*

X

Las murallas luminosas del Wi-Fi (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 11/08/2011

Artistas noruegos vuelven visibles las luminosas y flexibles paredes de Wi-Fi que cruzan las urbes contemporáneas sin que nos percatemos habitualmente de su presencia.

“La ciudad se completa con un paisaje invisible de redes”, dice al inicio este video en el que Timo Arnall, Jørn Knutsen y Einar Sneve Martinussen revelan las paredes de Wi-Fi que desde hace unos años atraviesan ciudades enteras sin que ninguno de nosotros se percate de su presencia. Edificaciones virtuales de las que emergen perfiles futuristas que, añadidos a la arquitectura ya existente, transforman sutilmente el aspecto habitual de cualquier urbe.

En una lúdica combinación de tecnología y arte, estos noruegos pertenecientes a la Escuela de Arquitectura y Diseño de Oslo construyeron un dispositivo con el que es posible revelar las conexiones Wi-Fi que cruzan determinada área, mostrándola además bajo la forma de murallas luminosas y flexibles que parecen salidas de la nada. 

 

Immaterials: Light painting WiFi from Timo on Vimeo.

[Kasper Noergaard]

Te podría interesar:

Narrando la realidad en la era digital: colectivo monochrom presenta Sierra Zulu

Arte

Por: pijamasurf - 11/08/2011

Proto-estética con actitud pop, ciencia subcultural, hackeo y activismo político son las trincheras desde donde el colectivo “monochrom” cuestiona la manera predominante en que se narra la realidad en la era digital.

“monochrom” es un colectivo no jerárquico surgido en Viena en 1993 que se define como una “mezcla impeculiar de trabajo proto-estético, actitud pop, ciencia subcultural, contexto de hackeo y activismo político”.

De momento su campo de acción principal es el cine, particularmente el desfase existente entre la manera en que se cuentan las historias de las películas y la realidad actual de dichas historias. Según Johannes Grenzfurthner, miembro fundador de monochrom, el cine sigue contando historias con los mismos recursos de la narrativa decimonónica, siendo que muchos de los protagonistas, temas e implicaciones de los relatos que podrían ser importantes han cambiado sustancialmente durante los últimos veinte años.

Abrevando de pensadores como Deleuze y Brecht, además de los teóricos de la llamada “sociedad de la información”, este colectivo intenta dar cuenta de esa nueva forma en que deberían contarse las historias en el cine en este ya más o menos avanzado siglo XXI: el drama, la acción, el movimiento (en el sentido deleuziano del concepto) no pueden ser los mismos ahora que muchos de los factores de cambio en el mundo tienen un carácter mucho más abstracto o muchos menos tangible que en épocas pasadas.

Para ejemplificar esto, monochrom se encuentra realizando —con tanto ahínco como sus limitados recursos se lo permiten— una película en torno a un ficticio poblado en el noreste de Austria al que llamaron Soviet Unterzoegersdorf, un falso y último resabio comunista que por alguna razón desconocida habría sido orillado a las márgenes de la historia, viviendo en una especie de paréntesis temporal, aislado del devenir europeo, incapaz de saber qué destino tomar luego de la caída de la URSS. El proyecto fílmico se titula Sierra Zulu y busca cuestionar las ideas convencionalmente aceptadas de pasado y presente como relatos históricos, además de indagar un poco en cómo se genera la información y el conocimiento en las sociedades occidentales contemporáneas.

En esta plática, Grenzfurthner explica con más detalle el proyecto Sierra Zulu:

 

Luego de escuchar a Grenzfurthner e indagar un poco sobre Sierra Zulu, pareciera que una de las cosas que intenta enunciar el colectivo monochrom con su trabajo es que, en nuestra época, difícilmente podríamos considerar algo verdadero o falso sin estar, en ambos y en cualquiera de los casos, totalmente equivocados.

Aquí el sitio de monochrom.

[Boing Boing]