*

X

90% de los billetes que circulan en EU tienen cocaína

Por: admin - 08/17/2009

Los dólares y la cocaína mantienen un obscuro y entrañable affaire; estudio comprueba que 9 de cada 10 billetes ha sido utilizado para inhalar “el demonio blanco”

dollar_cocaina_dolar Dos de los tres iconos más obscuros de la cultura occidental (junto con las armas), parece que mantienen una relación íntima: la cópula entre la cocaína y los billetes de dólar. Según un estudio realizado por la Asociación Nacional Química, y presentado durante su reunión anual en Washington, 9 de cada 10 billetes que circulan en Estados Unidos incluyen rastros de cocaína.

En algunas de las grandes ciudades como Detroit y Boston la cifra aumenta a 95%. La investigación fue llevada a cabo por científicos de la Universidad de Massachussets, quienes también examinaron billetes de otros países como Canadá, Japón y China. En el caso del vecino del norte los índices resultaron similares a los de EU, en contraste con los países asiáticos en los que se detectaron niveles de 12% en China y 20% en Japón.

dollar_cocaina_dolar

Para los investigadores esta representa una prueba irrefutable del alto consumo de cocaína en la sociedad estadounidense, un fenómeno alarmante que se suma a otros males sociales como la obesidad y la ansiedad generalizada.

Hace dos años un estudio similar arrojó que el 70% de los billetes circulando en Estados Unidos contenían rastros de esta droga,, por lo que el aumento fue considerable. En los casos de Reino Unido y España, se registraron en 2006, un 99.9% en el caso de los ingleses y un 94.5% en el caso de los españoles. Además, se encontraron otras sorpresas como heroína y éxtasis.

Aparentemente las partículas de cocaína tienen una extraña fascinación por el tejido de los billetes ya que una vez que entran en contacto con esa superficie quedan atrapadas eternamente, asi que si eres asiduo a la cocaína, tu dealer te ha quedado mal, y una extraña tristeza comianza a abrazarte, no pienses que con lamer los billetes te sentiras mejor, la sustancia jamás saldrá de ahí para entrar a tu organismo.