*

X

La deliciosa danza de la destrucción: este video muestra cómo será el fin de la Vía Láctea

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/13/2016

Como todo en el universo nuestra galaxia está condenada a un fin que, en su caso, llegará al colisionar con Andrómeda

Tan distante como ineludible es el final de nuestra galaxia. Pero no sólo podemos adherir su destino a la impermanencia a la que todos estamos sentenciados, sino que sabemos cuándo ocurrirá y de qué forma. De acuerdo con cálculos astronómicos es inevitable que en 4 mil millones de años la Vía Láctea se encontrará con Andrómeda, otra galaxia espiral. Esta colisión, que en realidad será una fusión, terminará con la existencia de ambos vecindarios estelares y dará vida a uno nuevo, más grande y ciertamente intrigante.

El tamaño de Andrómeda es mayor a nuestra galaxia y se calcula que la conforma 1 millón de millones de estrellas. Si bien esta galaxia se ubica actualmente a 2.4 millones de años luz de la Vía Láctea, la fuerza de gravedad está atrayéndolas mutuamente y sus cuerpos se acercan a una velocidad de 400 mil km/h. 

La imagen que encabeza esta nota (y que fue capturada por la NASA) muestra a ambas galaxias, una frente a otra. El siguiente video es una visualización de lo que ocurrirá una vez que las dos se encuentren y terminen fundiéndose para continuar así el ciclo perenne de la impermanencia. 

Te podría interesar:

Nuestro sol es capaz de producir una llamarada apocalíptica, según científicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/13/2016

Científicos han observado estrellas que producen "superflares", poderosos destellos capaces de arrasar con la vida

En 2012, analizando datos del Observatorio Kepler, un grupo de científicos notó que algunas estrellas tienen  la capacidad de producir un destello (superflare en inglés) de enormes proporciones, el cual en algunos casos podría destruir la vida en planetas aledaños --si es que hubiera vida. 

Después de ese descubrimiento, los investigadores se dieron a  la tarea de averiguar si nuestro sol tiene una capacidad similar. Una explosión solar como las que han sido observadas supondría una energía 10 mil veces más poderosa de lo que se registró en la Tierra con el evento Carrington en 1859, que perturbó el sistema telegráfico del planeta y que, de ocurrir en nuestra época, afectaría seriamente la cuadrilla electrónica del mismo.  

Según científicos de la Universidad Arhaus, nuestro sol sí tiene una capacidad de producir esta superflare, resultado de actividad magnética, aunque ya que no tiene un campo magnético tan grande como el de algunos de los astros explosivos que han sido observados, una llamarada escala apocalíptica sería rara, aunque posible.

Según los investigadores una superflare pequeña ocurrió en el año 775 a.C., de acuerdo con evidencia de anillos de árbol en Japón. Este evento habría sido entre 10 y 100 veces más poderoso que cualquier evento sucedido en la edad espacial, y sería un importante riesgo para nuestra tecnología. Para que ocurra algo así es necesario que una mancha solar --una zona de actividad magnética en el Sol-- ocupe más de 30% del radio total de la estrella.

Por el momento, no se puede determinar si nos tocará un evento solar tan poderoso, pero quizás si logramos vivir en el planeta cientos de miles o hasta millones de años --tal vez teniendo que hacer un "reboot" de nuestra civilización para preservar la Tierra-- sería muy probable vivir situaciones de este tipo.

 

(Con información de ScienceDaily)