidentales con los antiguos orientales.

El concurso tiene como objetivo coronar a las 10 estudiantes universitarias más bellas de la provincia de Hubei que, seguramente, su hermosura no distará mucho de la de aquellas super modelos asiáticas que han conquistado las pasarelas de los diseñadores más famosos de occidente.

Aunque la comunidad de Weibo (una versión china de twitter) ha manifestado su rechazo por este concurso, seguramente muchas  señoritas de este país deben de estar desnudas frente al espejo  en estos momentos tomando medidas de su anatomía --una imagen cultural que ya de por sí está amenazada por el paradigma occidental de la belleza, y ahora se matematiza.

[NYDaily News]

Te podría interesar:

Cavernícola moderno es encontrado en Texas; defiende su derecho a estar desnudo en la naturaleza

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/05/2012

Un hombre semidesnudo fue encontrado en una cueva en El Paso, Texas. Según residentes cercanos al lugar, esta persona lleva viviendo cerca de 3 años en esta especie de madriguera. Su hallazgo se debió a que un grupo de excursionistas transitaba por la zona cuando el hombre salió sorpresivamente y comenzó a perseguirlos. Uno de los excursionistas regresó a la cueva para hablar con él, logrando captar imágenes de su encuentro. “¿Cuál es mi crimen? Estoy libre de pecado en cada ciudad. Estoy bautizado y a salvo. Mis detractores necesitan preocuparse más por ellos mismo, arrepentirse y ayudar a la comunidad.” De ese modo fue como este cavernícola contemporáneo defendió su modus vivendi.