*

X
A diferencia de otras especies parecidas, la Nephilengys malabarensis sacrifica su pene a cambio de que la hembra no le corte la cabeza después de la reproducción.

El canibalismo sexual entre los animales, especialmente entre ciertos insectos como la mantis religiosa y la araña que por obvias razones se dio en llamar “la viuda negra”, es una práctica si no común ni plenamente explicada, al menos extensamente documentada. Además, entre dichas especies parece ser también un destino inevitable de los machos: que su vida termine cercenada por la hembra apenas consumado el acto copulatorio.

Sin embargo, existe un arácnido que desarrolló una estrategia para sortear tan fatídico mecanismo evolutivo, aunque no gratuitamente: a cambio de conservar la vida debe perder su miembro.

La especie en cuestión se conocen con la nomenclatura de Nephilengys malabarensis y es característica del sureste asiático (India, Filipinas, Indonesia, etc.) y su reproducción se da por medio de una “cópula remota”, es decir, el hecho de que su esperma sigue transfiriéndose a pesar de que el macho se desprende del palpo que funciona como pene, una emasculación que además incrementa la cantidad de inseminación en la hembra.

La reproducción y el pene a cambio de la vida, ¿un intercambio justo?

[io9]

Te podría interesar:

Los ciclos migratorios de las aves en sorprendentes mapas interactivos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/02/2012

Especialistas unen sus capacidades para crear un sorprendente modelo espacio-temporal que predice los flujos migratorios de casi cualquier ave durante un año.

En un sorprendente ejercicio colaborativo de divulgación científica, especialistas de la Universidad de Cornell y la Sociedad Nacional Audobon han dado a conocer una serie de mapas que demuestran con detalle los flujos migratorios que siguen las aves en su paso por todo el mundo.

El Modelo Exploratorio Espacio Temporal (STEM, por sus siglas en inglés), predice la distribución espacial de cada día y según la especie aviaria en una simulación de un año, cruzando variables como el hábitat, el clima, la población humana y otros datos demográficos, con lo cual existe la posibilidad de generar nuevos conocimientos sobre los ciclos que las aves cumplen en su infatigable rutina viajera.

Estos impresionantes mapas pueden consultarse en el sitio del proyecto, eBird.org; aquí una animación con el comportamiento migratorio del gavilán de Swainson (Buteo swainsoni) dentro del territorio estadounidense.

[io9]