*

X

Deslízate por el hiperespacio con esta animación del arte psicodélico de Adam Scott Miller

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/27/2011

Formidable animación de las pinturas psicodélicas de Adam Scott Miller (ASMocean) nos invita a un trance psiconáutico en un espejo líquido de visiones que se abre revelando los píxeles del diseño cósmico

 

Adam Scott Miller (ASMocean) es uno de los más destacados pintores psicodélicos de la nueva generación heredera de Alex Grey y Robert Venosa. En este video de 11:11 minutos se puede ver su obra condensada en un flujo visual que es, en su interacción con nuestras neuronas espejo, una sutancia psicoactiva en sí. Cintilante psicodelicatessen que avanza por el bosque de axones y dendritas, una nararativa "mítica y numinosa" que se coloca en la frontera liminal de la conciencia en donde brota el tercer ojo líquido de imágenes-reflejos de la totalidad implicada.

Un animación que se construye como una alucinación fractal, donde cada tejido y textura de pintura contiene un reducto interior, fuente mandálica y mandelbrótica de nuevas visiones psicodélicas (la mujer que en su mano tiene un ojo y en el ojo tiene un jaguar que en las manchas de su piel tiene una selva con una mujer soñando con el corazón del cielo...).

Explosiones de kundalini que llevan al hombre de meditar en el mar al cosmos --con estrellas chákricas-- elevándose como Shiva por los vórtices de la galaxia hacia la llama azul de Sirio.

Los infaltables paisajes holotrópicos de la ayahuasca, enramadas tribales de joyas, vientres caleidoscópicos de Gaia, serpientes genéticas pulsantes en el río de la muerte. O las dimensiones hiperespaciales del DMT,  donde la fisión del átomo es la explosión de luz fractal, el templo del crisántemo, el elfo pitagórico, Topus Uranus a través de túneles de realidad tranceleste, la vulva del código divino que se abre como el loto de los mil pétalos (sahasrara interdimensional). Y los ciberespacios de la Matrix, los secreensavers del demiurgo, el agua cristalina en la que se baña el Hacedor de Estrellas/Proyector de Hologramas. Siempre una insinuación o seducción a rasgar el velo de Maia, del mundo de las formas hacia la unidad prístina que subyace el mundo fenoménico. 

 [Sitio de Adam Scott Miller]

Te podría interesar:

¿En realidad beben orina de reno los chamanes para intoxicarse de hongos alucinógenos?

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/27/2011

La noción popular asociada con el chamanismo sobre el consumo de orina de reno para intoxicarse con hongos amanita muscaria para apoyarse en la realidad.

De las tierras del norte, zona particularmente versada en chamanismo, se ha generado la noción de que algunas tribus suelen beber la orina de los renos y su propia orina para alterar su conciencia, absorbiendo el efecto del hongo psicodélico amanita muscaria. Esta idea para algunos es sólo un mito fruto de la misma imprecisión alucinógena, como sospechaba Andy Letcher, autor de Shroom: A Cultural History of the Magic Mushroom, quien no había encontrado evidencia a favor de la micción alucinógena.

SIn embargo, Letcher relata un caso que le hizo cambiar de parecer. Conoció a un pastor de renos, que tenía de estos animales en Escandinavia y en Gran Bretaña, y que había tenido una reveladora experiencia viviendo con los Saami. En una ocasión sus anfitriones alimentaron a los renos con hongos amanita muscaria --los cuales fueron prontamente engullidos. Luego la orina de los animales fue recolectada en unas cubetas y hervida para concentrarse en un  té. El  pastor le dijo que pese a que no solía consumir ningún tipo de droga, en esa ocasión se vio obligado a probar la orina de reno por el contexto tradicional de la situación --y los resultados fueron una poderosa intoxicación.

En este sentido vale la pena citar el reporte de Filip Johann von Strahlenberg, un prisionero sueco que dijo haber visto a miembros de la tribu de los Koryak esperando afuera de chozas, en sesiones de ingesta de hongos, para recolectar el líquido dorado de la micción y beberlo. La amanita muscaria aparentemente podía ser reciclada hasta 5 veces de esta manera y tenía menos probabilidades de causar el vomito asociado con su consumo.

De manera relacionada, se ha sugerido que Santa Claus, con sus renos voladores y su hogar en el polo Norte, es en realidad el símbolo transpolado de un chamán que utiliza estos hongos --fly agaric-- para realizar el vuelo mágico que caracteriza a esta disciplina del espíritu.

[Daily Grail]