*

X

La violencia astral como poesía visual: colisión eterna de dos galaxias

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/08/2010

Publican la imagen más detallada del choque entre dos galaxias masivas; la arquetípica colisión produce un cuadro sublime para nuestra conciencia óptica

La intimidad de la violencia cósmica jamás había sido retratada con tal fidelidad como en esta imagen. Durante cien millones de años dos galaxias espirales se han enfrentado en colisión perpetua. Este suceso, que recuerda al nacimiento del universo a través del caos en las filosofías de China (yin-yang) y Grecia, ha encubado miles de millones de estrellas encarnando sublimemente el arquetipo de la violencia armónica como principal generador de vida.

El esfuerzo combinado de tres telescopios espaciales de la NASA han logrado la imagen mas detallada del violento coqueteo entre estas dos galaxias, separadas de la Tierra por una distancia de 62 millones de años luz. Los tonos azules fueron aportados por el Observatorio Chandra X-Ray, mientras que el encargado de cubrir los tonos dorados y cafés fue nuestro querido telescopio Hubble y, finalmente, la información infrarroja, cortesía del telescopio Spitzer, arrojó la gama rojiza de la imagen. Esta orquesta de información óptica trabajó a lo largo de tres años, entre 1999 y 2002, y combinó más de 117 horas de observación espacial.

La imagen que resultó de este trabajo combinado nos permite una previsualización de lo que podría pasar cuando la Vía Láctea colisione con la galaxia de Andrómeda en unos cuántos billones de años. Así que podríamos afirmar que un cautivador e hiperestético escenario aguarda a nuestras conciencias.

Casi la mitad de los objetos difusos que se observan son jóvenes cúmulos que contienen decenas de miles de nuevas estrellas. La información del Hubble, revela las estrellas más antiguas de viejas galaxias en la regiones doradas, y filamentos masivos de polvo cósmico en café. La región captada en infrarrojo con el Spitzer muestra nubes de polvo tibio que son calentadas por las estrellas recién nacidas. Estas son las nubes más brillantes que vemos entre las dos galaxias originales. Finalmente los puntos brillantes en azul son cortesía del Chandra, y también son regiones de estrellas “en construcción” que contienen un cálido gas interestelar, el cual se encuentra fusionado con otros elementos como oxígeno, hierro, y magnesio, producto de la explosión de múltiples supernovas. Estos elementos pasarán a ser parte de una nueva generación de estrellas y planetas.

Así termina nuestro recorrido por esta fascinante fábrica galáctica que, como los sueños lúcidos que van tejiendo el futuro de la realidad convencional, se desdobla en un pulsante y policromático génesis: la delicada elegancia de la violencia cósmica atrapada en un mítico instante.

via Wired

Te podría interesar:

Confirman ADN extraterrestre en cráneo de niño de hace 900 años

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/08/2010

Las pruebas realizadas al cráneo del llamado “niño de las estrellas” parecen confirmar la presencia de material genético de otro planeta

Resultados preliminares de un nuevo examen genético realizado a un esqueleto de un niño que data de hace 900 años, conocido como “el niño de las estrellas”, han confirmado la presencia de ADN no humano en el hueso. Ya en 2003 se había practicado un examen similar que había permitido extraer ADN de la mitocondria, lo cual implicaba que la madre de este niño si fue humana. Sin embargo, no se había logrado recuperar su material genético nuclear, el cual resulta tanto del padre como de la madre. Esto sugería la posibilidad de que su padre no fuera humano pero la tecnología de aquel entonces no les permitió comprobar esta suposición.

Ahora, en 2010, ha habido múltiples avances en los procesos de análisis y recuperación de material genético. Estos permitieron finalmente recuperar el ADN nuclear del niño de las estrellas, y aparentemente se confirmó la presencia de material genético extraterrestre.

Muestra de gel

Afortunadamente para muchas de estas especies ya existen genomas completos de las secuencias núcleotidas, y por ello es que el ADN del niño de las estrellas puede ser contrastado con la base de datos en busca de configuraciones genéticas similares. Gracias a esto se comprobó que 265 pares de ADN corresponden perfectamente con el cromosoma humano, demostrando que parte de la genética nuclear de esta muestra corresponde a un humano. Este dato se comprueba en la primer hoja.

Las siguientes fotos de pantalla fueron tomadas de la base de datos del Instituto Nacional de Salud (NHI) de Estados Unidos. Esta base, abierta a todo público, es un archivo centralizado de “toda” la información genética recabada por científicos alrededor del mundo, y ahora esencialmente cubre la data genética que se ha registrado de todos los seres vivientes que han sido estudiados, incluyendo virus, bacterias, crustáceos, peces, animales, plantas y humanos.

Sin embargo, en la segunda hoja, confirmamos que existen otros 342 pares de ADN que no concuerdan con alguna muestra genética registrada en un ser vivo de nuestro planeta. “No significant similarity is found” es la leyenda que arroja la base de datos. Y más allá de que seguramente para muchas personas esta noticia será casi imposible de considerarse seriamente, lo cierto es que en unos años este descubrimiento podría formar parte de los textos escolares alrededor del mundo.

El grupo encargado de este descubrimiento, cuya información engloba el sitio starchildproject.com, ha enfatizado en que el resultado ha sido verificado una decena de ocasiones para eliminar probabilidades de algún error. Por esta razón confían en que en cuestión de semana o quizá un pocos meses, las autoridades científicas estarán obligadas a aceptar las pruebas que se han generado en torno al caso.

Desde hace aproximadamente una década el caso del "Niño de las Estrellas" causó polémica entre la prensa de diversos países. Al parecer el cráneo fue hallado en 1930, en Chihuahua, México. Desde 1999, año en que le fue entregado el cráneo por una pareja de Texas, el investigador Lloyd Pye se ha hecho cargo del proyecto. Con 900 años de edad y perteneciente a un niño de 4 a 5 años, muestra una dimensión cerebral mucho mayor a la de un hombre adulto, y además presenta una estructura ósea especialmente ligera pero bien conservada. Hasta ahora los escépticos han señalado que el niño podría haber padecido hidrocefalia, sin embargo habrá que esperar a ver la reacción de la comunidad científica ante este importante paso en el desarrollo de la investigación sobre este caso.

via Ufo Blogger